Mujeres de ciencia en la Universidad de Ottawa asesorando a la próxima generación | Periódico

Érase una vez, cuando el mundo es más equitativo, diverso e inclusivo, los días de concientización como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia el 11 de febrero pueden no ser necesarios. Hasta entonces, celebremos a la mujer que ha abierto las puertas para las generaciones venideras e inspire a quienes planean seguir sus pasos.

Con motivo de la ocasión, pedimos a cinco profesores e investigadores que dijeran algunas palabras para motivar a los estudiantes que desean seguir carreras en el campo de las ciencias. Esto es lo que respondieron.

Retrato de Josephine Etua

Profesora y Jefa de la División de Prevención y Manejo del VIH en Mujeres Negras en la Red de Tratamiento del VIH en Ontario
Facultad de Enfermería, Facultad de Ciencias de la Salud


Los estudios muestran que hay pocas mujeres en las ciencias, especialmente mujeres negras y mujeres de color. Sin embargo, representamos la mitad de la población mundial. Los estudios también muestran que esta falta de diversidad es perjudicial para el descubrimiento. La diversificación de la comunidad científica permitirá considerar mejor los intereses del público en general.

Lisa Manning, una apasionada defensora de la igualdad de género en las ciencias, ofrece un ejemplo revelador:

“Cuando mis hijos eran bebés, no estaba contenta con los extractores de leche en el mercado. Hoy en día, hay excelentes modelos creados por ingenieras, pero tampoco están satisfechas con la oferta del mercado”.

Necesitamos sus opiniones y voces para ayudar a diversificar la comunidad científica mundial. Necesitamos figuras femeninas destacadas, mentoras, líderes y campeonas en las ciencias para reducir la desigualdad financiera entre los sexos, crear mejores lugares de trabajo y enriquecer nuestro futuro colectivo.

Retrato de Nafissa Ismail

Profesor Asociado y Titular de la Cátedra Universitaria de Investigación en Estrés y Salud Mental
Director del Laboratorio de Inmunoestrés Nervioso y Endocrino (NISE)


En todo el mundo, la ciencia sigue siendo un campo dominado por los hombres. Datos recientes de las Naciones Unidas indican que menos del 30% de la investigación mundial es realizada por mujeres. La brecha de género es mayor en algunas disciplinas, como la ingeniería, la informática y las ciencias físicas, y las mujeres en particular están menos representadas.

READ  "Es fundamental hablar de ello, salir, seguir adelante".

Esta disparidad es el resultado de muchos años de discriminación de género y falta de reconocimiento. Sin embargo, a pesar de los obstáculos, muchas mujeres han hecho contribuciones históricas a la ciencia, que nos han ayudado a comprender mejor el mundo que nos rodea. Las historias de estas mujeres nos muestran que debemos abordar los problemas de frente.

Como niñas y mujeres en la ciencia, debemos conocer a quienes nos han precedido y compartir sus historias. Si un área en particular despierta su interés, ¡encuentre a las mujeres que dejaron su huella allí y convoque su iluminación!

Debemos continuar el trabajo que hacen estos modelos y trabajar juntos para cambiar el estado de cosas y crear conciencia sobre los obstáculos en nuestro camino. Necesitamos dejar de lado ese sentimiento de sospecha, mantenernos apasionados, trabajar duro y tener suficiente confianza en nosotros mismos para dar los pasos necesarios para alcanzar nuestras metas profesionales en ciencia. ¡Nos debemos a nosotros mismos hacer este viaje! ¡Se lo debemos al mundo entero!

Foto de Rashmi Venkateswaran

Profesor Titular y Coordinador de Laboratorio Universitario, Departamento de Química y Ciencias Biomoleculares


Mi consejo para las mujeres que se están embarcando en estudios de ciencia e ingeniería es que amen su campo.

Muchas personas toman sus decisiones profesionales por razones equivocadas. Tal vez el campo te motiva o conoces a alguien en él. Quizás esta sea un área que ofrece buenas perspectivas laborales o buenos salarios. Pero, de hecho, la única razón que debería motivar su elección es la pasión. Si eres un apasionado de lo que haces, estarás feliz de venir a trabajar todos los días.

Como mujer, es imperativo que ame lo que hace. Muchas mujeres sienten que tenemos otras expectativas de ellas, como el matrimonio, tener hijos, cuidar la familia y el hogar, por nombrar algunas. Cuando se suma a todo el estrés de la vida cotidiana, el trabajo puede volverse estresante.

READ  Ciencia ante los retos del Coronavirus, impaciencia y conspiración | Coronavirus

Pero si disfrutas lo que haces, potencialmente puede ser una gran fuente de placer y motivación, y nada te detendrá: harás todo lo que esté a tu alcance para ejercer tu profesión.

Me encanta enseñar química. Se lo haré saber a cualquiera en cualquier lugar, en cualquier momento. Cualquier buena oportunidad para enseñar, en mi opinión. Encuentro tiempo para hacer mi trabajo, incluso si a veces eso significa que tengo que trabajar a las 3 de la mañana. ¡Espero que todos tengan la oportunidad de encontrar un área que les entusiasme!

Foto de Taylor Jamison

Estudiante de doctorado, Universidad de Ottawa
Centro innovador de investigación del cáncer
Instituto de Investigación del Hospital de Ottawa


Mi consejo para todas las mujeres que planean una carrera en ciencias es que se den cuenta de que dudar de nuestras capacidades es nuestro mayor obstáculo. Si crees en ti mismo, nada podrá detenerte.

Soy la primera persona de mi familia en ir a la universidad, y ser un estudiante de primera generación puede ser especialmente aterrador. En varios momentos durante mis estudios, sentí que no estaba lo suficientemente calificado o lo suficientemente bueno como para solicitar becas o programas competitivos. Comprendí que cuando haces algo que amas y en lo que es totalmente fácil invertir, no debes dudar ni un momento en registrarte en becas y programas.

También es importante darse cuenta de que los fracasos y los rechazos son aspectos muy normales del estudio y de una carrera científica. No dejes que te convenzan de que eres inferior. En su lugar, aprenda de él y utilícelo para crecer como científico.

Algún día pensarás en las cosas que nunca pensaste que podrías lograr y te darás cuenta de que estas eran solo lecciones que necesitabas aprender en tu viaje hacia tus metas.

READ  Después de vencer al linfoma, me convertí en escritora.
Foto de Adina por Luikan Mayer

Profesor asistente, Departamento de Física


Para mejorar la sociedad, debemos garantizar la igualdad, la diversidad y la inclusión en todos los ámbitos, incluidas las ciencias. El único obstáculo para seguir una carrera científica debería ser la falta de interés. Pero nosotras, las mujeres de ciencia, podemos asegurarles esto: todavía no hemos venido. Esperamos que su generación pueda ayudarnos a suavizar las desigualdades y mejorar el clima. Este es mi consejo antes de comenzar su viaje:

Ser uno mismo. Acepta la diferencia. Descubra sus fortalezas y pasiones y utilícelas.

Ser curioso. Si te gusta la ciencia, probablemente tengas curiosidad. Nutre su sed de conocimiento y amplíe sus horizontes probando diferentes trabajos y viajes. Cuanto más amplia sea su visión, más fácil será tomar decisiones sobre su carrera.

sé valiente. Salir de su zona de confort suele ser una buena forma de adquirir nuevos conocimientos y habilidades.

Ser determinado. Ya sea para equiparse con una nueva habilidad de laboratorio, aprender un lenguaje de programación o ser voluntario, ¡muestre toda la determinación necesaria para que sea un éxito!

Se Flexible. El fracaso es común en la ciencia. ¡Nos levantamos y volvemos a intentar!

Se amable. Eres el futuro de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM), así que muestra amabilidad e incorpora a otros a tu trabajo y sus valores para sentirte valorado también.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *