Periodista francés asesinado en Ucrania | Manifestaciones de la «guerra contra la información»

Un periodista del canal BFM de Francia fue asesinado el lunes en Ucrania, donde los ataques a la libertad de prensa atribuidos a las fuerzas rusas se multiplican hasta el punto de parecer una «verdadera guerra contra la información», informa RSF (Reporteros sin Fronteras).

Publicado a las 5:00 am

Marcos Tebodeau

Marcos Tebodeau
Periodismo

Según su empleador, Frédéric Leclerc-Imhof estaba «siguiendo una operación humanitaria a bordo de un vehículo blindado» en la ciudad de Donbass que había sido objeto de un intenso bombardeo ruso cuando ocurrió el fatídico ataque.

Fragmento atravesó una ventana, hiriendo al hombre de 32 años en el cuello. Otro periodista que lo acompañaba, Maxime Brandstetter, resultó levemente herido.

“A quienes llevan a cabo la difícil tarea de informar en los teatros de operaciones, quisiera reiterarles el apoyo incondicional de Francia”, anunció el presidente Emmanuel Macron en un mensaje de solidaridad transmitido en su cuenta de Twitter.

La ministra francesa de Asuntos Exteriores, Catherine Colonna, pidió una «investigación exhaustiva» «lo antes posible para arrojar luz sobre las circunstancias de la tragedia». Ella culpó directamente al ejército ruso, que ahora está a la ofensiva en Donbass, por lo que considera un «crimen».

Foto de Edgar Sue, Reuters

La ministra de Asuntos Exteriores de Francia, Catherine Colonna, en Kyiv el lunes.

Reporteros sin Fronteras, que sigue de cerca la situación, informó que el periodista de BFM fue el octavo trabajador de noticias en morir tras la invasión lanzada por el presidente ruso Vladimir Putin el 24 de febrero.

Denuncia ante la Corte Penal Internacional

La muerte de Leclerc-Imhoff se produjo cuando la Organización para la Libertad de Prensa anunció la presentación de una nueva denuncia contra Rusia ante el Fiscal de la Corte Penal Internacional.

READ  Biden quiere restaurar las protecciones a las especies en peligro de extinción que Trump eliminó

En apoyo a este proceso, el secretario general de Reporteros sin Fronteras, Christophe Deloire, enfatizó que el Estado “está demostrando su voluntad de controlar la información y silenciar a quienes tienen un discurso diferente a la propaganda oficial, recurriendo a la violencia que caracteriza a la guerra”. crímenes». .

Está particularmente preocupado por el hecho de que al menos dos docenas de periodistas que trabajan en Ucrania han sido atacados «deliberadamente» con armas de fuego o fuego de artillería en los últimos meses.

La concentración de los combates en la región de Donbass tuvo el efecto de reducir el número de incidentes de este tipo, pero no evitó que los secuestros, el aislamiento y las amenazas contra los periodistas «siguieran al mismo ritmo».

Estos hechos persiguen siempre el mismo objetivo: inducir al periodista oa los medios a cesar sus actividades o ponerse al servicio de la propaganda rusa.

Reporteros Sin Fronteras

Una cincuentena de periodistas de un medio de comunicación fueron retenidos en Berdyansk durante varias horas, además de ser golpeados por fuerzas rusas que querían obligarlos a cooperar.

Muchos de los secuestros terminaron trágicamente, según la organización, que menciona en particular el caso del periodista ucraniano Max Levin. Su cuerpo fue encontrado tres semanas después de su desaparición en la región de Kyiv, con dos balas en la cabeza, según las autoridades ucranianas.

Reporteros sin Fronteras también quiere que la Corte Penal Internacional investigue los esfuerzos rusos contra la infraestructura de telecomunicaciones. La primera denuncia presentada en marzo indicó que torres de transmisión distribuidas en media docena de ciudades habían sido bombardeadas, lo que perjudicó temporalmente el trabajo de muchos medios de comunicación.

READ  ¿Cómo gestionan los medios de Quebec la seguridad de sus equipos en Ucrania?

El Comité para la Protección de los Periodistas, que el lunes pidió a las autoridades rusas y ucranianas que arrojaran luz sobre las circunstancias que llevaron al asesinato de Frédéric Leclerc-Imhoff, también está preocupado por el impacto del conflicto en los medios.

Su muerte es otro ejemplo del terrible efecto que tuvo la guerra rusa en Ucrania en los no combatientes. Los periodistas son civiles que muestran un coraje único al cubrir lo que sucede en las zonas de guerra. El director de la organización, Robert Mahoney, indicó que nunca deben ser atacados por su trabajo.

Lee mas

  • 50
    Número de ataques contra periodistas registrados desde el comienzo del conflicto en Ucrania que pueden calificarse como “crímenes de guerra”

    Fuente: Reporteros Sin Fronteras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.