Eventos del 6 de enero de 2021 | Un año después del ataque al Capitolio, Trump está en todas partes

(Washington) Republicanos con su silencio, Biden con sus ataques … El primer aniversario del ataque al Capitolio le dio a Donald Trump más espacio político, más que nunca en el corazón de la ecuación política estadounidense.




Camille Camdessus
Agencia de medios de Francia

Joe Biden sorprendió al anunciar el ataque que tuvo lugar hace un año contra el Congreso de Estados Unidos. El que habitualmente invoca a su predecesor solo con desviaciones de camello, o apodos como “El otro tipo” o “El hombre de antes”, no escatimó golpes contra su oponente, cuyos partidarios invadieron el templo de la democracia estadounidense el 6 de enero de 2021.

Foto de Reuters

El demócrata de 79 años ha presentado una denuncia contra su antecesor, quien “creó y difundió una red de mentiras en torno a las elecciones de 2020, lo hizo porque prefería la fuerza a los principios”, y porque sus “egos heridos le importan más”. que nuestra democracia “.

El demócrata dijo que Donald Trump creó una “red de mentiras” y “trató de evitar la transferencia pacífica del poder”. Pero a través de sus ataques, Joe Biden también le ofreció a su rival la oportunidad de regresar a la arena política.

Sin demora, el expresidente se puso los guantes y respondió con comunicados de prensa.

El primero en denunciar el “teatro político” es el discurso de Biden, que pretende olvidar sus “fracasos”. “Todo lo que toca resulta ser un fracaso”, repite en un segundo, con unos minutos de diferencia.

FOTO MANDEL NGAN, AFP

Donald Trump se dirige a sus partidarios en Washington antes del ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021. El expresidente canceló una conferencia de prensa programada para conmemorar este logro histórico de su presidencia, pero reaccionó con enojo a los ataques del presidente Joe Biden.

Con un tercero, lleva a casa el punto: “Nunca olvides el crimen que fue la elección presidencial de 2020. ¡Nunca te rindas!”

READ  Se han identificado más de 400.000 casos nuevos en India

Hasta ahora, Donald Trump se ha visto obligado a renunciar a la celebración de una conferencia de prensa el jueves y parece haber renunciado para dar marcha atrás en ese día de celebración.

FOTO J. SCOTT APPLEWHITE, ASOCIADO PRENSADO

Los representantes Matt Gates y Marjorie Taylor, aliados del expresidente Trump, llegan a una conferencia de prensa el jueves 6 de enero de 2022 en Capitol Hill. Culparon a los demócratas, a la policía del Capitolio y al gobierno federal por el ataque del 6 de enero de 2021.

Por el contrario, el violento choque de los años setenta hizo pensar a veces en la campaña de 2020. Entonces, ¿preparar el escenario para 2024?

Silencio republicano

Todo parece posible.

Debido a las tormentosas diatribas del multimillonario, los republicanos, casi unánimes al condenar las acciones de los manifestantes pro-Trump hace un año, se oponen al silencio alarmante.

Los raros republicanos que rompen un comunicado de prensa, como la senadora Lindsday Graham, lo hacen para ir en dirección a Donald Trump, una vez más una señal del control del expresidente sobre su partido, más de un año después de su derrota en noviembre. Elecciones 2020

“Si la presidencia de Biden está en caída libre un año después del 6 de enero, no es por el ataque al Capitolio, sino por sus políticas fallidas y su pobre liderazgo”, acusa – lo hace.

Según el senador de Carolina del Sur, Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris están tratando de convertir el ataque al Capitolio en un asunto político.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, también acusó a sus compañeros demócratas de “utilizar el aniversario para promover objetivos políticos partidistas”. Tras su ausencia de la ceremonia, salió de Washington para asistir a un funeral en el sur del país.

READ  China ha probado un misil hipersónico en órbita

carriles desiertos

Las únicas voces disonantes se encuentran entre los republicanos: Liz Cheney, la oponente electa de Donald Trump, y su padre, Dick Cheney, el exvicepresidente de George W. Bush.

FOTO MANUEL BALCE CENETA, Associated Press

Ningún senador republicano participó en un minuto de silencio. En la otra cámara del Congreso, la Cámara de Representantes, solo dos prominentes conservadores, el exvicepresidente Dick Cheney y su hija Liz Cheney, aparecieron en una disputa abierta con Donald Trump. Véalos arriba al final de la sesión.

Los dos estuvieron presentes durante un minuto de silencio para llorar a los policías fallecidos como consecuencia del ataque.

Liz Cheney es una de las dos autoridades republicanas electas que aceptaron participar en el Comité de Investigación Parlamentaria que busca arrojar luz sobre las responsabilidades en los eventos del 6 de enero de 2021.

A pesar de la abrumadora evidencia de lo contrario, más de la mitad de los votantes de los partidos todavía creen que las elecciones presidenciales de 2020 le fueron robadas a Donald Trump.

Entonces, en este Día de los Caídos, los republicanos abandonaron los pasillos del Capitolio.

Bilis tóxica

No es un republicano en el Senado, donde pocas horas después del discurso de Joe Biden, el líder demócrata Chuck Schumer acusó a Donald Trump de “continuar hoy derramando su jugo venenoso”.

Los únicos dos funcionarios electos que romperán el silencio republicano en Capitol Hill son de los lados más pro-Trump del partido.

“Revelaremos la verdad el 6 de enero”, prometió Marjorie Taylor Green en una conferencia de prensa con su colega Matt Gaetz.

READ  cincuenta | El fin de la icónica investigación sobre el asesinato de un adolescente negro

Al igual que Donald Trump, la mujer elegida por azufre vio una de sus cuentas prohibidas en Twitter y, al igual que el expresidente, defiende la teoría de las “elecciones robadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *