Motín en una prisión ecuatoriana | El número de muertos aumentó a 68 a medida que continuaban los enfrentamientos.

(Guayaquil) Los enfrentamientos extremadamente violentos entre bandas de presos continuaron el sábado por la noche en la prisión de Guayaquil, en el suroeste de Ecuador, con al menos 68 presos muertos en las últimas 24 horas.




Jimmy Tapia en Guayaquil, con Diego Sanchez en Quito
Agencia de medios de Francia

Cadáveres mutilados y carbonizados, grandes escenas de “brutalidad”, “barbarie” … Utilizando cuchillos, armas de fuego y explosivos, los enfrentamientos comenzaron la noche del viernes en el Bloque 2 de este vasto centro penitenciario, el más grande del país.

Hoy sábado, la cifra de muertos asciende a 68 muertos y 25 heridos, según el Ministerio Público.

Y el sábado por la noche, no obstante, la Policía confirmó que habían penetrado esa misma mañana en este bloque 2, el portavoz presidencial Carlos Gijón anunció a la prensa “que en este momento se están produciendo nuevos hechos en el interior del penal, y se están produciendo atentados desde una barrio a otro “.

«Tiguerones»

“Los ataques tienen lugar entre el distrito 12 y el distrito 7, y la policía ingresó al área en este momento para proteger las vidas de los detenidos”, dijo Jeejun.

El presidente Guillermo Lasso “tiene una reunión con el alto mando de las fuerzas armadas y la policía, y se ha conformado un gabinete de crisis”.

El portavoz presidencial dijo que el jefe de Estado “llamó a los representantes de la sociedad civil a comenzar a organizar un diálogo dentro de la prisión para poner fin a la barbarie que se está produciendo allí”.

READ  Las urnas cerraron en Rusia, a la espera de la victoria de Putin

La violencia comenzó en el Cuadrante 2 y se extendió a otros bloques de celdas, donde las bandas criminales (“Tiguerones”, “Lobos” y otros “Latin King” vinculados al narcotráfico) dominan el terrorismo.

Foto de José Sánchez, Associated Press.

Según el gobernador de la provincia del Guayas (y cuya capital es Guayaquil), Pablo Arosimena, “el intercambio de disparos fue muy intenso, muy cerca de las puertas de entrada del penal, con explosiones”.

Los atacantes “intentaron ‘asediar'” a los detenidos del Bloque No. 2. El líder de este bloque conocido como el líder “Tigorones” fue liberado el miércoles pasado luego de cumplir el 60% de su condena.

“Esta celda es una celda [avec quelque 700 prisonniers] Ahora, ante la ausencia de un líder, los otros bloques, junto con otras bandas, intentaron romperlo, ingresar y cometer allí una masacre total, explicó el gobernador, denunciando la “brutalidad” de los atacantes que utilizaron explosivos. penetrar las paredes.

paredes ensangrentadas

El sábado por la mañana, el cuerpo de un recluso yacía en el techo del edificio, sus paredes blancas estaban manchadas con rastros de sangre congelada.

Las imágenes, que se publicaron los viernes y sábados por la noche en las redes sociales, cuya autenticidad no ha sido verificada de forma independiente, mostraban a presos en el patio de una prisión golpeados con palos sobre una pila de cadáveres apilados y muertos en camino a incendiarse.

“Estamos encerrados en nuestro pabellón. Quieren matarnos a todos”, pidió ayuda, en otro video, un preso de la cuadra que fue agredida. “Por favor, comparta este video. ¡Ayúdenos por favor!” Este recluso fue filmado con frecuentes explosiones de fondo.

READ  Afganistán | Biden no se arrepiente de su decisión de retirar las tropas estadounidenses

En un tuit, el presidente Guillermo Lasso ofreció su “más sentido pésame a las familias que han perdido a sus seres queridos” y pidió la creación de “herramientas institucionales adecuadas” para hacer frente a esta nueva crisis carcelaria.

El 28 de septiembre murieron 119 personas en las mismas condiciones en la misma cárcel del Guayas 1, en la masacre más grande de la historia de las cárceles ecuatorianas y una de las peores masacres de América Latina. Algunos detenidos fueron desmembrados, decapitados o quemados.

Después de la masacre, el presidente Laso declaró el “estado de emergencia” en 65 cárceles ecuatorianas, prometiendo en particular desplegar grandes refuerzos militares.

Pero el 12 de octubre, la Corte Constitucional fijó la duración de este “estado de emergencia” hasta finales de noviembre y prohibió a los militares ingresar a las cárceles.

controversia

El sábado, el mandatario criticó a este supremo órgano legal, al considerar este nuevo baño de sangre “una bandera roja para las instituciones del estado ecuatoriano, en particular la Corte Constitucional”.

Las 65 cárceles ecuatorianas pueden albergar a 30.000 personas, pero están retenidas por 39.000 detenidos, una tasa de hacinamiento del 30%. Hay armas de todo tipo, drogas y teléfonos móviles esparcidos en grandes cantidades.

Foto Fernando Mendes, Agence France-Presse

Un ser querido se enjuga las lágrimas mientras espera fuera de la prisión.

Ubicado entre Colombia y Perú, los principales productores de cocaína del mundo, y utilizado como zona de tránsito para el envío a Estados Unidos y Europa, Ecuador enfrenta un aumento de los delitos relacionados con las drogas, particularmente en Guayaquil, la ciudad portuaria y centro económico del país. país.

READ  Estos países tardan en vacunar Coronavirus

En la enorme prisión en las afueras de la ciudad, que tiene 8.500 reclusos y está abarrotada en un 60%, la violencia nunca ha cesado, a pesar de las múltiples declaraciones del gobierno.

Quince detenidos han muerto allí desde finales de septiembre y esta semana se han informado varios incidentes.

Con las recientes masacres, los disturbios en las cárceles ecuatorianas han dejado más de 308 muertos desde principios de año.

El sábado, decenas de familiares de presos se reunieron, angustiados o llorando, frente a la prisión. Uno de los carteles decía: “Son humanos, ayúdalos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *