Presidencial en Brasil | Choque entre Lula y Bolsonaro

(Río de Janeiro) Brasil estaba en pleno apogeo el domingo, ya que 156 millones de votantes emitieron sus votos en una elección presidencial con tensión que Lula espera ganar en la primera vuelta contra el actual presidente Jair Bolsonaro, quien puede impugnar el resultado.

Publicado a las 7:50 am
Actualizado a las 12:09 p. m.

Pascal Troiloud y Louis Ginot
agencia de medios de Francia

Los dos principales candidatos votaron en las urnas temprano en la mañana, poco después de la apertura de las urnas, y muchos brasileños se presentaron con los colores de su candidato favorito, amarillo verdoso para Bolsonaro y rojo para Luiz Inacio Lula da Silva.

El expresidente de izquierda (2003-2010), de 76 años, votó en São Bernardo do Campo, un suburbio de clase trabajadora de São Paulo donde se hizo conocido como líder sindical.

«Para mí, esta es la elección más importante», dijo el ex trabajador siderúrgico, quien está en su sexta carrera presidencial para buscar un tercer mandato, doce años después de que dejó el poder con una popularidad récord.

Agencia de fotografía France Press

Un partidario de Jair Bolsonaro le da un abrazo durante un desfile en Joinville el sábado.

“No queremos más odio y disensión. Queremos un país que viva en paz.

Poco después de la votación en Río de Janeiro, Bolsonaro, de 67 años, vestía la camiseta amarilla y verde de la selección nacional de fútbol con un chaleco antibalas debajo, lo que generó dudas adicionales sobre una posible disputa sobre el resultado.

Si las elecciones son limpias, no hay problema. ¡Que gane el mejor! dijo el jefe de estado.

READ  Difundir información falsa | Corte Suprema de Brasil ordena investigación de Bolsonaro

A mediodía, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, confirmó que la votación se desarrollaba «sin problemas, con total tranquilidad», y quiso «reconfirmar la confiabilidad y transparencia» del sistema. Las urnas electrónicas, criticadas regularmente por Jair Bolsonaro.

FOTO MIGUEL SCHINCARIOL, AFP

Luiz Inácio Lula da Silva saludó a la multitud en un mitin en Sao Paulo el sábado.

La última encuesta del instituto de referencia Datafolha le dio a Lula una larga ventaja en la primera vuelta, con el 50% de los votos frente al 36% de Bolsonaro.

«período de caos»

Largas colas se formaron desde la madrugada en los colegios electorales, especialmente en Brasilia.

«Soy cristiano, voto solo por los candidatos que están de acuerdo con lo que está escrito en la Biblia, entonces voto por Bolsonaro», dijo Aldesi dos Santos, de 40 años, ama de casa entrevistada por AFP en la capital brasileña.

Pero en Río de Janeiro, Kaia Ferrari, jubilada de 67 años, pronunció unas palabras escuetas: «Odio a Bolsonaro».

«Como mujer negra, voté por una candidata comprometida con la lucha contra la discriminación», dijo Lucia Estella da Conceição, una lulista jubilada que votó en São Paulo.

«Vivimos en una época de caos, y espero que todo esté bien hoy y que no haya disturbios», agregó.

Se han instalado algunos colegios electorales en lugares inusuales, como un hotel de lujo en la playa de Copacabana en Río.

«Es la primera vez que voto en un hotel. Es bueno para los turistas ver que estamos en una democracia, o al menos luchamos para protegerla», dijo a la AFP la votante Juliana Trevisan, de 32 años.

Seguridad mejorada

En esta elección crucial para el futuro de la joven democracia de Brasil, la onda expansiva de la cumbre de Lula Bolsonaro relegó a los otros nueve candidatos al lugar de la prórroga.

«La pregunta es si habrá una segunda vuelta o no y es imposible de predecir», dijo a la AFP Adriano Loreno, analista de la consultora Prospectiva.

La victoria de Lula sería un regreso inesperado después de cuatro años de su polémico encarcelamiento por sospechas de corrupción.

Su campaña pidió un «voto significativo» para una victoria en la primera ronda. Esto le ahorraría otras cuatro semanas de polémica campaña hasta la segunda vuelta el 30 de octubre.

La segunda vuelta podría permitir que el populista Bolsonaro galvanice sus fuerzas y encuentre un nuevo impulso.

Y publicó en su cuenta de Twitter mensajes de apoyo de sus pocos aliados como el astro del fútbol Neymar o el expresidente estadounidense Donald Trump, que llamó a los brasileños a «reelegir a uno de los más grandes presidentes del mundo».

Loreno dijo: «Creo que Bolsonaro desafiará el resultado si pierde, pero eso no significa que tendrá éxito. La comunidad internacional se dará cuenta del resultado rápidamente».

Muchos temen una reconfiguración brasileña del ataque al Capitolio de Washington en 2021 tras la derrota de Trump.

El ejército no mostró signos de malestar y Estados Unidos dijo que monitorearía las elecciones de cerca, mientras que más de 500,000 agentes de la ley se movilizaron para garantizar la seguridad.

El domingo, los brasileños también eligen a 513 diputados federales, un tercio de los 81 senadores y 27 gobernadores estatales, así como a sus diputados regionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.