Las primeras conversaciones ruso-ucranianas, en el quinto día de la invasión rusa

Las delegaciones rusa y ucraniana iniciaron conversaciones en Bielorrusia el lunes en el quinto día de la invasión rusa de Ucrania, que provocó que más de medio millón de ucranianos abandonaran su país.

• Lea también: [EN DIRECT] Sigue el camino del quinto día de la ofensiva rusa

• Lea también: Rusia en el banquillo de los acusados ​​en las Naciones Unidas en Ginebra

Estas primeras negociaciones se producen cuando las fuerzas de Vladimir Putin enfrentan una dura resistencia del ejército ucraniano y las sanciones de una escala sin precedentes adoptadas por Occidente están sacudiendo la economía rusa.

Según la presidencia ucraniana, durante las discusiones -que se están organizando en la residencia del presidente bielorruso Alexander Lukashenko, en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia- Kiev exigirá un «alto el fuego inmediato y la retirada de las fuerzas (rusas) del territorio ucraniano».

El presidente Zelensky, que no participa en las negociaciones y cuya delegación está encabezada por el ministro de Defensa, Oleksich Reznikov, llamó a los soldados rusos de Kiev a «deponer las armas».

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky

Agencia de prensa de Francia

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky

Pero el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, enfatizó que había «opiniones diferentes» sobre la adhesión de Ucrania entre los 27 países, aparentemente descartando cualquier decisión rápida.

El jefe de la delegación rusa, el asesor del Kremlin, Vladimir Medinsky, le dijo que quería «encontrar un acuerdo» con Kiev que fuera «en interés de ambas partes».

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, se negó a declarar las demandas rusas y enfatizó que las negociaciones deben llevarse a cabo «en silencio».

La agencia bielorrusa Belta difundió fotos de la sala de negociación, con una larga mesa cubierta con colchones blancos, una docena de sillas a cada lado y las banderas de los tres países al fondo.

“Pueden sentirse completamente seguros, esta es nuestra sagrada responsabilidad”, declaró a las delegaciones al ser recibidas por el jefe de la diplomacia bielorrusa, Vladimir Miko.

El gobierno de Bielorrusia, donde están estacionadas grandes fuerzas rusas, ratificó las enmiendas a su constitución a través de un referéndum el domingo, abriendo la puerta a la posesión de armas nucleares en el país.

READ  El hijo del difunto comandante Massoud es una fortaleza declarada contra los talibanes

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, consideró «muy peligroso» este hecho porque «significa que Rusia colocará armas nucleares en Bielorrusia».

  • Escuche la entrevista de Richard Martineau con Guy Saint-Jacques, ex embajador de Canadá en China, en QUB Radio:

Sin gran victoria

Sobre el terreno, Kiev dijo el lunes que durante la noche el ejército ruso intentó asaltar la capital, donde estuvo vigente un toque de queda durante la mayor parte del fin de semana, pero los ataques fueron rechazados.

La ciudad se llenó de barricadas improvisadas, mientras señales electrónicas públicas advierten a los rusos que serán recibidos con «balas».

«Los rusos saben muy bien que nuestra tierra arde bajo sus pies», dijo a la AFP Pavlo Krasnobrov, un combativo y activo en la vida civil.

El ejército ruso ha dicho que los civiles pueden salir de Kiev «libremente» y acusó a las autoridades ucranianas de utilizarlos como «escudos humanos», lo que aumenta el espectro de un ataque a gran escala.

Los ucranianos afirman que las fuerzas rusas sufrieron grandes pérdidas en el noroeste de Ucrania y fueron detenidas al sureste de Kiev, pero continúan su ofensiva en otros sitios, en particular Mariupol, un importante puerto del sur.

  • Escuche el reportaje de Philip Vincent Foissy y Alexandre Moranville-Ollé en QUB Radio:

A falta de una gran victoria de los militares rusos hasta el momento, Vladimir Putin ha dado un nuevo paso al amenazar con ampliar el conflicto, que ya es el conflicto más peligroso de Europa desde 1945: el domingo anunció que había puesto en marcha sus fuerzas nucleares. «alerta especial» ante las «declaraciones beligerantes de la OTAN» y las sanciones «ilegales» impuestas a Rusia.

Sanciones económicas

Durante el fin de semana, los europeos endurecieron sus sanciones económicas a Rusia. Excluyeron a varios bancos rusos del sistema interbancario internacional Swift y prohibieron todas las transacciones con el Banco Central de Rusia, una medida que Estados Unidos anunció el lunes.

READ  Decodificación | La pesadilla de Martin Luther King

Por lo tanto, el banco central debería ver congelados todos sus activos en la Unión Europea y los Estados Unidos.

Las sanciones empezaron a pesar sobre ellos: el Banco Central Europeo señaló la «quiebra o posible quiebra» de la sucursal europea del Primer Banco Ruso, Sberbank.

Para defender la economía y el rublo, que el lunes tocó mínimos históricos frente al euro y el dólar, el Banco Central de Rusia anunció que subiría su tipo de interés de referencia en 10,5 puntos hasta el 20%.

El lunes por la mañana, Putin se estaba centrando en estos problemas económicos, según su portavoz. «Las sanciones son fuertes, es problemático (…) pero Rusia tiene todas las capacidades para compensar el daño», dijo Dmitry Peskov.

Pero muchos moscovitas entrevistados por AFP están preocupados por sus ahorros.

Natalia Prochina, de 75 años, dijo que se disponía a retirar todos sus ahorros del gran banco VTB «para no volver a perder toda su riqueza», como ya había ocurrido durante la crisis financiera rusa de 1998.

Oleg Deripaska, fundador del gigante del aluminio Rusal, pidió «un cambio en la política económica y el fin de todo este capitalismo de Estado», en una rara crítica al Kremlin.

Los europeos también cerraron su espacio aéreo a las empresas rusas. Rusia respondió cerrando sus puertas a aerolíneas de 36 países.

Los mercados mundiales cayeron nuevamente el lunes por la preocupación de que el conflicto podría impulsar precios más altos de la energía y una inflación renovada.

Apoyo militar europeo sin precedentes

Si la mayoría de los países europeos son miembros de la OTAN -que ha anunciado que no enviará tropas a Ucrania-, el domingo anunciaron medidas de apoyo militar sin precedentes a Kiev: la liberación de 450 millones de euros para financiar entregas y envíos de armas. Aviones de combate en Kiev.

La Casa Blanca anunció que el presidente Joe Biden se reunirá nuevamente con sus aliados el lunes para «coordinar» una «respuesta unida» al ataque ruso.

El presidente francés, Emmanuel Macron, actual presidente de la Unión Europea, tenía previsto participar en esta videoconferencia y luego cenar con el canciller alemán Olaf Scholz y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

READ  en imágenes | La piscina más profunda del mundo está en Dubai

500.000 refugiados

El flujo de refugiados que huyen de Ucrania sigue aumentando.

Más de 500.000 refugiados han huido a países vecinos desde el jueves, dijo el lunes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. La Unión Europea dijo que esperaba que más de siete millones de personas fueran desplazadas.

La mayoría va a Polonia, donde ya estaba asentada una gran comunidad ucraniana antes del conflicto. Pero Rumanía, Eslovaquia y Hungría -que son miembros de la OTAN- también están preocupadas.

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, se hizo famoso por su postura antiinmigrante, relajó las restricciones a las solicitudes de asilo y los húngaros acudieron en masa a la frontera con Ucrania para entregar goulash y ofertas de alojamiento y descanso.

En el cruce fronterizo de Medica, Polonia, Katarzyna Jasinska, de 25 años, entregó una abrigada chaqueta de bebé a un hombre ucraniano. “Algunos venían sin nada o solo con un bolso”, dijo este técnico veterinario mientras salía corriendo.

Cientos de miles de personas vestidas con los colores amarillo y azul de Ucrania se manifestaron en toda Europa durante el fin de semana para denunciar la invasión rusa, y se izaron banderas ucranianas en las cuentas de las redes sociales europeas.

El resultado de cinco días de conflicto sigue siendo incierto. Ucrania reportó el lunes 352 civiles muertos y 2.040 heridos desde el jueves. Afirma que varios miles de soldados rusos murieron.

Los rusos no mencionaron ningún número.

El lunes, Naciones Unidas dijo que había registrado 102 muertes de civiles y 304 heridos, pero advirtió que las cifras reales eran «significativamente más altas».

Los 193 miembros de la Asamblea General de las Naciones Unidas debían reunirse el lunes en una «sesión especial de emergencia» para discutir la disputa.

Francia iba a presentar al Consejo de Seguridad una resolución sobre la ayuda humanitaria a Ucrania. Rusia tiene un veto allí que descarta cualquier condena oficial del ataque.

ver también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.