Turismo rural comunitario en Argentina, un encuentro responsable con la historia de sus pueblos

En Argentina, varias comunidades indígenas y rurales se han organizado para ofrecer a los viajeros la oportunidad de conocer sus paisajes, recursos naturales, cultura o actividades productivas tradicionales.

Este tipo de experiencia fomenta un turismo responsable y respetuoso que promueve la inclusión de los pueblos indígenas como una experiencia turística innovadora, basada en el intercambio cultural y una relación responsable entre locales y visitantes.

norte

Las provincias de Salta y Jujuy son parte de la Red Espejo de Sal, una red comunitaria de proveedores ubicada en Puna Salta-Jujuy, cerca de las lagunas Pozuelos y Guayatayoc y Salinas Grandes. Más de 30 familias campesinas e indígenas invitan a sus visitantes a descubrir y participar de sus actividades cotidianas, como la siembra y cosecha de productos agrícolas, la preparación de comidas y bebidas tradicionales, el trabajo de los pastores de La Puna o el ritual. “Flor de identificación y adorno” de las palas.

playa

Wichis, Mbyá Guaranis y Tobas son algunas de las comunidades indígenas de esta región argentina, distribuidas en las provincias de Chaco, Formosa y Misiones, con las que el visitante puede descubrir edificios históricos que datan de la época de los misioneros. Franciscanos, para ir más allá de los caminos naturales, para aprender algunas palabras del idioma ancestral o para hacer artesanías, así como para practicar la pesca tradicional.

Cuyo

A 90 kilómetros de la ciudad de Mendoza, es posible compartir una satisfactoria jornada turística a la comunidad indígena de Huarpe “Paula Guaquinchay”, marcada por actividades como el cultivo de hortalizas y la elaboración de artesanías, la producción de artículos de cuero y lana, la equitación o la cría de cabras.

READ  El argentino Lisandro Martínez, defensa muy ocupado

Patagonia

En esta región del sur de Argentina, existen muchas comunidades mapuche que desarrollan el turismo rural comunitario. En la localidad de El Huecú, en la provincia de Neuquén, con Mapuche Mañke es posible aprender la técnica de tejer ponchos y degustar un cordero al fuego, mientras aprenden su idioma local. Actividades similares son ofrecidas por la comunidad mapuche Lof Wiritray, a 30 km de San Carlos de Bariloche, en la provincia de Río Negro.

http://visitargentina.site/en/

Para más información, reciba gráficos y entrevistas:
Carmela Noriega – [email protected]
Teléfono: +34 91575 71 21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *