Murió Hebe de Bonafini, la figura icónica y controvertida de los derechos humanos

Hebe Pastor de Bonafini nació dos veces. El 4 de diciembre de 1928, primero, en un barrio popular de Ensenada, 60 kilómetros al sur de Buenos Aires. Luego en 1977, cuando desaparecieron sus dos hijos, estudiantes y militantes comunistas; primero Jorge, el hijo mayor, en febrero, luego Raúl, en diciembre. Dónde están ? Sin noticias, sin respuesta de las autoridades -la Argentina está en manos de una junta militar desde 1976-, Hebe de Bonafini, bajo su apellido de casada, se sumó, ese año, a otras mujeres que se concentraron en la Plaza Mai, frente al edificio presidencial. palacio, en Buenos Aires, para exigir la verdad sobre el destino de sus hijos. Un compromiso espontáneo que marcará su vida tanto como la argentina, hasta en su rostro más polémico.

«Nuestros niños [disparus] nos dio a luz», no duda en resumir la que, hasta su muerte el 20 de noviembre de 2022, a los 93 años, presidió la Plaza de las Madres de Mayo. La asociación lucha, entre otras cosas, por la justicia tras la muerte (o desaparición) de 30.000 personas durante la dictadura, según organizaciones de derechos humanos.

«Hebe de Bonafini deja un legado enorme. Encarnó la lucha de las Madres de la Plaza de Mayo, que representa el primer y más profundo ataque a la dictadura. Podemos decir que participó en la caída de la junta»cree Ulises Gorini, autor de una biografía fotográfica (Los caminos de la vida, 2022, sin traducir) sobre lo que los argentinos llaman «Hebe». Su imagen pública es inseparable de su pañuelo blanco atado a la cabeza, que simboliza los pañales rotos de los niños, un símbolo rápidamente apoyado por las Madres de Place de Mai después de su primera reunión el 30 de abril de 1977.

READ  Lo que debes saber sobre la guerra de criptomonedas de la selección argentina con Socios

«Nunca paré»

“Madres se reúnen en el momento más cruel y represivo de la dictadura. Hebe de Bonafini es un icono. Su valentía, su fuerza de carácter la llevaron a ser elegida presidenta por sus compañeros.cuando se formalizó la asociación en 1979, describe Marianela Scocco, historiadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). «Hace de su dolor una pelea», continúa el especialista académico de la asociación. Fue Hebe de Bonafini quien, durante el Mundial de 1978, organizado y ganado por Argentina, y junto a otras Madres, luchó por desviar la mirada de las cámaras extranjeras hacia los abusos del régimen. Su lucha y figura trascienden las fronteras de su país. Desde 1979 ha viajado a Europa y Estados Unidos.

Todavía tienes el 63,39% de este artículo para leer. Los siguientes son solo para suscriptores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.