Un grupo de música afroárabe que promueve la cohesión social en Estambul

ANKARA: Estambul está organizando una reunión especial de un año que utiliza las tradiciones musicales afroárabes para promover el entendimiento mutuo y la inclusión social en Turquía.

Desde 2019, el 24 de enero se observa como el Día Internacional de la Cultura Africana y Afrodescendiente. Un grupo único se ha arraigado en Turquía, combinando las tradiciones musicales de África y el mundo árabe.

El grupo de diez músicos combina música sufí y árabe Malla Bajo la dirección de Abdullah Kaymak. Los miembros del grupo se reúnen todos los domingos en el distrito Uskudar de Estambul, en el lado de Anatolia.

La banda se presenta en un cálido ambiente de ciudad donde los músicos, desde percusionistas, violonchelistas y violinistas hasta cantantes y ejecutantes de instrumentos musicales orientales tradicionales como el laúd y el violín. flauta y el Rabab – Y el público se sienta en círculo y charla en un espacio abierto.

Cada reunión musical se denomina MallaGratuito y abierto a todos.

Durante las sesiones se cantan cantos sufíes afroárabes tradicionales con la participación del público asistente, que actúa como un coro espontáneo.

Las canciones están extraídas del conocido repertorio musical del mundo árabe, en particular de los países del Golfo, la región del Magreb, Siria, Irak, Egipto y Libia.

La banda debutó el pasado Ramadán. Los comentarios positivos del público animaron a sus miembros a continuar con su proyecto.

Planean llegar a un público más amplio sin sacrificar las cualidades que los hacen únicos y también comienzan a recibir invitaciones para actuar en el extranjero.

Por invitación de Chishtiya Ribbat, Centro de Estudios Sufíes, actuarán en Pakistán a finales de enero y realizarán varias sesiones interactivas de Malla.

La música turca y árabe han estado interactuando durante siglos. Los instrumentos son los mismos, pero también lo son los temas, las convenciones y las tradiciones musicales”, dice el Sr. Kaymak, cantante principal y líder del grupo. Noticias árabes.

Y continúa: «Si la política regional apoya la paz, el multiculturalismo y los valores universales de las humanidades, entonces la música también se convierte en una herramienta para lograr este objetivo».

READ  El Gran Premio de Tailandia está en peligro

El Sr. Kaymak, que es de Mauritania, aprendió árabe durante sus años en Egipto, lo que le otorga un excelente dominio de las palabras y la pronunciación.

Desde su niñez recuerda varias sesiones de Malla Bajo la dirección de su padre, que traducía música del Magreb, así como himnos de la región del Golfo, Irak y Libia.

Antes de su última parada en Estambul, actuó en Medina, El Cairo, Alejandría, Jordania y Mauritania, así como en la provincia sureña de Adana en Turquía.

Hatice Gulbahar Hebesif es otro miembro del grupo. durante Mallaella juega RababEs un instrumento de madera de origen árabe, similar al laúd, que se toca sobre el arco.

“Durante estos encuentros musicales se crea un vínculo afectivo entre los músicos y el público”, dice. Noticias árabes.

Cuando conoces a alguien Mallalo invitas a la próxima reunión y la audiencia sigue creciendo.

Los que se unen Malla Sorprendido por primera vez por el carácter participativo y el ambiente único del encuentro multicultural, pero inevitablemente se apodera del poder universal de la música.

La audiencia se compone principalmente de invitados jóvenes y de mediana edad, que vienen de diferentes partes del mundo, incluidos Turquía, la región árabe, Europa y los Estados Unidos.

Como reflejo de la riqueza musical y lingüística de Estambul, la reunión se ha convertido, en los últimos meses, en una especie de atracción turística.

«La característica común de la audiencia es que no se limita a percepciones estrechas. Los espectadores están algo interesados ​​en diferentes culturas y están entusiasmados con la idea de conocer los orígenes de los demás», afirma el Sr. Kaymak.

READ  Argentina: Buenos Aires quiere atraer más franceses

Por lo tanto, nuestro perfil de audiencia está formado por aquellos que aman, en lugar de simplemente tolerar, el multiculturalismo y el multilingüismo.

Este proyecto contribuye al entendimiento mutuo en la sociedad turca, ya que árabes y africanos siempre han estado asociados con refugiados y solicitantes de asilo que pueden alterar el tejido social.

Según Hatice Gulbahar Hebesev, algunos espectadores aprenden nuevos cánticos árabes en estas reuniones y se sienten como en casa.

Las audiencias turcas aprenden nuevos himnos de los mundos africano y árabe, dándoles la oportunidad de aprender sobre nuevas culturas y enriquecer su intercambio con la gente de los países árabes. De esta forma, nuestros encuentros musicales juegan un papel importante en la inclusión social en Turquía.

Antes de unirse a la compañía, participó en varios proyectos en Estambul, donde cantó música sufí otomana, turca y de Asia Central.

En la apertura de cada reunión musical, el Sr. Kaymak suele dar un discurso y anima a la multitud a acompañarlo en la interpretación de los himnos.

“Los aplausos y la participación de la audiencia realzan la atmósfera positiva y el desarrollo armonioso de la reunión”, insiste Hatice Gulbahar Hebesev.

Cada semana se suman nuevos cantantes e instrumentistas Mallaconvirtiéndolo en un proyecto dinámico en constante evolución.

Este texto es una traducción de un artículo publicado en Arabnews.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *