jaguares reintroducidos en el noreste de Argentina

Una pequeña victoria sobre la degradación de los ecosistemas, de la que Argentina no escapa. La ONG Rewilding Argentina informó que el país, que está llevando a cabo un programa de reintroducción de jaguares (cuya presencia no se registra desde hace setenta años) en el Parque Iberá, liberó allí, el sábado 17 de abril, a una madre y sus dos cachorros. .

“Es la primera vez en la historia que se ha intentado llevar a este gran gato a un entorno en el que el hombre lo ha exterminado”., dijo la ONG, que lleva diez años llevando a cabo este proyecto.

La reintroducción de esta hembra, llamada “Juruna”, y sus dos jóvenes cautivas, nacidas en cautiverio en diciembre, eleva a seis el número de jaguares liberados desde principios de año en el Parque Iberá, un área protegida de casi 200.000 hectáreas. ubicado en las fronteras de Paraguay y Brasil, cubierto de pantanos, ríos y lagunas y rodeado de prados y montañas.

Juruna se une a su hermana, Mariua, y sus dos pequeños, liberados en enero. Estas dos hembras salvajes, nativas del norte de Brasil, fueron recolectadas mientras los cazadores furtivos mataban a su madre unos meses después del nacimiento.

Una especie “casi amenazada” de extinción

La deforestación, las tierras de cultivo, los incendios forestales y la caza furtiva han destruido esta especie en la provincia de Corrientes.

El jaguar, cuya población más grande se concentra en el Pantanal brasileño (el humedal tropical más grande del mundo), se considera “Casi amenazado” desaparición por parte de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

READ  Con Jorge Sampaoli, el Olympique de Marsella quiere intentar reavivar la llama
Leer también En Brasil, la desaparición del jaguar amenaza el bosque atlántico

En Argentina se han catalogado entre 200 y 300 ejemplares distribuidos en la selva de las provincias de Salta, Misiones, Formosa y Chaco en el norte del país.

En Iberá, el jaguar se suma a otras especies clave que se han reintroducido, como el venado de las pampas, la hormiga gigante, el pecarí de collar y la guacamaya roja. Los pantanos del Iberá son uno de los principales atractivos naturales emergentes de Argentina. Esta área de conservación de la naturaleza recibió 45.000 visitantes un año antes de la pandemia relacionada con el coronavirus.

El mundo con AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *