Sebastián Borensztein, Del cine a la literatura: tango, nazismo y metanfetamina en una novela que reconstruye los años cuarenta

Sebastian Borenssten (Foto: Santiago Saverstein) Sebastian Borenssten (Foto: Santiago Saverstein)

En Montevideo, Uruguay, Sebastián Burrenstin Viaja por la ciudad con su equipo. Encuentra cadenas de sitios de Amazon que comenzarán a filmarse en unos días. “Es un proyecto muy grande, pero no puedo decirles más. Hasta que Amazon haga el anuncio oficial, no puedo Cultura d’Infobae Mantenga esta entrevista remota en secreto, y la razón de esto es otra: su acceso a la literatura adecuada. Porque si definimos la literatura como el arte de contar historias, Borensztein lo ha estado haciendo desde hace bastante tiempo, pero de otras formas: comenzó en los años 80 como diseñador publicitario, continuando como guionista, productor y director de los programas de televisión de su padre. . Tatuaje BorisSerie de televisión posterior –Garante del fin de los tiempos Malandras– Hasta que llegó al cine, donde también se formó como director. Escribió y comprendió: Y morir fundido (2005), Sin memoria (2010), Historia china (2011), Koblick (2016) y Odisea Giles (2019). Luego vino la epidemia. Luego empezó a escribir. Asi es como nací Los rusosUna novela editada por Intel Intellectual Capital, sus inicios literarios.

William Wilcox, un buscador de talentos inglés, le dijo a Alberto Rosenberg después de escucharlo cantar en un bar: “¿Qué chantajea a un artista como tú de tu edad en un lugar como este cuando el mundo es tu gran escenario?” Portino una noche de 1939. El ruso, como se dice en Rosenberg, trabaja en la tienda de seda de su suegro en Wan, pero lo que tiene es tango. El problema es que tiene 35 años con dilemas existenciales sin resolver y la sensación de que el tren del éxito artístico ha pasado antes de que llegue a la estación y que nunca volverá a suceder. Y sigue ahí, esperando, mientras la vida pasa sin sentido. Así que el inglés quedará impresionado por su voz y le propondrá que firme un contrato para ir a París. Así, la historia comienza con un golpe de suerte que distorsiona el curso de la vida. “Me gusta mucho el concepto de destino. Hay días en que pienso que las cosas se escriben a medida que las vas leyendo, hay días en que creo que las escribes mientras las revisas. Los trazos del destino siempre me mantienen despierto, y me parece que es un tema difícil de escapar para mí “.

READ  El día que Munem y Rotman corrieron juntos y llegaron a la plataforma

Entrevista a Sebastian Burrenzettin, Parte 1

“En aquel entonces, en los años cuarenta del siglo pasado, a los 35 años, yo era un hombre muy cool. Si no funcionaba, en este caso cuando él la buscaba como cantante de tango, yo estaba listo. Él comparte toda esta historia porque con un retiro de su carrera, por su decisión de dejar el tango porque ya no hay caminos posibles para él, ni en la radio ni en ningún otro lugar que les interese, un show de un talentoso scout muestra a un inglés deslumbrado diciéndole que no podría haber fallado y quiere llevarlo a París para cantar el tango La ambición es mayor que los miedos de la guerra y el ruso se embarca en esta aventura para verse envuelto en una modalidad llena de espionaje .Sin escapar de ciertos rasgos del humor, sin escapar de los hechos reales, se crea toda una trama que avanza a gran velocidad, agrega. El año pasado, y en muy poco tiempo, se vendió la primera edición. Ahora, en la calle, ahí está el segundo. “Me gustaría hacer una película con eso, pero será complicado porque es una novela de época ambientada en Argentina, Francia y Alemania: complicada de rodar”.

“La idea” proviene del hecho de que, ante todo, me encanta la historia, especialmente el siglo XX y las dos guerras mundiales. También amo mucho el tango, y cuento historias que ponen a jóvenes y personajes públicos en circunstancias completamente extrañas e inusuales. La idea de traer a un cantante de tango que, debido a su propia ambición de gloria, termina envuelto en una conspiración de espionaje global entre los nazis y los británicos, me sorprendió por ser tan atractiva. Qué Un elemento muy interesante, un descubrimiento confirmado de una nueva teoría, sigue una tesis histórica, según la cual el uso masivo de metanfetamina a nivel social en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial es una contribución a la euforia popular del nazismo. Tanto los militares como la empresa usaban un fármaco llamado Pervitin, un fármaco de venta libre que se comercializa como agente estimulante, pero era la metanfetamina la que hacía que todos corrieran en la cabeza durante mil horas. Si La historia sugiere que es imposible separar la euforia de la sociedad con el nazismo de lo que era consumir esta droga.».

READ  Agradecemos a Alexis Mac Allister por hacer que este increíble juego sea aún más divertido.

"Los rusos" (Capital intelectual), de Sebastian Burrenzettin “La rusa” (capital intelectual) de Sebastian Borenzentin

Los escritores suelen acudir al cine después de varios libros. No de la otra manera. El caso de Borensztein es más simple de lo que parece: “Quería escribir una historia que no debería ser fotografiada por mucho tiempo. Todavía estoy escribiendo lo que se llama literatura media. Tiene un proceso creativo con reglas y límites que la escritura literaria no tiene . Cuando escribes una oración en el texto, esa oración viene con complejidad y costo. No es lo mismo escribir “El hombre camina por la calle” que “El fuego consume la ciudad”. Estas dos oraciones tienen diferentes complicaciones a la hora de fotografiar Cuando los escribes en la novela, cuesta solo. La libertad creativa de un escritor que escribe una novela en comparación con un escritor que escribe un guión es inmensa. Y quería experimentar esta libertad: poder escribir sin cuestionar el costo de esta línea. Esta es una de las razones que me impulsó a escribir la novela, aparte del hecho de que fue un proceso que tuvo lugar durante la pandemia y me apegué a él para sentirme un poco más libre, para no sentirme. bloqueado. “

“En el cine, se presentan las imágenes. Todo está ahí y es definitivo. En la literatura, el lector construye la imagen más allá de la descripción de la página del libro. La imaginación funciona de otra manera, luego los detalles visuales se dejan al espectador “Es más interactivo: la capacidad de imaginar lo que te dicen”, dice. Luego, describe el proceso como “abrir el telón y entrar en otra dimensión, otra vez, otra estética, otra”. Geografía ”. No es una novela que contenga giros literarios complejos. No soy escritor a pesar de que he escrito y publicado un libro. Soy un tipo que cuenta historias y va de una manera u otra y de cualquier manera lo que busca es que la historia sea fluida y divertida para los demás.. Pero después de pasar por muchos procesos de desarrollo de películas y series y superar muchas dificultades, como filmar una película es tan complicado, han pasado años y años y años al servicio del proyecto, quería sentir esta libertad: que algo empieza y acaba en el papel ”, admite.

READ  J Balvin y su novia se convertirán en padres por primera vez

Entrevista con Sebastian Burrenzettin, parte 2

Al otro lado de la pantalla, con 57 años, experiencia significativa, una mochila llena de proyectos y ganas de seguir contándole al mundo, Sebastián Burrenstin El lector admite y el momento de la creación llega después: “Creo que la lectura es siempre un gran refugio y un gran enriquecimiento. Ahora leo menos porque estoy más dedicado al desarrollo y tengo menos tiempo, pero durante muchos períodos de mi vida he he sido muy, muy, mucho lector. Ahora no tengo mucho tiempo para leer. Antes leía tres o cuatro juntos, pero ahora sigo leyendo un libro. Me parece que la lectura es un espacio vital . La lectura ejercita la mente y la imaginación de una manera diferente a mirar una película, una serie o un documental. Me parece que es necesario tener un libro a mano. No importa cuántas veces leas y qué puedas leer. , pero es un componente esencial “.

No lo considera un arte moribundo, al contrario: “Un aficionado a los libros siempre lo hará, y nunca dejará de leer. Probablemente habrá más representaciones audiovisuales y renovación que literaria. No sé, es especulación. No sé si estás editando más contenido audiovisual que libros, pero el contenido audiovisual es más fácil: aprieta un botón, cuesta menos, se sienta y mira. El libro requiere mucho esfuerzo, pero es muy gratificante. Creo que el libro, sin ser un experto, no desaparecerá. La literatura es indispensable. Por eso disfruto mucho escribiendo Los rusosTanto es así, que me veo, dentro de mis posibilidades, escribiendo más relatos literarios. Quiero ahondar en algunas ideas, sobre todo en aras de la libertad ”. No busco la forma literaria, no tengo este camino. Más bien, busco trama y tensión para atraer al lector. No sé si escribo muy bien, pero escribo con eficacia, en cierto modo. Atractivo y carismático, sin dominar la prosa porque no me pertenece. Pero creo que vale la pena intentarlo “.

Sigue leyendo

Literatura para tu pantalla: cuando los libros aterrizan en el mundo audiovisual

“El Ruso”, la historia que inspiró a Sebastian Borenzettin a tomar un descanso del cine y lanzar su primera novela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *