La muerte de George Floyd | Testigo enojado por “no ser salvo”

(Minneapolis) “Algunas noches me quedo despierto y le pido disculpas a George Floyd por no hacer más y por no interferir, porque él no lo salvó”.




Joy Powell con Charlotte Plantev en Washington
Medios de Francia

Darnella Frazier, la joven que filmó el video viral del tormento de los Leones cuarenta, dio un testimonio desgarrador este martes en el juicio del policía blanco acusado de su asesinato el 25 de mayo de 2020 en Minneapolis, norte de Estados Unidos. Unido.

Esa noche de primavera, la señorita Fraser, que entonces tenía 17 años, estaba de gira con su prima de ocho años cuando se encontró frente a una escena que, sin duda, había cambiado “definitivamente” su vida.

El policía George Floyd lo tiró al suelo, jadeando, gimiendo y suplicando. Con una rodilla en el cuello, el agente Derek Chauvin todavía está rígido. “Simplemente no fue justo, fue doloroso”, según la adolescente que reacciona al sacar su teléfono y filmar la escena.

Su video, publicado en línea, voló rápidamente por todo el mundo, lo que provocó que millones de personas se manifestaran contra el racismo y la violencia policial. Sin embargo, en ese momento, Darnella Frazier intenta persuadir al policía para que se rinda.

“Soy alguien que guarda todo dentro, tengo ansiedad social y no me siento cómoda cuando hay que escuchar”, dijo al jurado. “Pero cuando vi lo que vi, grité fuerte”.

“Podrían haber sido ellos”

Como ella, otros testigos interrogaron a Derek Chauvin y sus tres colegas, sin éxito. “Tan pronto como alguien intentó acercarse”, la policía los apartó. “Estaban a la defensiva”, dijo.

READ  Decodificación | Sexo, drogas y política

Después de más de nueve minutos, llegó una ambulancia. Demasiado tarde para revivir a George Floyd. Y Darnella Frazier todavía no se ha recuperado.

“Cuando pienso en George Floyd, veo a mis padres, mis hermanos, mi primo y mi tío. Todos son negros”, confió con su voz quebrada sin emoción. “Podrían haber sido ellos”.

Entonces, a veces, sufre de insomnio y se disculpa con George Floyd por no “hacer mucho más” para tratar de salvarlo.

Concluyó dirigiéndose al acusado antes de dejar espacio a su joven primo: “Pero yo no tenía que hacer eso, era por él”.

El estudiante, que fue citado por la fiscalía, no testificó durante mucho tiempo. Ella detalló lo que vio y dijo que se sentía “un poco triste y enojada”.

acelerador

Ante ellos, otro testigo en la escena contó cómo él tampoco había logrado persuadir a Derek Chauvin de que renunciara a la presión.

Photo Court Television, vía Associated Press

Donald Williams, un exluchador que dice que se entrenó en artes marciales mixtas, incluidas las barras de estrangulamiento, está de vuelta en el estrado de los testigos. El día anterior, dijo que vio al señor Floyd que estaba luchando por recuperar el aliento con los ojos en blanco.

Don Williams, un seguidor de deportes marciales, inmediatamente pensó en asistir a “Blood Throttle”, una técnica que te permite controlar a un oponente cortando el flujo sanguíneo. Dile a Derek Chauvin, que lo miró sin moverse.

Frustrado “por la falta de respuesta”, admitió Don Williams alzando la voz. Finalmente “Llamé a la policía para denunciar a la policía porque pensé que fui testigo de un asesinato”.

READ  Asalto al Capitolio | La policía demanda a Trump

Durante su interrogatorio, el abogado de Derek Chauvin insistió en los insultos que el Sr. Williams había hecho contra la policía. “Les disparé a esos imbéciles 13 veces”, insistió, “me enojé más y me enojé más”.

El día anterior, en sus comentarios de apertura, A.mi Nelson sintió que los gritos de la multitud llevaron a su cliente a “desviar su atención de la difícil situación del Sr. Floyd y concentrarse en la creciente amenaza” que representaban los transeúntes.

“traición”

Derek Chauvin, de 45 años, enfrenta hasta 40 años de detención. Fue puesto en libertad bajo fianza y apareció en libertad.

METROmi Eric Nelson tiene la intención de declararse inocente. “Hizo exactamente lo que entrenó para hacer en sus 19 años de carrera”, dijo en sus comentarios de apertura el lunes.

Según él, George Floyd murió por una sobredosis de fentanilo, que estaba usando, y por problemas de salud.

Pero para los demandantes, el policía mostró un aparente desprecio por la vida del afroamericano al exprimirlo durante nueve minutos y veintinueve segundos.

El fiscal general Jerry Blackwell afirmó en su declaración de apertura que había “traicionado” a su departamento de policía y había usado fuerza excesiva para “agotar el último aliento de vida”.

Las partes tienen de tres a cuatro semanas para convencer a los jurados que se espera que den su veredicto a finales de abril o principios de mayo.

Los otros tres policías involucrados en el drama, Alexander Quinn, Thomas Lin y Tu Thao, serán juzgados en agosto por “complicidad en asesinato”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *