¿Qué se debe recordar del documental de Netflix sobre Pelé?

¿Qué se debe recordar del documental de Netflix sobre Pelé?

¿Qué se debe recordar del documental de Netflix sobre Pelé?

Netflix destaca un largometraje documental sobre King Pele. El ejercicio es arriesgado, pero es parte de la ambición del gigante estadounidense de imponer su narrativa e impronta en toda la cultura popular mundial. En definitiva, Pravda con estilo, talento y muchos recursos. ¿Qué tal la puntuación para el mejor futbolista de todos los tiempos?

Charles Biggie escribió: “Los fundadores primero. Los beneficiarios vienen después”. La leyenda de Pelé está grabada durante su vida, y el brasileño sigue ahí para transmitirla a pesar de su edad y su silla de ruedas. Su mito está particularmente grabado en la memoria colectiva en un momento en el que, por fin, todo quedó escrito para que el fútbol se convierta en una verdadera religión laica. Prometeo estuvo bajo la mirada de la primera transmisión de televisión mondovisión. El héroe de la serie. El tema ideal para el podio de Estados Unidos.

No había profetas, sino un rey, que entendería al que había leído el Antiguo Testamento. Dios llegaría, desmoronándose desde Argentina para descansar a ambos lados del Vesubio napolitano. Toda la película, el tema dramático de la hora, la comparación con Maradona es central en la mente, al menos para aquellos a los que les gusta creer que el fútbol puede tocar el cielo tanto como deslumbra a los ojos. Pero volvamos a esta película. La bola redonda tenía la suya propia, negra, brasileña, brillante. Un hombre cambió ligeramente el mapa del mundo colocando el sur en la parte superior, como Bruce Lee o más tarde Bob Marley. Este ícono sigue vivo, tocando tambores al principio y al final en uno de esos pequeños pasos donde recogía unos centavos puliendo zapatos. Operación fácil y eficiente.

En tres actos

Para Netflix, era imposible perderse. Después del éxito El ultimo baile Dedicada a Michael Jordan, la saga deportiva más popular del mundo tuvo que estar marcada con el sello Red N. El saber hacer es innegable. La búsqueda de fotos, películas y obras icónicas es increíble. En los créditos, casi nadie falta. La narrativa construida básicamente en torno a las Finales de la Copa del Mundo, que pueden hablar más que internacionales, se desarrolla en un notable vórtice de gradiente en tres actos dignos de la tragedia griega. El nacimiento de 1958, el otoño de 1962, la apoteosis compensatoria de 1970. En conclusión
Lea el resto del artículo en SoFoot.com

READ  Mulhouse Lebobe: ¡Los grandes festivales vuelven este verano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *