Guerra en Ucrania, Día 134 | Fuertes bombardeos al este de Kramatorsk

(Kramatorsk) «¡Que lo intenten! El jueves, el presidente ruso, Vladimir Putin, desafió a Occidente a derrotar a Rusia «en el campo de batalla» en Ucrania, mientras estadounidenses y europeos se apresuraban a entregar armas a las fuerzas de Kyiv.

Publicado a las 9:18 am
Actualizado a las 13:40.

Nicolás García
agencia de medios de Francia

«Escuchamos hoy que quieren derrotarnos en el campo de batalla. ¿Qué digo? ¡Que lo intenten!», dijo Putin durante una reunión con los líderes del grupo en la cámara baja del parlamento, que fue televisada.

Él dice que Rusia «aún no ha comenzado cosas serias» en Ucrania. “Todos deben saber que aún no hemos comenzado cosas serias” en Ucrania, dijo Putin durante un discurso televisado. Al mismo tiempo, no rechazamos las negociaciones de paz. Pero aquellos que se nieguen deben saber que cuanto más tiempo (se nieguen), más difícil será para ellos negociar con nosotros.

El jueves, las fuerzas rusas bombardearon varias localidades en la cuenca del Donbas, en el este de Ucrania, que intentan ocupar por completo, incluida la cuenca del Kramatorsk, donde murió al menos un civil, según las autoridades locales.

En Kramatorsk, la capital de la parte de Donbas controlada por Ucrania, la explosión dejó un gran cráter en un patio entre un hotel y edificios de apartamentos, señalaron periodistas de la AFP. Vieron un cuerpo muerto y herido, y dos autos en llamas.

«Un ataque aéreo en la parte central de Kramatorsk. El alcalde de la ciudad, Oleksandr Goncharenko, anunció a través de Facebook, llamando a los residentes a permanecer en los refugios.

Este «ataque deliberado contra civiles» causó «una muerte y seis heridos», anunció en Telegram el gobernador de la región de Donetsk, Pavlo Kirilenko, y explicó que estas cifras son provisionales y que «seis edificios resultaron dañados, incluido un hotel y un edificio de apartamentos».

READ  Ecuador: La producción de petróleo debe detenerse en 48 horas si continúan las protestas

«Les pido a todos: ¡Evacuen! La evacuación es temporal y debemos preservar la vida ahora».

Los rusos, que en las últimas semanas han avanzado en el Donbass, su objetivo prioritario desde su retirada de las inmediaciones de Kyiv a finales de marzo, aseguran haber tomado hace unos días el control total de la provincia de Lugansk, uno de ellos. formación de la zona minera.

Los rusos «todavía no han llegado a las fronteras de la región», negó este jueves el gobernador del condado, Sergio Gaidich, acusando a los rusos de reclutar por la fuerza a residentes de las ciudades de Severodonetsk y Lysechansk bajo su control, en su promesa de una carrera.

«No mas opciones»

Las fuerzas rusas ahora buscan ocupar otra provincia de Donetsk para ocupar todo Donbass, que ha sido controlado parcialmente por separatistas respaldados por Moscú desde 2014.

El gobernador de la provincia de Donetsk, Pavlo Kirilenko, informó que al menos siete civiles murieron el miércoles por fuego de artillería y lanzacohetes en varias localidades.

En esta provincia, Sloviansk y su ciudad gemela Kramatorsk son los próximos objetivos de las fuerzas rusas en su plan para conquistar Donbass, tras cuatro meses y medio de conflicto.

El martes, misiles rusos impactaron en un mercado en el centro de Sloviansk, quemaron y destruyeron parcialmente, matando al menos a dos personas.

El miércoles, el alcalde de Slovensk, Vadim Lyakh, indicó que la evacuación de la ciudad, alentada por las autoridades locales, estaba «en marcha».

«Voy a enviar a mi esposa y luego no tengo otra opción. Mañana me alistaré en el ejército», dijo a la AFP Vitaly, de 30 años, después de despedirse de su esposa Svetlana, quien partió el miércoles. Rumbo a Dnipro (centro) en un autobús que transportaba a unas 150 mujeres. Y niños a bordo.

READ  Colapso de edificio en Florida: la búsqueda continúa

«Tuvieron que irse, después de lo que pasó ayer (martes), dieron en el centro de la ciudad», dijo Vitaly, quien consideró que estaba convencido de que Slovyansk no caería en manos de los rusos y que su familia regresaría allí.

El alcalde de la ciudad dijo, el miércoles, que aún quedaban unos 23.000 de los cerca de 110.000 habitantes que vivían en ella antes del conflicto, y ha contabilizado 17 muertos y 67 heridos desde el inicio de las hostilidades.

En el sur, los rusos todavía están bombardeando la región de Mykolaiv y los combates continúan alrededor de la ciudad de Kherson que han ocupado desde los primeros días de la guerra y donde están tratando de evitar los contraataques ucranianos, según Kyiv.

El ejército ucraniano confirmó finalmente, este jueves, que había recuperado el control de la Isla de la Serpiente en el Mar Negro, después de haber entregado allí su bandera hace unos días, tras la retirada de las fuerzas rusas de esta pequeña área simbólica.

Por su parte, Moscú aseguró que realizó un ataque allí por la mañana con «misiles de alta precisión», matando a algunos soldados ucranianos que iban a izar allí una bandera y provocando la huida de los supervivientes.

G20 bajo el poder

Mientras que en Europa Occidental, todos los ojos estaban puestos este jueves en Londres, ya que el primer ministro británico, Boris Johnson, decidió dejar el poder, y la presidencia de Ucrania le agradeció su apoyo en lo «más difícil» de la invasión rusa. El presidente Volodymyr Zelensky expresó su «tristeza».

En Indonesia, la reunión de cancilleres de las veinte mayores economías del mundo (Grupo de los Veinte) comenzó este jueves en la isla de Bali, en presencia de Rusia y los aliados occidentales de Ucrania.

READ  Las hijas de Vladimir Putin fueron castigadas

Una fuente diplomática francesa señaló que la tensión entre los dos campos y la presencia del jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, «esperan un enfrentamiento bastante difícil».

La Unión Europea ha advertido que rechaza el uso por parte de Rusia del G-20 «como plataforma de propaganda» sobre el conflicto en Ucrania.

Sin embargo, un funcionario estadounidense dijo que esperaba que «casi todas las naciones del G20» acordaran iniciativas para abordar la inseguridad alimentaria mundial y la volatilidad de los precios de la energía inducida por la guerra.

Agregó que la emisión de una declaración conjunta del Grupo de los Veinte sobre Ucrania no será posible debido a la participación de Rusia en la cumbre.

En vísperas de la reunión ministerial en Bali, el jueves, el Sr. Lavrov se reunió allí con su homólogo chino, Wang Yi. Según el Ministerio ruso, las dos partes consideraron particularmente «inaceptables» las «sanciones unilaterales que se adoptaron eludiendo a las Naciones Unidas».

China, que se ha negado a condenar la invasión rusa de Ucrania, mantiene buenas relaciones con el Kremlin a pesar de los esfuerzos de los países occidentales por aislarlo.

Por su parte, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, criticó el «fracaso» de Naciones Unidas para evitar la guerra en Ucrania, y acusó a Rusia de imponer al Consejo de Seguridad su posición «moralmente corrupta» y su «guerra ilegal».

METROyo Ardern, que durante mucho tiempo ha criticado el poder de veto de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia), ha renovado su llamamiento a la reforma de la ONU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.