La tormenta tropical Henry toca tierra

(Nueva York) Tormenta tropical Enrique Los Servicios Meteorológicos de Estados Unidos anunciaron que el domingo al mediodía tocaron tierra en las costas del noreste de Estados Unidos, mientras las autoridades aumentan los llamados a la precaución, especialmente ante los riesgos de inundaciones y cortes de energía.




Peter Hutchison con Robin Legrand en Washington
Agencia de medios de Francia

Enrique Llegó a las costas de Estados Unidos en todo el estado de Rhode Island a las 12:15 p.m. (4:15 p.m. GMT), según el Servicio Meteorológico Nacional. Más temprano en la mañana, un boletín del Centro de Monitoreo de Huracanes de EE. UU., NHC, informó que la tormenta soplaba con vientos de hasta 95 km / h.

EnriqueEl boletín, que fue degradado por la mañana de huracán a tormenta tropical por el NHC, dijo que debería moverse a una velocidad menor en las próximas horas, antes de determinar que la tormenta podría “congelarse cerca de la frontera entre el estado de Nueva York y Connecticut esta noche “.

El noreste de los Estados Unidos generalmente no se ve afectado por tales tormentas, que generalmente afectan a estados del sur como Florida o Louisiana.

Foto de CAITLIN OCHS, Reuters

Un letrero les dice a los automovilistas que viajan por una carretera en Long Island, Nueva York, que una advertencia de huracán está vigente el 21 de agosto.

Los científicos dicen que a medida que la superficie del océano se calienta, los huracanes se vuelven más poderosos. En particular, plantean un mayor riesgo para las comunidades costeras que son víctimas del fenómeno de la inundación de las olas, amplificado por el aumento del nivel del mar.

READ  La muerte de un afroamericano en 2019 | Las fotos contrastan con la cuenta de la Policía de Luisiana.

Aunque pasa de huracán a tormenta tropical, Enrique Sigue siendo un peligro, según las autoridades.

“Todavía hay algo de qué preocuparse. No estamos lejos del peligro”, dijo a los periodistas el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, el domingo por la mañana.

Se esperan entre 7 y 15 centímetros de lluvia en toda la región, y hasta 25 centímetros en algunos lugares, según el NHC, mientras que el empeoramiento de las condiciones meteorológicas ya ha detenido el sábado en el gran concierto de Mark en Central Park. Artistas “reunidos” con una audiencia de Nueva York.

La comisión advirtió que “el peligroso aumento de las aguas costeras, los fuertes vientos y las lluvias podrían causar inundaciones que se espera que ocurran en partes del noreste de Estados Unidos”.

En Long Island, cerca de Nueva York, las carreteras estaban desiertas el domingo mientras los residentes se preparaban en sus hogares para la tormenta.

‘vientos devastadores’

El alcalde de Boston, la ciudad más grande de Massachusetts, dijo el domingo por la mañana a los residentes que se preparen para “vientos devastadores” y “posibles apagones”.

“Por favor, quédese adentro”, dijo Kim Jane en una conferencia de prensa.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, declaró el estado de emergencia el sábado cuando se acercaba la tormenta, y agregó que se movilizaron 500 soldados de la Guardia Nacional para apoyar los esfuerzos de respuesta a la tormenta.

“Estén preparados para lluvias intensas, vientos fuertes y cortes de energía”, dijo el funcionario electo a los residentes de las áreas potencialmente afectadas.

El deterioro de las condiciones climáticas el sábado por la noche provocó la suspensión de un concierto importante en Central Park para marcar el “reencuentro” de los artistas con la audiencia de Nueva York. Y así, el cantante Barry Manilow es interrumpido en medio de una canción con una voz que dice a los espectadores que evacuen rápida pero silenciosamente.

READ  Haití se despide, bajo estrictas medidas de seguridad, de su presidente asesinado

La capital cultural y económica del país aún guarda un doloroso recuerdo del huracán Sandy, que mató a 44 personas en la ciudad en 2012.

En Massachusetts, el gobernador Charlie Baker llamó a “todos a evitar los viajes no esenciales”, especialmente en las zonas costeras.

En este estado, donde todas las playas y parques estarán cerrados entre el sábado y el lunes, el huracán podría provocar cortes de energía que afecten a entre 100.000 y 300.000 habitantes, dijeron los servicios del gobernador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *