Japón | Primeras ejecuciones de condenados desde 2019

(Tokio) Japón ejecutó a tres condenados a muerte el martes, introdujo la pena de muerte por primera vez desde diciembre de 2019 y el primer ministro Fumio Kishida asumió el cargo a principios de octubre.




Kyoko Hasegawa y Mathias Sina
Agencia de medios de Francia

Un funcionario del Ministerio de Justicia dijo que «tres de los condenados a muerte fueron ejecutados hoy».

Explicó que un hombre de 65 años fue condenado por matar a siete miembros de su familia y vecinos con un martillo y un cuchillo en 2004, y dos hombres, de 54 y 44 años, fueron condenados por doble asesinato en 2003.

La ejecución más reciente en Japón fue en diciembre de 2019, la ejecución de un hombre chino condenado por matar a cuatro miembros de la misma familia en el suroeste del país en 2003.

Japón ejecutó a tres convictos en 2019 y a 15 en 2018, incluidos 13 miembros del culto Aum, involucrados en el ataque con sarín en el metro de Tokio de 1995.

El apoyo del pueblo japonés a la pena de muerte sigue siendo fuerte a pesar de las críticas del exterior, en particular de organizaciones de derechos humanos.

«Si se mantiene o no la pena de muerte es una cuestión crítica con respecto a los cimientos del sistema de justicia penal japonés», comentó el martes el subsecretario de gobierno, Seiji Kihara, durante una rueda de prensa.

Y agregó: «Mientras se siguen cometiendo crímenes horribles, se debe imponer la pena de muerte a quienes hayan cometido actos de atrocidades graves e ineludibles».

READ  ¿Qué pasa si los demócratas pierden regularmente?

‘La dignidad se burla de la dignidad’

Las ejecuciones del martes se produjeron días después de que un incendio en una clínica psiquiátrica en el oeste de Osaka mató a 25 personas, ya que los agentes de policía anunciaron el nombre de un sospechoso mientras aún no se había abierto una investigación penal oficial.

En la actualidad, Japón tiene más de 100 prisioneros en el corredor de la muerte y, por lo general, transcurren muchos años entre la sentencia y la ejecución en la horca, pero los detenidos suelen ser notificados unas horas antes de la ejecución.

A principios de noviembre, dos condenados a muerte iniciaron un proceso judicial contra el gobierno japonés, denunciando la práctica como ilegal y, según ellos, era la fuente de problemas psicológicos. “Viola la dignidad humana”, dijo su abogado, y explicó que las ejecuciones generalmente se anunciaban para los convictos con solo una o dos horas de anticipación, lo que les impedía reunirse con su abogado o presentar una apelación.

Por otra parte, en diciembre de 2020, la Corte Suprema de Japón revocó una decisión que bloqueaba la solicitud de revisar el juicio de Iwao Hakamada, un hombre que ahora tiene 85 años y se considera el más anciano del mundo en el corredor de la muerte.

Hakamada pasó más de cuatro décadas en el corredor de la muerte en 1968 por los cuádruples asesinatos de su jefe y tres miembros de su familia.

Los japoneses habían confesado el crimen después de semanas de interrogatorios bajo custodia antes de retractarse. Desde entonces había declarado su inocencia, pero su condena se confirmó en 1980.

READ  China publica imágenes de un choque fatal con India

Cuando se aplica la pena de muerte en Japón, los presos, esposados ​​y con los ojos vendados, son trasladados a través de una trampilla que se abre bajo sus pies, mediante un mecanismo accionado por uno de los tres botones. Una habitación contigua, presionada al mismo tiempo por tres guardias ignorando cuál está activo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.