La guerra en Ucrania, día 208 | Rusia refuta la «mentira» de hallar cientos de cadáveres en Isium

(Kyiv) El Kremlin describió el lunes como una «mentira» el descubrimiento de cientos de tumbas en un bosque cerca de la ciudad recién capturada de Izyum, en la última negación de abusos por parte de Rusia.

Actualizado ayer a las 4:18pm.

Anya Tsukanova y Dave Clark en Kobyansk
agencia de medios de Francia

Las autoridades ucranianas anunciaron el impactante descubrimiento el viernes cerca de esta ciudad de antes de la guerra de unas 50.000 personas, que estuvo bajo ocupación rusa desde abril hasta principios de septiembre.

Los periodistas de AFP vieron el viernes cientos de tumbas con una cruz con números o nombres y fechas, así como una fosa común que contenía 17 cuerpos de soldados ucranianos, según expertos forenses.

Al menos uno de los cadáveres estaba esposado con una cuerda.

Según las autoridades ucranianas, en este bosque cercano a Izyum se encontraron más de 440 tumbas, donde la Policía Nacional también dijo haber descubierto, como en otros lugares recientemente incautados, «cámaras de tortura».

Es una mentira «Por supuesto, defenderemos la verdad en este caso», subrayó el lunes el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, habló con él el sábado sobre «nuevas pruebas de tortura» en Izyum, donde «continúa la exhumación».

Las fuerzas rusas fueron acusadas de cometer numerosas violaciones en los territorios que controlan en Ucrania, en particular en Bucha, en las afueras de Kyiv, donde los cuerpos de civiles ejecutados fueron encontrados en las calles después de su partida a finales de marzo. Moscú niega haber cometido estos crímenes, citando el «fraude» ucraniano.

READ  Asamblea Nacional | Macron desata una tormenta en medio de controles de pasaportes

La presidencia checa de la Unión Europea pidió el sábado la creación de un tribunal internacional especial para Eziom y Naciones Unidas dijo que quería enviar un equipo «pronto».

Planta de energía nuclear objetivo

Ucrania, sobre el terreno, acusó el lunes al ejército ruso de bombardear el sitio de la planta de energía nuclear de Pevdenoukrainsk en el sur del país, después de semanas de tensión en torno al sitio de Zaporizhia, que está ocupado por Moscú y es blanco de varios ataques.

Según el operador Energoatom, “se produjo una potente explosión a solo 300 metros de los reactores” de esta planta, lo que provocó que fuera objeto de un ataque nocturno de un misil ruso.

El presidente Volodymyr Zelensky enfatizó una vez más que Rusia pone en riesgo «al mundo entero» y pidió que se «detenga para que no sea demasiado tarde».

En su discurso vespertino, Zelensky afirmó que el ejército ucraniano «mantuvo firmemente sus posiciones» y «estabilizaron la situación» en la región de Kharkiv, mientras que el avance ucraniano se desaceleró durante varios días.

En Donetsk, el bastión de los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, 13 civiles murieron el lunes en una redada «punitiva» ucraniana en una plaza de una ciudad que ha eludido el control de Kyiv desde 2014, según el alcalde pro-Moscú. .

Y en la vecina región de Lugansk, los separatistas condenaron a dos empleados de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) a 13 años de prisión por «alta traición» por proporcionar «información secreta» a los servicios de inteligencia extranjeros.

READ  Estados Unidos El informe dice que muchas grandes empresas no pagan impuestos

En el resto de Ucrania, 10 civiles murieron y otros 22 resultaron heridos en las últimas 24 horas, según el informe presidencial ucraniano, que informó de bombardeos en varias áreas a lo largo del frente y combates principalmente en la región de Lugansk, en el este.

Sin agua, sin electricidad

En la región de Kharkiv en el noreste, los periodistas de AFP presenciaron fuego de artillería en el frente de Kobyansk, mientras un flujo constante de civiles traumatizados abandonaba la ciudad que alguna vez estuvo bajo control ucraniano.

En las calles de la ciudad, todavía se veían enormes carteles de propaganda prorrusa, y las calles estaban llenas de vidrios rotos, cartuchos y restos de raciones.

«Hace una semana que no hay luz ni electricidad. No hay agua», dijo a la AFP Raslan, de 49 años, ex policía.

En la misma zona, periodistas de la AFP recogieron testimonios de ucranianos que dijeron haber sido torturados por soldados rusos durante la ocupación por parte de las fuerzas rusas.

“Me golpearon los talones, la espalda, las piernas y los riñones”, testifica Michalo Chendiu, de 67 años, que lo conoció en el hospital Izium. Dice que lo retuvieron durante doce días en una celda húmeda y que sus carceleros le rompieron el brazo con una barra de metal.

Los soldados rusos lo acusaron de dar a las fuerzas ucranianas las coordenadas de una escuela en la que se habían instalado. Los bombardeos ucranianos provocaron la muerte de muchos soldados allí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.