Los sectores ganadero, Mercosur y China están interconectados

En las exportaciones, más del 55% de la carne enviada desde América del Sur tuvo como destino China el año pasado. Otros destinos se han secado desde el inicio de la crisis sanitaria.

Uno de los webinars del Instituto de Ganadería sobre los mercados mundiales de carne vacuna y lácteos se centró en los países del Mercosur: Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay.

La producción de carne vacuna (13 millones de toneladas equivalentes en canal – Mtéc) en los cuatro países del Mercosur podría recuperarse en 2021 después de dos años de declive en 2020 (-2%) y 2019. Pero la epidemia de Covid sucedió entonces que Argentina y Brasil ya estaban en crisis. . Estos países no están preparados para salir de esto.

Debido a la falta de poder adquisitivo, los consumidores volverán a renunciar este año a comprar la mayor cantidad posible de lácteos y carne vacuna. Las exportaciones de carne de vacuno y productos lácteos también, como en el pasado, complementarán los mercados internos fallidos.

Según el Instituto de Ganadería, los países del Mercosur exportaron cuatro millones de toneladas de equivalente en canal (Mtec) de carne vacuna el año pasado, o el 40% del comercio mundial. Desde 2016, estos países han exportado 2,5 millones de toneladas métricas más de carne. Los productos que ya no se consumen se exportan. Argentina exporta ahora el 27% de su producción de carne de res en comparación con el 7% de hace cinco años. Pero el gobierno ha tomado medidas para limitar las exportaciones de carne con el fin de concentrarse en abastecer el mercado interno y combatir la inflación. En Brasil, se critica la producción de carne de vacuno porque se basa en parte en la expansión de la tierra cultivable a expensas de los bosques tropicales.

READ  Gallardo no quiere recuperar el banquillo en el Barcelona

Tomacorrientes convencionales en cuestión

Además, los países del Mercosur son menos competitivos. La constante devaluación de sus monedas ya no compensa el aumento de los costos de producción. Los precios de la carne de vacuno han aumentado constantemente desde principios de año. En Uruguay se superó el umbral de 3 EUR / kg equivalente de canal.

Los principales países con países (Rusia, Oriente Medio), que ya estaban atravesando dificultades antes de la crisis de Covid, impusieron restricciones a sus compras. En cuanto a la Unión Europea, ha reenfocado su mercado interior. De hecho, Mercosur se ha vuelto dependiente de China. El año pasado, más del 55% de la carne enviada desde América del Sur fue a China, que tiene los medios económicos para comprar carne cara.

Pero en el mercado de animales vivos, solo se enviaron 460.000 cabezas de ganado el año pasado, o 740.000 cabezas menos en tres años. Turquía ya no tiene los medios para comprar animales para abastecer su mercado interno.

Continúa la reestructuración del sector ganadero

Para la leche, el contexto es diferente. Edel aboga por una recuperación de la economía global que “estimule la demanda y por tanto los precios”. La devaluación de las monedas brasileña y argentina es un activo porque los productos exportados son más competitivos.

Sin embargo, poner fin a los programas de ayuda alimentaria puede reducir el consumo de lácteos. Además, el alma de los productores de lácteos se está exportando nuevamente. Sin embargo, los costos de los piensos importados, utilizados para alimentar a los animales, pueden reducir los márgenes de los productores si bajan los precios de venta de la leche.

READ  Mercato | Mercato-Paris Saint-Germain: ¡Nuevas enormes amenazas en el Dossier de Agüero!

En 2020, todos los países de América del Sur produjeron 65 millones de toneladas, o el 12% de la producción mundial de leche. Y exportó 616.000 toneladas de productos lácteos. Brasil es el primer país productor (36 millones de toneladas; + 2%) seguido de Argentina (11,3 millones de toneladas; + 7% en un año).

En estos dos países, el crecimiento de la producción de leche se basa en los importantes aumentos de productividad logrados en los últimos años. En Argentina, el número de vacas lecheras disminuyó un 2% en un año, pero la producción aumentó un 7% por vaca (6000 kg / año). En Brasil, la fuerza laboral se ha reducido en un 30% desde 2014, mientras que la producción de leche ha seguido creciendo.


Nuestra imagen de abajo es de Adobe Muestra la cría de vacas Nellore en Brasil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *