Vacunas COVID-19 | La Unión Europea y Londres siguen siendo escépticos sobre la obtención de patentes

(Ginebra) Un representante de esta organización comercial dijo el lunes que la Unión Europea, Gran Bretaña y Japón han mantenido sus reservas sobre el posible levantamiento de patentes para las vacunas COVID-19 en la Organización Mundial del Comercio.


Medios de Francia

En una reunión informal de la Organización Mundial del Comercio (OMC) dedicada a la Sección de Derechos de Propiedad Intelectual Comercial, se acogieron con beneplácito las propuestas para iniciar debates basados ​​en textos específicos que permitan renunciar a los DPI para las vacunas contra el coronavirus.

El funcionario dijo que muchos Estados miembros “siguen expresando dudas sobre la conveniencia de iniciar negociaciones y solicitan más tiempo” para analizar propuestas en ese sentido.

Estos países son los países de la Unión Europea, así como Australia, Japón, Noruega, Singapur, Corea del Sur, Suiza y Taiwán.

Los acuerdos dentro de la OMC deben ser apoyados por el consenso de los 164 estados miembros.

Sudáfrica e India están liderando una campaña para renunciar a los derechos de propiedad intelectual de las vacunas contra el coronavirus, para que todos los países puedan producir dosis.

Estos dos países presentaron una propuesta revisada en esta dirección, que obtuvo el apoyo de 63 estados miembros de la Organización Mundial del Comercio. Además de levantar patentes sobre vacunas, esta propuesta quiere expandirse para incluir tratamientos, diagnósticos, dispositivos médicos, equipos de protección, así como materiales y componentes necesarios para fabricar vacunas. Esta exención de los derechos intelectuales debe durar al menos tres años, antes de que el Consejo General de la Organización Mundial del Comercio decida, si es necesario, extender este período, de acuerdo con el texto de esta propuesta.

READ  Cómo los rusos cambiaron mi vida: Jonathan del Reino Unido testifica

Pero siguen existiendo diferencias sobre si la protección de los derechos de propiedad intelectual está impidiendo una respuesta eficaz a la pandemia de COVID-19 y en qué medida.

También se relaciona con la posibilidad de utilizar o mejorar las flexibilidades ya establecidas en el Acuerdo sobre el aspecto comercial de la propiedad intelectual de la Organización Mundial del Comercio, más conocido por sus siglas ADPIC.

También quedan dudas sobre la duración y el plazo de dicha renuncia a los derechos de propiedad intelectual, según explicó este funcionario.

Agregó que Pakistán, Argentina, Bangladesh, Egipto, Indonesia y Kenia se encuentran entre los países dispuestos a iniciar negociaciones.

Por otro lado, la Unión Europea dijo que la prioridad es, en cambio, aumentar la producción y levantar las restricciones a la exportación de componentes de vacunas.

Suiza, donde hay muchas empresas farmacéuticas, cree que la OMC debería explorar las flexibilidades que ya existen en el Acuerdo sobre los ADPIC antes de abandonarlo por completo.

Estados Unidos dijo que está abierto a iniciar negociaciones sobre cualquier propuesta para abordar la actual escasez de vacunas. Por su parte, China manifestó su deseo de avanzar en este expediente, ya que la propuesta inicial sobre este tema fue presentada el pasado mes de octubre.

Se celebrará una nueva reunión del Consejo de los ADPIC del 8 al 9 de junio.

Ya se han inyectado más de 1.900 millones de dosis de la vacuna COVID-19 en todo el mundo, según un recuento de AFP. Pero solo el 0,3% de este total se dio en 29 de los países más pobres del mundo, sin embargo, alberga al 9% de la población mundial.

READ  Mercado de vidrio 3D Nuevas oportunidades para el crecimiento y la expansión sostenibles 2021-2026 - Journal l'Action Régionale

Los defensores de aumentar la patentabilidad de la vacuna creen que aumentará drásticamente la producción en los países más pobres.

Los países ricos y sus industrias farmacéuticas se han opuesto durante mucho tiempo, pero sus posiciones han evolucionado a favor de cambiar la posición de Estados Unidos, y ahora está listo para considerar la posibilidad de obtener patentes. Varios países, incluida Francia, parecían haberse sumado a esta posición.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el viernes pasado durante una visita a Sudáfrica que las patentes de vacunas contra COVID-19 “de ninguna manera deberían ser un obstáculo” para inmunizar a la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *