Rusia afirma haber matado a «saboteadores» ucranianos, riesgo de incendio

Rusia dijo el lunes que había matado a cinco «subversivos» de Ucrania en su territorio, lo que generó temores de una invasión inminente, horas después de que ya había frustrado las esperanzas occidentales de una cumbre entre Rusia y Estados Unidos para lograr una reducción de la tensión.

• Lea también: Ucrania: los índices bursátiles rusos caen alrededor del 10%

• Lea también: Ucrania: Putin y Biden acuerdan celebrar una cumbre

Según el ejército ruso, informaron las agencias de noticias, «cinco personas pertenecientes al grupo de saboteadores y servicios de inteligencia que violaron las fronteras de Rusia fueron eliminadas». También confirmó que vehículos del ejército ucraniano entraron en territorio ruso para evacuar a sus hombres.

El Ministerio del Interior de Ucrania negó el incidente y confirmó que ningún soldado había cruzado la frontera ni había muerto.

Las afirmaciones rusas, que no pueden ser verificadas por fuentes independientes, llegan en un momento en que Kiev y Occidente acusan a Moscú de buscar una excusa -aunque sea orquestarla- para justificar una intervención militar.

Según Occidente, Moscú ha desplegado unos 150 mil soldados en las fronteras de Ucrania, tanto en Rusia como en Bielorrusia.

Poco antes, el Kremlin había arrojado esperanzas de una cumbre entre los presidentes estadounidense, Joe Biden, y el presidente ruso, Vladimir Putin, para tratar de encontrar una salida diplomática a la peor crisis entre Moscú y Occidente desde la Guerra Fría, calificándola de idea «prematura». . De tal reunión anunciada por París.

  • Escuche el reportaje de Philip Vincent Foissy y Alexandre Moranville-Ollé en QUB Radio:


Las tensiones, que han aumentado constantemente en los últimos meses, han aumentado durante tres días a medida que se multiplican los enfrentamientos en el este de Ucrania, donde las fuerzas de Kiev y los separatistas pro-Moscú se han enfrentado desde 2014. Estos últimos pidieron a Putin el lunes que confesara. su independencia y el establecimiento de una «cooperación defensiva».

READ  La escasez de gasolina se ve agravada por la 'compra de pánico' en el Reino Unido

En una señal de los esfuerzos europeos para evitar la guerra, el presidente francés Emmanuel Macron tuvo dos llamadas telefónicas el domingo por la noche con Putin y otra conversación con Biden.

El canciller alemán, Olaf Schulz, tiene previsto hablar por teléfono con el jefe del Kremlin el lunes.

Olaf Schulze.

Agencia de prensa de Francia

Olaf Schulze.

A pesar de las reticencias del Kremlin, una cumbre entre los líderes rusos y estadounidenses es «posible», estimó el lunes la presidencia francesa, instando a Moscú a «hacer su elección».

Putin le dijo a Macron el domingo que «no estaba en contra de las cumbres», pero que primero era necesario «comprender qué resultaría de ellas», anunció el jefe diplomático de Rusia, Sergei Lavrov, incluida una reunión con su homólogo estadounidense, Anthony Blinken, programada para Jueves.

Además de las tensiones, Moscú dijo el lunes que el fuego de artillería de Ucrania destruyó una dependencia de un cruce fronterizo ruso en la región de Rostov. Kiev negó categóricamente esta afirmación y acusó a Rusia de «revelar información falsa» para justificar la agresión militar.

Todas las miradas se dirigen ahora a una reunión en Moscú del Consejo de Seguridad, que reúne a funcionarios militares y de inteligencia clave, que presidió Putin el lunes.

Sobre el terreno en el este de Ucrania, los enfrentamientos continuaron el lunes, y Kiev informó de 14 proyectiles de rebeldes prorrusos, hiriendo a un soldado.

Los separatistas acusan a Kiev de preparar una ofensiva general y decretan una movilización general, mientras que el ejército ucraniano ha dicho que permanecerá en sus posiciones.

Los rebeldes informaron de la muerte de tres civiles en bombardeos en las últimas 24 horas, así como de la explosión de un depósito de municiones en la región de Novoazovsk, y acusaron a los «saboteadores ucranianos» de ser los responsables.

Sin embargo, según ellos, 21 mil personas están privadas de agua debido al bombardeo ucraniano.

Estas afirmaciones no pueden ser verificadas de forma independiente y los occidentales insisten en que forman parte de un escenario ruso destinado a tratar de justificar la intervención, ya que Moscú ha advertido en repetidas ocasiones de un «genocidio» que será orquestado por Kiev.

Rusia confirmó el lunes que al menos 61.000 personas habían sido «evacuadas» de las regiones separatistas a su territorio.

“Es la guerra, la verdadera guerra”, dijo Tatiana Nikolina, de 64 años, una de esas personas que fueron trasladadas de la región de Donetsk a la ciudad rusa de Taganrog. Desde el inicio del conflicto en 2014, «no han podido llegar a un compromiso y por eso está todo pasando».

No muy lejos, Svetlana, de 58 años, dice que está «muy cansada», pero espera poder «ir a casa».

Moscú y Kiev se culpan mutuamente por el estallido de violencia en un conflicto que ha causado la muerte de más de 14.000 personas desde que estalló en 2014, luego de la anexión de la península ucraniana de Crimea por parte de Rusia.

Los rusos se defienden de cualquier proyecto de invasión de Ucrania, pero no mencionan las razones del despliegue de decenas de miles de hombres, respaldados por tanques y otros lanzacohetes.

READ  Arabia Saudita | Biden ha leído el informe sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi

Por otro lado, el Kremlin pide el fin de la política de expansión de la OTAN y su retirada de Europa del Este, exigencias rechazadas por Occidente.

Este último había amenazado a Moscú con sanciones devastadoras en caso de un ataque a Ucrania, y las amenazas se apoderaron de Rusia.

firma con eso Para preocupación del mercado, los índices bursátiles rusos cayeron alrededor de un 10% el lunes por la tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.