“Maradona no murió, lo mataron” / Argentina / Muerte de Diego Maradona / SOFOOT.com

Varios miles de personas se reunieron en Buenos Aires y varias ciudades de Argentina el miércoles para exigir “Justicia para Diego”. La convocatoria a la manifestación, lanzada por la afición, había sido transmitida por las hijas de Maradona, convencidas de que se podría haber evitado la muerte de su padre. Se selecciona el equipo médico y el séquito. Estaba con el incontrolable “pueblo maradoniano”.

Hace unos días, Dalma Maradona invitó a todos a reunirse “En paz y con máscaras” . Este miércoles, en Buenos Aires, a poco más de tres meses del fallecimiento de su padre, la hija mayor de Diego, de 33 años, remarcó una vez más, junto a su hermana Giannina y su madre Claudia Villafañe, hasta qué punto le apasiona. Su amor por los argentinos por su padre, incluso cuando murió, permaneció intacto. Y sobre todo imposible de gestionar.

Negligencia en el procesamiento

La convocatoria a la manifestación se lanzó la semana pasada en las redes sociales. Dio lugar a movilizaciones masivas en el obelisco del corazón de la capital, pero también en Rosario, Mar del Plata o incluso Mendoza, al pie de los Andes. Inicialmente, tienes varios grupos de fans. chico de oro incluido el “pueblo maradoniano” formado en parte por antiguos creyentes de la iglesia maradoniana. La fecha no se había elegido al azar. 10 de marzo, abreviado a “10-M” en Argentina. 10-M como 10-Maradona. Objetivo: reclamar “Justicia para Diego” detrás de este lema: “Ella no está muerta. Ellos lo mataron. ”

“Ellos” , se trata en particular de las siete personas a las que apunta la investigación de la Fiscalía de San Isidro que deben determinar si se pudo haber evitado la desaparición del ídolo. Todos fueron responsables del seguimiento médico del campeón del mundo de 1986 que falleció el 23 de noviembre del año pasado a causa de un edema agudo de pulmón y una insuficiencia cardíaca crónica. La justicia está tratando de averiguar si hubo negligencia en el tratamiento del número 10. Una comisión médica reunida el lunes debería determinarlo dentro de dos o tres semanas.

READ  Argentina cede el trono de Portugal con polémica - Marseille News

Condena social

Desde el inicio de la investigación, el Dr. Leopoldo Luque ha atraído la mayor atención de investigadores y medios de comunicación. El neurocirujano, que operó al ex jugador del cerebro dos semanas antes de su muerte, es provocado regularmente por numerosos elementos filtrados de la investigación de prensa. El más reciente: un intercambio con un miembro de la comitiva de Maradona pidiéndole que no deje la leyenda en manos de su hija Giannina tras la operación. “Si se va con ella, lo perdemos” , escribe Maximiliano Pomargo, el misterioso manitas de Diez : “Es asunto de todos. Si podemos evitar eso, habrá dinero para todos”.

¿Y la salud? “Maxi” ganará su caso, el que fue colocado en la casa de libros de Diego por su cuñado, Matías Morla, abogado, administrador de la propiedad. chico de oro. Este último, junto a su jefe Victor Stinfale, es quien centraliza todos los ataques de las chicas de Maradona. Porque les habría impedido acceder a su padre hasta los últimos días de su vida y él habría elegido al escolta de la leyenda, incluido el Dr. Luque. “A toda esta gente, les deseo lo que le hicieron a mi padre. Y, aunque creo en la justicia, también hay condenas sociales ” , advirtió Dalma Maradona en Instagram cuando confirmó su participación en la manifestación del miércoles.

“Diego nos necesita”

Cuando Messi envió un cohete al tragaluz de Keylor Navas, hubo cientos, luego miles, que se reunieron al anochecer del bulevar 9 de julio en el corazón de Buenos Aires. Aquí, al pie del obelisco, los Portègnes se reunieron con naturalidad para llorar la pérdida de su héroe. Camisetas, tambores, parrilla, banderas a la gloria abajo salió para la ocasión. Y algunas canciones. “¡Diego no está muerto! ¡Diego no está muerto! ¡Diego vio en la gente la desgracia de su madre que lo parió! ” gritó un pequeño grupo ya muy intoxicado con Fernet-Coke. Pero la tristeza de noviembre del año pasado dio paso a la ira. Emiliano, de 33 años, procedía de la Ciudadela, en el suburbio occidental de la capital. Cuando se enteró de que iban a llegar los niños del D10S, supo que era algo serio. Entonces aqui esta “Porque Diego nos necesita” , él dijo: “Somos su gente. Nos dio mucha alegría. Debemos intentar devolver algo de lo que nos dio. Su séquito de mierda lo mató, así que estamos aquí para exigir justicia. ”

READ  Argentina - el médico de Maradona exige una nueva experiencia

Con la camiseta vintage de Boca en los hombros, Cristian, de 40 años, había tomado el autobús desde Temperley en el sur para intentar ver “Hijas de Dios” y “Apóyalos en su lucha” . Dalma y Giannina estarán aquí en solo diez minutos. Es hora de aparecer con su mamá detrás de la pancarta. “Condena social y judicial para los culpables” antes fue literalmente exfiltrado por una multitud de fanáticos (y periodistas) incontrolables, sin distanciamiento social ni máscaras anti-Covid. A diferencia del día del funeral, el impresionante dispositivo policial no moverá una oreja esta vez. De lo contrario.

Diego, el último hijo de Niño

Huérfanos en las gradas durante un año, barras valientes de Boca, Racing, Almirante Brown o Nueva Chicago se encargan de todo. Y no solo el ambiente. Aseguran la venta de productos derivados especialmente preparados para la ocasión (camisetas, gorras, máscaras) o incluso la seguridad de Diego Fernando Maradona, de 8 años, último hijo de chico de oro. Sobre los hombros de su madre, Verónica Ojeda, Dieguito sigue la multitud. “¡Es una locura cómo se parece a su padre!” ” un manifestante se emociona cuando lo ve. Esa misma mañana, el niño había tomado la decisión de ir a la manifestación hablando con su psicólogo. “Está feliz porque todos cantan canciones sobre su padre, así que está empezando a entender quién era su padre”. , cree conocer a su padrastro y abogado Mario Baudry.

No muy lejos de allí, cuando los primeros derrames comienzan a estallar alrededor del obelisco al ritmo de sistemas de sonido que escupen incansablemente. Mano de Dios de Rodrigo, Caty, de 66 años, todavía sostiene su bandera firmemente sobre su cabeza. Impasible en medio del caos. Es una bandera de Argentina cubierta con el nombre de “Culpable” de la muerte de “Nuestro Diego” . “Quiero que todos paguen” , exclamó con ojos rojos: “Al matar a Maradona, mataron a todos los argentinos. Siento dolor, desamparo, mientras Diego, era alegría y pasión. Hasta que todos vayan a la cárcel, volveremos una y otra vez. ¡Aquí y en todas partes! ”

READ  APT Padel Tour: ¡Argentinos en número!

Por Georges Quirino-Chaves en Buenos Aires
Todos los comentarios recopilados por GQC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *