Vino argentino: caída de beneficios pese a fuerte demanda

(Mendoza) La demanda de vino argentino en los mercados nacional e internacional aumentó durante la pandemia. Una taza medio llena para la tira, a media asta durante cinco años, porque las ganancias, sin embargo, están disminuyendo debido a la depreciación del peso.


Maximiliano Rios y Andres La Rovere con Sonia Avalos en Buenos Aires
Medios de Francia

En la región de Mendoza, corazón de la viticultura argentina y su variedad de uva predominante, el Malbec, la crisis del Covid-19 que ha puesto de rodillas a la economía mundial ha tenido efectos paradójicos.

Aunque cerraron restaurantes y hoteles, el mercado nacional subió un 8,2% entre enero y septiembre, según el Instituto Nacional de Uva.

“Está claro que la epidemia y la contención ha permitido un mayor consumo de vino en Argentina”, dijo Gustavo López, director de Vicovita, que incluye 29 cooperativas vitivinícolas con más de 5.000 productos.

Explica este aumento por el “dinero disponible” en los hogares “que ya no se gasta en combustible ni en picnics”, pero teme que la demanda disminuya una vez que termine la crisis sanitaria.

‘Buen mercado’

Foto Andres Larouvieur, Agence France-Presse

Los mercados son inestables y dependen de los precios. Los aumentos de las exportaciones están ligados a nuestra situación cambiaria, y hoy estamos realmente baratos ”, explica Alejandro Vijel, un viñedo en Mendoza.

Otra clara señal de que la salud del sector va bien, ya que el tonelaje de exportación aumentó de 2,17 millones de hectolitros a 3,05 mm hectolitros, un aumento del 40% durante los primeros siete meses en comparación con el mismo período de 2019.

READ  Booking.com destaca la esperanza y el optimismo de los viajeros por la reanudación de las estancias

Los mercados son inestables y dependen de los precios. Alejandro Figel, un viñedo en Mendoza y dueño de varios restaurantes, dijo a la AFP: “Los aumentos de las exportaciones están ligados a nuestra situación cambiaria. Hoy estamos muy baratos”.

Sin embargo, el aumento del volumen de exportación se relaciona principalmente con vinos a granel y de bajo precio.

“La industria se encuentra en una situación muy especial, caracterizada por crecientes volúmenes de ventas y fuertes reducciones de precios tanto para los envíos al mercado interno como para las exportaciones, medidos en moneda constante, lo que se traduce en un deterioro de la facturación corporativa en general”, informe trimestral de Bodegas de Argentina. Informe de actividad, que incluye 250 fábricas de vino.

Foto Andres Larouvieur, Agence France-Presse

En el Valle de Uco, el tour de cata de vinos, que aporta el 9% de los ingresos del sector, solo recibe visitantes argentinos.

El informe indicó que en el caso de que el mercado de exportación de vino embotellado aumentara un 2,4% en los 12 meses a partir de junio de 2020, entonces los precios en dólares durante el mismo período disminuyeron un 11,4%, reduciendo la facturación en un 8%.

Esta disminución de la facturación afecta a más pequeños productores, que son menos capaces de compensar los precios más bajos en términos de volumen.

“Hoy podemos exportar, lo que no significa que vayamos a tener la misma situación en el futuro”, advierte Alejandro Figel.

El cierre neto del turismo también ha tenido un impacto negativo en las cuentas. En el Valle de Uco, el “Cellar Pass”, tour de degustación de vinos que aporta el 9% de los ingresos del sector, hoy solo recibe visitantes argentinos.

READ  Ingresos y ventas del mercado de la red global de entrega de contenido en la nube (CDN) (2021-2031) | Akamai Technologies, Amazon Web Services, Limelight Networks

“En Mendoza, el enoturismo y el enoturismo y la gastronomía se han calibrado para un cierto número de visitantes extranjeros. Hoy estamos inflados, pero trabajamos”, asegura el Sr. Vigil que, como Bodegas de Argentina, quiere creer en un mañana mejor. .

El informe apunta que “todas las expectativas globales coinciden en que la segunda mitad del año será testigo del inicio de la recuperación, aunque se necesitarán entre 18 y 24 meses para volver a los niveles anteriores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *