Portugal pide ayuda internacional tras verse abrumado por la crisis del Coronavirus

Portugal, que ha sido el epicentro de la epidemia de coronavirus en Europa en los últimos días, ha pedido ayuda internacional para aliviar los hospitales sobre saturados, pero según varios expertos, el país estuvo este martes a punto de alcanzar el pico de esta tercera ola. .

Lea también: En todas partes reabren tiendas y restaurantes en el distrito naranja

Lea también: Directo | Los últimos desarrollos sobre el Coronavirus

Una vez que se cruzó el umbral de 300 muertos en 24 horas, las imágenes de ambulancias haciendo fila durante horas frente al hospital más grande de Lisboa llevaron al gobierno a buscar ayuda.

Después de “varios contactos bilaterales”, el director ejecutivo socialista confirmó la tarde del lunes la aceptación de la “oferta de cooperación hecha por el gobierno alemán para fortalecer la respuesta al COVID-19”.

Y el ministro de Defensa alemán, Angriet Kramp-Karenbauer, ya había anunciado el miércoles el envío de ocho médicos calificados y personal de enfermería, además de unos 150 dispositivos de bombeo y 150 camas médicas.

El canciller austriaco, Sebastián Kurz, dijo este fin de semana que su país está listo para recibir pacientes en cuidados intensivos, y desde la vecina España, la región fronteriza de Extremadura también anunció este martes su disposición para contribuir a este esfuerzo.

Agencia de prensa de Francia

Fuera del pequeño país, Portugal ha sido durante varios días el país más afectado por la epidemia de coronavirus en un período de dos semanas, en términos de muertes y nuevos casos en comparación con su población de 10 millones.

READ  Directo | Los últimos desarrollos sobre el Coronavirus

El primer ministro Antonio Costa admitió que los hospitales del país están bajo una “tremenda presión”. El número de muertos desde el inicio de la pandemia el lunes es de casi 13.000, incluidas más de 5.500 solo en enero.

En el Hospital Santa María de Lisboa, uno de los dos más grandes del país, se atendieron el martes 333 pacientes para un total de 350 camas designadas para pacientes con COVID-19, según una fuente del hospital. Pero solo había seis lugares de cuidados intensivos disponibles.

Agencia de prensa de Francia

Otro hospital, que atiende a los municipios de Amadora y Sintra, en las afueras de la capital portuguesa, se encontraba todavía en una situación “muy complicada” tras sufrir días de caos tras la falta de presión en la red de distribución. El oxígeno es muy necesario, según otra fuente hospitalaria.

Durante un incidente el pasado martes, el hospital alcanzó un récord de 363 pacientes tratados por COVID simultáneamente, tres veces la capacidad máxima estipulada en el plan de emergencia.

Agencia de prensa de Francia

Unos 150 pacientes tuvieron que ser ventilados con paquetes portátiles y más de un centenar de ellos fueron trasladados de urgencia a otros hospitales, por ejemplo, agravando el hacinamiento en la emergencia de Santa María, que al mismo tiempo puso en marcha un sistema de pre-triaje para los pacientes.

En total, el país contaba este lunes con 6.869 pacientes hospitalizados, de los cuales 856 se encontraban en cuidados intensivos.

READ  Minnesota: renuncia de la mujer policía y su jefe

Después de que Portugal sobrevivió a la primera ola de la pandemia, le resultó más difícil contener la segunda ola, al restringirse a la contención parcial.

Luego, después de que se suavizaron las restricciones navideñas y la llegada de la alternativa británica más contagiosa, el país fue golpeado por una explosión de nuevos casos y el gobierno decidió imponer un segundo cierre general a mediados de enero, pero cerró las escuelas después de solo una semana.

“La contención estricta debería haber comenzado antes de Navidad, como lo han hecho otros países”, dijo a la AFP el virólogo Pedro Simas, del Instituto de Medicina Molecular de Lisboa.

Agencia de prensa de Francia

Según él, Portugal estuvo expuesta a esta tercera ola mientras que la segunda dejó el nivel de contagio aún muy alto.

Añadió que “Portugal es ahora el peor país del mundo, pero ya estamos viendo señales positivas”, explicando que “el número de nuevos casos diarios se está estabilizando, con tendencia a la baja”.

Según otros expertos citados por el diario Publico este martes, algunas zonas del país ya han alcanzado su pico de contaminación diaria y la región de Lisboa debería seguirlas en los próximos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *