Pertenencia a la OTAN: Erdogan vuelve a amenazar a Suecia y Finlandia

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, volvió a amenazar con impedir que Suecia y Finlandia se unan a la OTAN, menos de 48 horas después del acuerdo entre los tres países.

• Lea también: Moscú anuncia el nuevo Telón de Acero

• Lea también: Montreal albergará el Centro de Investigación Climática de la OTAN

• Lea también: Trudeau asistirá a la cumbre del G20 en Indonesia incluso si Putin va allí

En declaraciones a la prensa al término de la cumbre de la OTAN en Madrid, llamó a los dos países escandinavos a «involucrarse» en la lucha contra el terrorismo o arriesgarse a enterrar el memorándum firmado el martes por la noche.

Ankara bloquea desde mediados de mayo el proceso de expansión en los dos países, acusándolos de proteger a los combatientes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), a los que cataloga como movimientos terroristas.

Pero el martes por la noche, los gobiernos de Turquía, Suecia y Finlandia firmaron un memorando de entendimiento que abre el camino para que los dos países escandinavos se unan a la OTAN.

El presidente turco habló, el jueves, por primera vez desde el sorpresivo fichaje. y establecer sus condiciones.

“Si cumplen con su deber, los someteremos [le mémorandum] para que el Parlamento lo apruebe y advirtió que “si no lo hacen, no podremos enviarlo al Parlamento”.

Un alto diplomático turco en Washington confirmó que la adopción podría tener lugar a fines de septiembre y podría esperar hasta 2023, cuando el parlamento entre en receso el viernes.

Erdogan se refirió a la «promesa» de Suecia de entregar «73 terroristas». Prometieron que los llevarían de regreso. Está en los documentos escritos. Agregó sin más detalles.

READ  Canadá, a su vez, anuncia "una serie de sanciones económicas" contra Rusia

«chantaje»

Estocolmo respondió el jueves por la noche recordando que sus decisiones sobre extradición están sujetas a una justicia «independiente».

«En Suecia, la ley sueca se aplica a tribunales independientes», dijo el ministro de Justicia, Morgan Johansson, en un comunicado enviado a la AFP.

Insistió en que «las personas no suecas pueden ser extraditadas a solicitud de otros países, pero solo si esto es compatible con la ley sueca y el Convenio Europeo de Extradición».

Recep Tayyip Erdogan no dio detalles el jueves de las 73 personas atacadas, pero Ankara exige desde hace varios años la extradición de los activistas kurdos o cercanos al movimiento Gulen exiliados en Suecia.

El jefe de Estado turco también llamó a Finlandia y Suecia a «completar sus leyes» respecto a la presencia en sus tierras de miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que operan en las fronteras de Turquía en el norte Irak y Siria.

“Lo que importa es que se cumplan las promesas hechas a Turquía”, insistió.

En foco en la apertura de la cumbre de Madrid, cuando el presidente turco amenazó con vetar la adhesión de los dos países, el presidente turco finalmente volvió a hacerlo.

En los pasillos de la cumbre, una fuente diplomática europea no dudó en hablar del «chantaje» al jefe de Estado turco, que el jueves ocupó oficialmente el escenario de la mayor sala de prensa de la cumbre, sucediendo al presidente de la Casa Blanca. Joe Biden. .

«derecho internacional»

Según el memorándum firmado, este martes Turquía elevará su veto a la adhesión de los dos países del norte a la OTAN a cambio de su cooperación respecto a los miembros de los movimientos kurdos implicados.

READ  Brasil | Más de 100 mil casos nuevos en 24 horas por primera vez

Al día siguiente, Ankara ya había declarado su derecho, y exigió a Suecia y Finlandia la extradición de 33 «terroristas».

Todos son miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, que Ankara y sus aliados occidentales consideran una organización terrorista, o miembros del movimiento fundado por el predicador Fethullah Gulen, al que Erdogan acusa de instigar el intento de golpe de julio de 2016.

La solicitud fue recibida con frialdad en Helsinki y Estocolmo.

«Todos estos problemas ya se han resuelto en Finlandia», comentó el presidente finlandés, Sauli Niinisto.

Por su parte, el Ministerio de Justicia finlandés afirmó que “no ha recibido ninguna nueva solicitud de extradición de Turquía en los últimos días”.

Por su parte, la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, prometió el miércoles «una estrecha cooperación con Turquía con respecto a las listas de [combattants] partido de los trabajadores del Kurdistán».

“Pero, por supuesto, seguiremos respetando las leyes suecas e internacionales”, agregó en un mensaje publicado en Instagram.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.