Lázaro, afín a la captura de Austral Construcciones gracias a la AFIP

Viniendo de algún lugar de Argentina poco conocido por él, Lázaro Báez espera con impaciencia desarrollar otras estrategias legales. Esta vez, no es el tema de la justicia penal lo que lo acaba de sentenciar a 12 años de prisión, sino la eficiencia económica. Allí se presenta un potencial acuerdo afín a crear condiciones para que los habitantes de Santa Cruz recuperen la Construcción Australiana, y de esta manera, una gran cantidad de activos, entre ellos las vastas regiones de la Patagonia.

Bayes, condenado por lavado de dinero, encontró la clave de su producto estrella en la suspensión de impuestos más reciente. Ocurre que allí se les da la posibilidad de que aparezcan empresas quebradas, por lo que se convoca a las empresas en quiebra, en la AFIP para entrar al servicio que no solo permite un plan de pago plurianual sino también acceso a intereses reducidos, penalizaciones y multas.

MLM y Tauromaquia. ¿Cómo fueron las órdenes del ministerio a Posadas de vacunar a los VIP?

Los abogados de Bayes anunciaron en la corte que comparecieron ante la AFIP en Santa Cruz. Fuentes de la autoridad de cobranza confirmaron que se está planteando la posibilidad de llegar a un acuerdo. Si ahora es declarado culpable, logra que se apruebe la moratoria, entonces Austral Construcciones ha llegado a un acuerdo con el principal acreedor concursal. De esta forma, tendrá que hacer más con todos los acreedores y se declarará en quiebra mediante un acuerdo. La novedad se deriva de desarrollos recientes en el caso cuando los abogados de Austral argumentaron que lo único que faltaba para llegar a un acuerdo con la AFIP era determinar cómo pagar las costas judiciales (alrededor de 3,6 millones de pesos), que es la única exenta del impuesto por concepto. Quedarse.

READ  En Argentina, un voto histórico a favor del derecho al aborto

Sigue leyendo

La quiebra puede terminar de varias formas. Uno de ellos es el acuerdo de presentar el expediente con el consentimiento de todos los acreedores. Muy poco salió así de la quiebra porque la AFIP siempre ha sido uno de los principales acreedores. Pero la moratoria permitió la remoción a la que podían acceder todos los contribuyentes con deuda tributaria por aquellos que ya habían quebrado. Le dijeron al Congreso que la moratoria tenía nombre y apellido: Cristóbal López, porque consideraron en oposición que se hizo para permitir al empresario recuperar el combustible de petróleo. Pero todo indicaba que él no era el único beneficiario.

Como se dijo, la solicitud fue presentada a la agencia de Río Gallegos de la AFIP mediante la cual Australia solicitó acceso a los beneficios de recorte tributario de la moratoria para 2020 (Ley 27.562) a través del fallido esquema, que equivale a deuda tributaria, seguridad social. aportaciones, independientes y monótonas, además de retenciones y recibos fiscales.

Brasil: ¿Cuánto puede ayudar su recuperación económica a Argentina?

Austral Construcciones, la mayor empresa pública de empleo que había creado Báez, comenzó a desintegrarse en sucesivas subastas. Ya se han vendido 37 departamentos en Buenos Aires, y poco más de $ 4 millones y varios más se han recaudado en pesos, según la reconfiguración del expediente judicial de LA NACION y los depósitos que se muestran en el volumen.

El 20 de marzo del año pasado continuarían las subastas que habían comenzado el año anterior. Sin embargo, el mismo día, el decreto de aislamiento obligatorio comenzó a lidiar con el virus Corona y se suspendieron las subastas. La Oficina de Subastas de la Autoridad Comercial no volvió a abrir y la subasta se estancó. Los de Australia y los de cada jurisdicción.

READ  directo | Los últimos desarrollos sobre el virus Corona

Poco se ha avanzado con la venta de dos departamentos dúplex de unos 70 metros cuadrados, también ubicados en la calle Roosevelt, a media cuadra de Libertador. Cada uno tenía una base de 122.000 dólares. Un tercio de este edificio un poco más grande se vendió por 217.000 dólares. El resto, pausa.

En junio de 2019 se completó otro edificio en la misma calle, pero en 1780, que a pesar de su división en unidades funcionales aún se llama Austral Construcciones. Los nueve apartamentos fueron subastados. Todos menos 76,60 metros cuadrados 4A que miden entre 52 y 54 metros. En total, la propiedad tiene un área total de 507 metros y se paga un promedio de $ 2,247 por cada uno. A esto se suma un impuesto al valor agregado que es una tasa especial del 10.5% y una comisión al vendedor (3%) y sello (0.25%). Todo se desembolsó en dólares y se recaudaron 1.140.420 millones.

En la misma calle hay otra propiedad cuya subasta se ha paralizado. Es un edificio de 795 metros cuadrados en el corazón de Núñez, más específicamente en la calle Roosevelt en 1815. Tuviste que pagar al menos $ 1.2 millones a principios de marzo pasado. No pasó nada más por la exposición a la que entró el Poder Judicial.

El resto del patrimonio se ha congelado. De cara al futuro, si la AFIP lo permite y si Austral negocia con los demás acreedores, todo recaerá en Lázaro Báez y su hijo Martín, los principales accionistas de Austral Construcciones. Luego, escondido en un área privada de Buenos Aires, el santacrucero amigo de Néstor Kirchner podrá tomar un trago dulce en medio del amargo sabor de la condena penal. El caramelo le fue entregado por la mayoría gobernante en el Congreso, que acordó una moratoria que le queda como un guante.

READ  Múltiples manifestaciones contra el proyecto de reforma tributaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *