Los científicos han plantado plantas en el suelo de la luna.

Una pequeña maceta de tierra, pero es un gran paso adelante para la agricultura espacial: los científicos, por primera vez, han cultivado plantas en unos pocos gramos de tierra lunar, informaron los astronautas del Apolo hace décadas.

Este éxito está alimentando la esperanza de que algún día sea posible cultivar plantas directamente en la luna. Esto proporcionaría a los futuros exploradores muchas cargas útiles costosas a bordo de sus cohetes, para misiones más largas, más lejos.

Todavía queda mucho trabajo por hacer, sin embargo, antes de que eso pueda lograrse, demostró este trabajo de investigadores de la Universidad de Florida, publicado el jueves en la revista Communications Biology.

“Esta investigación es importante para los objetivos de exploración humana a largo plazo de la NASA”, dijo el presidente de la NASA, Bill Nelson, en un comunicado. «Tendremos que utilizar los recursos de la Luna y Marte para desarrollar fuentes de alimentos para los futuros astronautas que viven en el espacio profundo».

Los científicos han plantado plantas en el suelo de la luna.

En su experimento, los investigadores utilizaron solo 12 gramos de suelo lunar (unas pocas cucharaditas), recolectados en varios lugares de la luna durante las misiones Apolo 11, 12 y 17.

En macetas pequeñas del tamaño de un dedal, ponen alrededor de un gramo de tierra (llamada regolito) a la vez, agregan agua y luego las semillas. También se ha añadido una solución nutritiva diaria.

La planta utilizada fue Arabidopsis thaliana, elegida porque crece con facilidad y, sobre todo, porque ya ha sido ampliamente estudiada: se conoce su código genético, así como su comportamiento en ambientes hostiles, incluso en el espacio.

READ  Nvidia ha creado una réplica virtual del CEO Jensen Huang, quien presentó parte de la conferencia durante la cual se convocó al Omniverse en abril de 2021.

Las semillas se sembraron simultáneamente en suelo de nuestra propia tierra y en muestras que imitan el suelo de la Luna y Marte, para que sirvan de comparación.

Resultado: Después de dos días, brotaron las semillas de las muestras lunares.

«Todas las plantas, ya sea en muestras de suelo lunar o muestras de observación, se veían similares hasta el día seis», dijo Anna Lisa Ball, autora principal del estudio, en un comunicado.

Pero más tarde, se descubrió que las plantas lunares crecen más lentamente y tienen raíces atrofiadas.

Después de 20 días, los científicos lo recolectaron y estudiaron su ADN. Descubrieron que las plantas lunares respondían de la misma manera que respondían a un ambiente hostil, como cuando el suelo contenía mucha sal o metales pesados.

En el futuro, los científicos quieren esforzarse por comprender cómo se puede hacer que este entorno sea más hospitalario.

La NASA se está preparando para regresar a la Luna como parte del programa Artemis, con el objetivo de establecer allí una presencia humana permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.