Informe de experto | Aumentar el número de jueces de la Corte Suprema de EE. UU. Sería arriesgado

(Washington) Un aumento en el número de jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos, como exigen algunos de la izquierda, amenaza con socavar la legitimidad de esta poderosa institución, según un informe pericial difundido el jueves por la Casa Blanca.


El panel de juristas, al que el presidente demócrata Joe Biden ha pedido que considere varias opciones para reformar la Corte Suprema, sugiere que reducir el mandato de los Nueve Ancianos es una idea más consensuada.

La portavoz presidencial Jen Psaki dijo que esas conclusiones están contenidas en un informe inicial, pendiente de un informe final dentro de un mes, y “son sólo una evaluación, no una recomendación”.

Sin embargo, deberían aliviar la presión sobre Joe Biden, quien está siendo presionado por el ala izquierda del Partido Demócrata para aumentar el número de jueces de la Corte Suprema para mitigar la influencia de los jueces conservadores dentro de ella.

La Corte Suprema de los Estados Unidos decide sobre muchos temas de la sociedad, como el acceso al aborto o los derechos de las minorías sexuales. Sus miembros, nombrados de por vida, son elegidos por el presidente y ratificados por el Senado.

El republicano Donald Trump logró incorporar a tres jueces, lo que elevó el número de jueces conservadores a seis de un total de nueve. Esta nueva mayoría, en opinión de muchos observadores, está comenzando a desplazarse hacia la derecha, lo que está alimentando los llamamientos a la reforma.

Los demócratas elegidos en la Cámara de Representantes ya han presentado un proyecto de ley para nombrar a cuatro jueces adicionales. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se negó a someterlo a votación hasta que el comité presidencial pudiera presentar sus conclusiones.

READ  Intento de golpe de Estado en Haití Juez de la Corte Suprema de Haití arrestado

En su informe provisional, destacó que sus miembros están “divididos cuando se trata de si es prudente o no aumentar el tamaño de la corte”. Esta opción, escribió, “conlleva riesgos significativos” y es probable que debilite aún más la legitimidad de una “institución fuerte”.

Por otro lado, “limitar el mandato de los jueces parece tener un apoyo más amplio y de ambos lados”, señaló, invocando varias opciones, incluido un máximo de 18 años.

Tal reforma permitiría, en su opinión, “preservar la independencia del poder judicial al tiempo que se asegura que la composición del tribunal dependa del resultado de las elecciones a lo largo del tiempo” y no de la mera casualidad, lo que significa que algunos presidentes tienen un oportunidad de decidir. Nombramiento de múltiples jueces y menos.

Adoptar esta reforma requeriría una reforma constitucional, que es un proceso muy engorroso en Estados Unidos, o una simple ley, que también sería difícil dadas las tensiones políticas en el Congreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *