Reunión en Arizona | Los partidarios de Trump todavía están obsesionados con sus acusaciones de fraude

(Florencia) Después de asistir a 40 mítines de Donald Trump, Jonathan Riches está completamente convencido de que las últimas elecciones presidenciales de EE. UU. fueron «robadas» a su héroe.

Publicado a las 4:12 pm.

como griffiths
agencia de medios de Francia

Una convicción compartida por los miles de personas que, como él, esperaron horas el sábado en un campo polvoriento de Arizona el discurso del expresidente, a pesar de los deseos de los líderes del Partido Republicano. Concéntrese mejor en las elecciones legislativas intermedias previstas para noviembre.

“Amamos a nuestro presidente: el presidente Trump lo llamó porque sigo pensando que es mi presidente”, dijo Riches, de 44 años, antes de que el multimillonario republicano subiera al escenario de esta reunión pública.

FOTO ROSS D. FRANKLIN, Associated Press. foto de Ross D. franklin

El expresidente Donald Trump en su mitin el sábado por la noche

En este pequeño pueblo de Florencia, a unos 100 kilómetros de Phoenix, algunos llegaron desde muy lejos y varios días antes —Jonathan Riches de Florida, 3500 kilómetros—, disfrutando de un ambiente de feria con amigos que acuden de todo el país como Jennifer Winterbauer de Florida. Texas.

«Todos aquí son parte de la familia», dice ella.

Los oradores en el mitin ventilaron los leitmotiv habituales de Trump: el presidente Joe Biden estaría «perturbado», los medios de comunicación «falsos», fronteras supuestamente «abiertas»… pero, sobre todo, las elecciones de noviembre de 2020 empañadas por el «fraude».

«Podrido hasta la médula»

Sin embargo, los principales republicanos están tratando de romper con esta narrativa que el expresidente escribió durante más de un año.

READ  [EN DIRECT] El tercer día de la guerra en Ucrania: aquí están todos los acontecimientos

Su líder en el Senado, Mitch McConnell, acudió esta semana en ayuda de uno de sus colegas, Mike Rounds, quien admitió la derrota del magnate inmobiliario.

“Estoy de acuerdo con él”, dijo el influyente senador tratando de reenfocar la atención de su partido en el historial de Joe Biden, cuyo primer año en el cargo se ha visto dificultado por el COVID-19, la inflación y las luchas internas demócratas.

Pero el control de Donald Trump sobre la base partidista no facilita su trabajo.

FOTO ROSS D. FRANKLIN, Associated Press. foto de Ross D. franklin

Una encuesta de este mes indicó que alrededor del 40% de los estadounidenses creen que la elección se ha resuelto.

«Tenemos que responder a 2020», insiste Jennifer Winterbauer, de 49 años. De lo contrario, tendremos el mismo problema.

Para ella, «Como dice Trump, cuando robas un banco, te atrapan. No puedes quedarte con el dinero o salirte con la tuya».

En el escenario, los oradores se suceden y repiten teorías de conspiración sobre este presunto fraude presidencial, que aún no ha sido respaldado por ninguna evidencia.

«Esta elección estuvo podrida hasta la médula», dijo Paul Gosar, por ejemplo, en la Cámara de Representantes.

Y cuando el propio Donald Trump finalmente habló, enfrentó a las personas «inteligentes» y «fuertes», que apoyan sus afirmaciones sin fundamento, contra las «horribles» y «débiles».

“Si realmente prestamos atención a los hechos, las diferentes auditorías, la información diferente, vemos muy claramente ‘la boleta no fue ‘legítima’”, dice Will Garrity, quien vino de Houston, Texas, mientras múltiples análisis independientes y consultas legales todos confirmaron la validez de la victoria de Joe Biden

READ  Covid-19 | El Secretario General de la ONU denuncia el "nacionalismo de las vacunas"

Una encuesta de este mes indicó que alrededor del 40% de los estadounidenses creen que la elección se ha resuelto.

“Si seguimos mirando hacia atrás y pidiéndole a nuestra gente que no vote porque hay fraude, estamos creando una gran desventaja”, explicó el senador Mike Rounds en ABC News.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.