Ucrania dice que atacó una base rusa cerca de la planta de energía nuclear de Zaporizhia

Kyiv | Ucrania dijo el viernes que había bombardeado una base rusa en Energodar, a poca distancia de la planta de energía nuclear de Zaporizhia, y acusó a Rusia de retirar sus armas de la planta antes de que fuera examinada por un equipo de la Agencia Internacional de Energía Atómica.

• Lea también: El G7 apunta a ganancias inesperadas en la energía rusa fijando los precios del petróleo

«En las localidades de Kherson y Energodar, los ataques precisos de nuestras fuerzas destruyeron tres sistemas de artillería enemigos y un depósito de municiones», dijo el ejército ucraniano en un comunicado, matando a varios soldados rusos.

El ejército ucraniano también afirmó que las fuerzas rusas habían evacuado «todo su equipo militar del sitio del reactor» antes de la llegada de la misión de la Agencia Internacional de Energía Atómica el jueves, gran parte de cuyo personal permaneció en la planta y siempre estuvo allí.

La planta de energía de Zaporizhia, la más grande de Europa, cayó en manos de las fuerzas rusas en marzo, poco después de que Moscú lanzara su invasión de Ucrania, y su sitio fue blanco de varios bombardeos, lo que generó temores de una catástrofe nuclear.

Kyiv y Moscú rechazan la responsabilidad de estos ataques.

El jueves por la mañana, antes de la llegada de la misión del OIEA, las autoridades ucranianas acusaron a los rusos de bombardear Energodar, la ciudad que controlan, con la intención de trasladar la responsabilidad a Kyiv.

En un mensaje de video el jueves por la noche, luego de las declaraciones preliminares del Director General de la Agencia Internacional de Energía Atómica, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, expresó su descontento, creyendo que la organización debería haber exigido la retirada de los soldados rusos de la estación.

READ  COVID-19 | Récord de contaminación en Irak tras la visita del Papa

Organismo Internacional de Energía Atómica «Presencia Continua»

“Lo principal que debe suceder es la desmilitarización del territorio de la central […]. Es una pena que aún no hayamos escuchado los mensajes apropiados del Organismo Internacional de Energía Atómica”, dijo, y señaló que eso fue “clave” de lo que acordamos con el titular del organismo, Rafael Grossi, durante la visita del experto a Kyiv el miércoles.

Después de que Kyiv fuera acusada de intentar obstruir la misión de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Rusia por su parte consideró este viernes «muy positivo» que se haya podido acudir a la estación.

“Es demasiado pronto para hacer una evaluación […]. «El equipo todavía está en la escena, por lo que aún es pronto, pero lo más importante es que la misión está ahí», dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

Y el director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, constató este jueves, tras su inspección a estas instalaciones, que la «integridad física» de la central «fue violada en varias ocasiones», subrayando que eso «es algo que no puede seguir pasando». . Sin embargo, no nombró a la parte responsable, mientras que durante semanas los rusos y los ucranianos se han acusado mutuamente de bombardear el sitio.

El Sr. Grossi reiteró que el OIEA ahora debe «establecer una presencia continua» en la planta.

En otro expediente, el del gas, el gigante ruso Gazprom anunció el viernes que el gasoducto Nord Stream, vital para el suministro en Europa, se parará «completamente» hasta que se repare la turbina, cuando originalmente estaba previsto que volviera a funcionar. Sábado después del mantenimiento.

READ  Merrick Garland, el hombre que podría acusar a Donald Trump

miedo a los gases

Gazprom dijo en un comunicado que había detectado «fugas de aceite» en las turbinas durante el proceso de mantenimiento. «Hasta la reparación […]El grupo dijo que el transporte de gas a través de Nord Stream está completamente detenido.

Rusia debía reanudar las entregas de gas desde el gasoducto Nord Stream el sábado, después de otro paro de tres días que sacudió los nervios de los europeos, que están inmersos en una carrera contra el tiempo para evitar una crisis energética este invierno.

Gazprom confirmó el viernes que descubrió estos problemas técnicos durante un examen que realizó con representantes del grupo alemán Siemens que fabrica la turbina.

Hoy temprano, el Kremlin dijo que la operación del gasoducto Nord Stream estaba «amenazada» por la escasez de repuestos debido a las sanciones contra Moscú por su ataque en Ucrania.

Desde que comenzó la intervención militar del Kremlin en Ucrania a fines de febrero, Moscú ha reducido drásticamente sus envíos de gas a los europeos, en respuesta a las sanciones occidentales masivas.

Los europeos, que dependen en gran medida del gas ruso, acusan al Kremlin de utilizarlo como palanca. Moscú lo niega, citando problemas técnicos causados ​​por sanciones o pagos atrasados.

En particular, Rusia afirma que las sanciones impiden la devolución de una turbina Siemens que fue enviada a Canadá para su reparación. Alemania, donde se encuentra la turbina, afirma por el contrario que es Moscú quien impide el regreso de este elemento esencial.

Lucha de brazos en bruto

El Grupo de los Siete, que incluye a algunas de las naciones más industrializadas del planeta, anunció finalmente el viernes que pondría fin «urgente» al precio del petróleo ruso importado para complicar la financiación de Moscú de su intervención militar en Ucrania.

READ  Directo | Últimos desarrollos del virus Corona

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, advirtió recientemente sobre una «perturbación significativa del mercado» para el petróleo crudo, una decisión que sería «segura».

El gobierno ruso también advirtió la víspera que no se vendería más petróleo a los países que implementarían la medida.

Los estados miembros del G7 aclararon el viernes que “el precio máximo se fijará en un nivel basado en una serie de datos técnicos”, alentando a una “amplia coalición” de países a participar en esta iniciativa.

En concreto, Rusia les exportará su petróleo a un precio inferior al que hoy les vende, pero seguirá siendo superior a su coste de producción para que tenga un interés económico en seguir abasteciéndolos y que no corte las conexiones.

Desde el inicio del ataque a Ucrania el 24 de febrero, Occidente ha impuesto una serie de importantes sanciones a los rusos.

De hecho, en junio, la Unión Europea optó por una prohibición gradual de las compras de petróleo ruso, estipulando específicamente el cese de las importaciones de crudo por barco en un plazo de seis meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.