La justicia argentina ha declarado culpable al Estado de un «crimen de lesa humanidad» en la masacre de los indígenas de Napalpí.

PARÍS, 20 de mayo (Benin News) –

La justicia argentina reconoció este jueves en un fallo judicial la «responsabilidad» del Estado en el «crimen de lesa humanidad» conocido como la masacre de Napalpí, en el que hace casi medio año murieron entre 400 y 500 indígenas de las comunidades qom y moqoit. la provincia del Chaco (norte).

La justicia señaló que el «crimen de lesa humanidad», vinculado al «genocidio de los pueblos indígenas», las etnias qom y moqoit, fue cometido por policías nacionales y civiles armados que con ayuda de logística aérea ingresaron a El zona de Aguará el 19 de julio de 1924, según informó La Nación.

La jueza federal número 1 de Resistencia, Zunilda Niremperger, culpó al Estado-nación, que ordenó «reparaciones históricas» por el etnocidio de 98 años. La sentencia señala que los uniformados «se instalaron a quemarropa» y «dispararon desde allí, todos al mismo tiempo ya quemarropa durante una hora».

“Bajo el impacto de las balas, se estima que murieron entre 400 y 500 miembros de las etnias qom y moqoit, entre niños, mujeres, algunas de las cuales estaban embarazadas, hombres, ancianos y ancianas”, dice la sentencia. . y agregó que los heridos que no pudieron escapar «fueron tratados de la manera más cruel posible».

El fallo también señala que “el Estado ha seguido una estrategia de construcción de una historia oficial para desmentir y encubrir la masacre, presentando los hechos como un presunto enfrentamiento”.


El tribunal ordenó al Estado realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad con la participación de las víctimas de los pueblos Qom y Moqoit. El equipo argentino de antropología forense también establecerá un plan de trabajo para la continuación de las excavaciones, investigaciones y exhumaciones de las fosas comunes de las víctimas.

READ  Pie: Lionel Messi, el "chip" se ha vuelto demasiado grande para el Barcelona

Este proceso, primero de su tipo en Argentina y América, ha sentado un precedente para dar mayor visibilidad a los crímenes contra los pueblos indígenas en el continente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.