Inmigración francesa a Argentina | Característica de unión

Gracias a Leticia Benítez, el equipo de Trait-d’Union se dispuso a viajar a San José para ponerse en contacto con algunos descendientes de los Saboya que llegaron a Argentina en la segunda mitad del siglo XIX.

Con entusiasmo y buen humor comunicativo, Leticia logró convencer a la gente de Trait-d’union reunida durante un encuentro, luego durante la visita al museo y luego individualmente, para dedicar el sábado a regresar a sus antepasados.

Borget
La familia de Leticia no hablaba francés, ella misma representa la sexta generación de estos inmigrantes; es su madre quien la empuja a aprender el idioma de Molière en la universidad. Toma clases particulares y sigue el método de aprendizaje de idiomas “Arhipel” en Colón, la ciudad cercana a San José, fundada principalmente por los suizos de Valais. Es testigo de la marcha de su maestra a Suiza, luego a otras, todas atraídas por las ganas de ir a conocer sus orígenes. Así está decidida a interesarse por su genealogía, su abuela la ayuda.

Los Borget, la familia materna de Leticia, proceden de Reyvroz, en la Alta Saboya: una familia de origen campesino que, como muchas otras, decide emigrar impulsada por la presión demográfica y la falta de tierra para proporcionar trabajo e ingresos a todos. Su abuelo François Borget decide marcharse; se embarca en Galileo en 1861, y conoció en el barco a una joven Appolonie Lugrin, que se convertiría en su esposa. Viajando sola, la joven acompaña a sus hermanos. Los primeros años fueron duros: la devastación provocada por el paso de las langostas quedó en los anales de San José. Las comunicaciones no son fáciles: una carta tarda tres meses en llegar a su destino (ver más abajo una carta enviada por Appolonie a una de sus cuñadas) *. Poco a poco, los lazos con la familia francesa se desvanecen, y François Borget viene a empoderar todos los activos que quedan en Francia para ser liquidados. “Los puentes están cortados”.

READ  ¡Disfrute de unas agradables vacaciones con una VPN!

Asociación Saboya-Argentina
De regreso a Leticia, presencia desde 1989 la salida de otros profesores de su entorno, en su región de origen. Destaca la efervescencia que parece tener lugar a ambos lados del Atlántico, los Saboya “San-Joseniens” y los Valais quieren encontrarse con sus primos al otro lado del Atlántico. La Asociación Saboya-Argentina nació en la década de los noventa, desde entonces se han organizado y se han ido intensificando las reuniones familiares. Se organizan más de ocho intercambios de grupos importantes, el mayor contingente procedente de Francia será nada menos que 360 ​​personas. Los argentinos también viajan en busca de parientes lejanos; Se establecen contactos con primos, tíos o tías francesas y muchos, tentados por estos encuentros, comienzan a elaborar su árbol genealógico. Muchas familias resultantes de esta inmigración, hoy conocen perfectamente sus orígenes.

Como una golondrina …
Leticia aprovecha la llegada a Argentina del primer grupo que va con ellos. Es un “au pair”, perfecciona su francés y va a esquiar durante sus 10 meses de estancia. A su regreso, inició sus estudios de francés como lengua extranjera, y unos años más tarde comenzó a dar clases de adultos en el Centro Savoie Argentina, luego montó, a pedido del presidente del Centro, una clase de jardín de infancia. “Jardin P’tit Poisson”. A principios de la década de 2000, conoció a su futuro esposo, un saboyano que visitó las tierras del sur. A partir de esta fecha, el hogar vivirá unos años entre Francia y Argentina, una “trashumancia” como la llama Leticia a escala “planetaria”. Cuando está en Francia, Leticia trabaja con pescadores profesionales en el lago Lemán para cortar filetes de perca, una delicada ocupación profesional que requiere mucha paciencia, para retomar, de regreso en San José, los libros de texto FLE. El regreso definitivo de la familia a Argentina se produce en 2017, a la edad en que su pequeño Celestino tiene que ir a la escuela.

READ  Argentina | La investigación de una presunta amenaza terrorista contra la comunidad judía

ACPROFER
Entre sus múltiples actividades, hay una que reclama toda la atención de Leticia, la enseñanza oficial de francés en San José. Para ello, participó activamente en la creación de una muy joven asociación de profesores de francés como lengua extranjera, ACPROFER, que reúne a profesores de FLE de toda la provincia de Entre Ríos, motivados en particular por la supervivencia del francés en la provincia. . . La Asociación ACPROFER nació el 14 de julio de 2021 y actualmente se encuentra registrada para ser reconocida como persona jurídica.

Leticia, que un día despertó la curiosidad, elaborando su árbol genealógico y descubriendo a sus lejanos y casi diáfanos antepasados ​​saboyanos, está hoy inmersa de lleno en la lengua y la cultura francesa, casada con un francés y madre de un niño francés.

El círculo está completo “…

Entrevista a Marie-Françoise Mounier-Arana y Elisabeth Devriendt

Es importante señalar que los inmigrantes de Saboya tenían un cierto nivel de educación: generalmente venían con un certificado de educación en el bolsillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *