La fotografía inofensiva que agita las aguas en vísperas de las elecciones legislativas argentinas

Miércoles 25 de agosto de 2021 a las 3:29 p.m.

Rachid MAMOUNI.

Buenos Aires – La onda expansiva provocada por una foto de cumpleaños, tomada en la residencia oficial del presidente de Argentina, es inconmensurable.

En la actualidad, aún es pronto para medir el impacto preciso en el gobierno del país tras la publicación de esta foto, pero los próximos plazos electorales sin duda revelarán la magnitud del impacto en la escala de la sismología de la política argentina.

Pero, ¿por qué una simple foto de cumpleaños la ocupa y preocupa, por unos días, al escenario político y mediático argentino?

En primer lugar, están los personajes que se muestran en la foto. El presidente Alberto Fernández, su esposa Fabiola Yáñez y una decena de invitados fueron seleccionados manualmente para asistir al cumpleaños de la primera dama.

Pero los datos con valor capitalino son los de la fecha en que se tomó la foto: 20 de julio de 2020. En ese momento, Argentina atravesaba un período de cuarentena muy severo, impuesto por un decreto firmado por el presidente. Políticamente insostenible.

La pregunta de sentido común que se hacen los argentinos de todas las categorías, amigos y aliados políticos del presidente, así como sus detractores, es: ¿cómo es posible que una fiesta de esta magnitud se hubiera organizado en una noche de julio? En la residencia oficial, ¿cuándo tuvo que cumplir todo el país con estrictas restricciones?

En dos ocasiones, el presidente apareció en los medios de comunicación para disculparse con sus conciudadanos, alegando imprudencia por un momento de distracción.

READ  Un eclipse solar total en Chile y Argentina

Preguntado por MAP, el analista político Pablo Ibáñez considera que “las primeras consecuencias fueron los disturbios y tensiones internas que generó esta foto dentro del gobierno y entre los activistas de la alianza gobernante”.

Según Ibáñez, “es la imagen del presidente la que golpea”, de ahí el temor de la coalición “Front de Tous” que apoya al presidente, de perder algunos de los famosos “votos volátiles” que podrían inclinar la balanza a favor de la oposición, especialmente en el área metropolitana de Buenos Aires, donde vive casi un tercio del electorado.

Sin embargo, el periodista y analista político matiza este temor de la coalición gobernante porque, según él, el apoyo al gobierno declinó mucho antes de este episodio en la foto, principalmente por el manejo de la pandemia y el incumplimiento. promesas electorales.

En este panorama de rápida reorganización, la oposición legal, que hasta ahora se ha debilitado desde que perdió las elecciones presidenciales, parece tener en este cuadro de discordia una poderosa herramienta política para recuperar el terreno perdido.

Sus principales dirigentes, entre ellos el expresidente Mauricio Macri, no pierden oportunidad de obsesionarse con el mandatario y señalar con el dedo el “carácter inmoral” del partido organizado en medio de un período de cierre.

El expresidente denunció, en particular, en una entrevista con una televisión local, que se cree que la coalición gobernante, a la que calificó de “casta” y cuyo presidente es un líder, está por encima de la ley.

Julian d’Imperio, periodista político del prestigioso sitio de noticias “Perfil”, está de acuerdo. Juzgó, en un comunicado a MAP, que este asunto “que genera un grado extraordinario de indignación, está cada vez más latente y se ha consolidado con el tiempo”.

READ  Cómo fueron víctimas de las monjas francesas de la dictadura argentina

“Creo que esto ciertamente afecta la imagen del gobierno, que sufre de un doble desgaste: el manejo de la pandemia y la situación económica (inflación, desempleo y menores salarios)”, agregó D’Imperio, quien considera esto un episodio de privilegio. en la clase política conducirá realmente a la pérdida de votos ”, en detrimento del gobierno.

Sin embargo, aclaró, “dado que no hay un gran líder opositor que canalice esta indignación, podría haber elecciones con más votos en blanco, votos de protesta o abstención”.

A tres semanas de las alcaldías de cara a las elecciones legislativas del próximo noviembre, en las que el centroizquierda en el poder lo juega todo, el reto actual del gobierno es hacer de este capítulo de una foto indeseada que no debería haberse olvidado lo antes posible, nunca publicada. Una traición en el círculo íntimo de la primera dama.

Al mismo tiempo, la oposición está trabajando con todos los medios a su alcance para mantener esta foto a flote en la escena mediática y en las pantallas de televisión, esperando que los votantes la recuerden cuando llegue el momento de dejarla. urnas el próximo noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *