La policía turca reprime la protesta de las madres del sábado en Estambul: 13 detenidos

La Marcha de las Madres del sábado rodeada por la policía turca en el cementerio «Sin Nombre» en Estambul

La policía turca reprimió una manifestación organizada por Saturday Mothers en el cementerio No Names de Estambul con motivo del Día Internacional contra las Desapariciones Forzadas el 30 de agosto. 13 personas fueron detenidas.

El Comité contra las Desapariciones bajo la custodia de las Madres de los Sábados y la Asociación de Derechos Humanos (IHD) se reunieron en Estambul para emitir un comunicado con motivo del Día Internacional contra las Desapariciones Forzadas.

Defensores de derechos humanos y familiares de desaparecidos se reunieron en el cementerio de Altinsehir en Estambul, donde se encuentran las tumbas de Hasan Ocak y Ridvan Karakoç, víctimas de desaparición forzada.

Los manifestantes respondieron, en medio de guardias policiales, agitando fotografías de los desaparecidos y coreando el lema «La dignidad humana prevalece sobre la tortura».

La policía impidió que Musa Beroglu, diputado del HDP, se uniera a los otros manifestantes antes de sacarlo de la zona. «Lo que está haciendo va en contra de la dignidad humana y la humanidad. Está impidiendo que un miembro del parlamento hable», dijo Beroglu en respuesta a la obstrucción policial.

Después de mantener al grupo bajo asedio durante mucho tiempo, la policía arrestó a 13 personas usando la fuerza.

Entre los detenidos se encuentran el jefe de la sección de IHD en Estambul, Gulseren Uleri, y familiares de los desaparecidos: Masayed Ocak, Hüseyin Ocak, Ali Ocak, Besna Tosun, Hanim Tosun, Hüseyin Aygül, Hasan Karakoç, Hanif Yıldız y Feret Barut.

sabado madres

Desde 1995, las Madres de los Sábados, como las «Madres de Plaza de Mayo» en Argentina, han organizado sentadas semanales en Estambul, donde mostraban fotos de seres queridos que habían desaparecido bajo custodia policial y exigían información a las autoridades turcas sobre su destino. Entre 1999 y 2009, las Madres de los Sábados tuvieron que suspender su plantón semanal debido a la represión policial. El 25 de agosto de 2018, el movimiento organizó una marcha de 700 frente a la escuela secundaria Galatasaray en la calle Istiklal en Estambul, el sitio histórico de la sentada. Sin embargo, por orden del ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, la policía desplegó cañones de agua y atacó a la multitud con gases lacrimógenos y balas de goma. El gobierno turco justificó entonces este acto violento acusando a los familiares de los desaparecidos de explotación por parte de organizaciones terroristas. Luego, la Plaza Galatasaray se convirtió en un área prohibida para las Madres de Shabat.

READ  Top 12 estrellas extranjeras que solicitaron la ciudadanía francesa

Con motivo de la reunión 900, el 25 de junio de 2022, la reunión de familiares de desaparecidos fue atacada nuevamente por la policía y varias personas fueron detenidas, incluidos los copresidentes de la IHD.

17.000 desaparecidos en Turquía

Desde la década de 1980, casi 17.000 personas, en su mayoría kurdos, han sido víctimas de desaparición forzada. El país tomó conciencia de esta práctica después del golpe militar de septiembre de 1980. Este estilo alcanzó su apogeo, afectando a casi todos los grupos de la sociedad – activistas políticos, periodistas, empresarios, abogados, agricultores,…

Los secuestrados fueron ejecutados y enterrados en fosas comunes, cuevas o instalaciones industriales abandonadas, arrojados a vertederos, pozos o pozos de ácido o, como en Argentina, arrojados desde helicópteros militares en el aire. Las víctimas suelen desaparecer después de ser detenidas en su domicilio por la policía o el ejército, tras acudir a la comisaría local tras recibir una citación, o incluso tras ser detenidas en un puesto de control militar en la carretera. La mayoría de los homicidios de los denominados “autores desconocidos” son obra de la organización islamista Hezbollah o JITEM (Servicio de Inteligencia y Lucha contra el Terrorismo de la Gendarmería Turca), una organización paramilitar responsable de al menos las cuatro quintas partes de las desapariciones forzadas. y ejecuciones extrajudiciales que ocurrieron en el norte de Kurdistán en la década de 1990.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.