Estos peces robóticos que cambian de forma nadan por el cuerpo para atacar el cáncer

Los científicos han estado buscando nuevas formas de tratar el cáncer durante años. Los nuevos robots que cambian de forma podrían ofrecer un nuevo método de tratamiento. Los nuevos robots tienen forma de pez y pueden administrar medicamentos directamente a las células infectadas. Esto puede ayudar a reducir los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia.

El estudio se realizó como prueba de concepto. Los investigadores de ACS Nano informan que los pequeños robots con forma de pez que crearon pudieron rastrear los cambios en el pH. Esos cambios podrían desencadenar una respuesta de los robots, que liberarían medicamentos de quimioterapia al paciente.

Cómo los robots que cambian de forma pueden ayudar a las personas

Investigador que trabaja en un laboratorio. Fuente de la imagen: JHDT Productions / Adobe

Los investigadores y científicos han utilizado robots microscópicos en muchas pruebas. Estos pequeños robots pueden manejar cosas pequeñas, pero la mayoría de los que hemos visto hasta ahora no pueden cambiar su forma de ninguna manera. En este nuevo estudio, los investigadores Jiawen Li, Li Zhang, Dong Wu y otros trabajaron juntos para desarrollar pequeños robots que cambian de forma.

Diseñaron los robots para usar imanes como guías. Esto permitirá que los médicos los envíen a lugares específicos para brindar tratamiento. Además, debido a que los tumores se encuentran a menudo en microambientes, el equipo diseñó los diminutos instrumentos para cambiar de forma y administrar el tratamiento en respuesta a niveles bajos de pH. Este concepto es intrigante y podría ser útil para encontrar nuevas formas de administrar tratamiento a los pacientes con cáncer.

READ  Se está estudiando una tercera inyección para contrarrestar las variables

Los científicos han demostrado múltiples formas de usar microrobots. Pudieron programar la forma de pez para abrir y cerrar la boca. Luego, los investigadores pueden controlar cuándo y dónde se liberan los medicamentos. Debido a que pudieron controlarlo, pudieron liberar los medicamentos de quimioterapia cerca de las células que los necesitaban. Esto reduciría el daño colateral al cuerpo y se enfocaría mejor en el tratamiento del cáncer.

prueba de concepto

Para comenzar con la prueba de concepto original, los investigadores crearon pequeños robots impresos en 4D con forma de cangrejo, mariposa y pez. Utilizaron un hidrogel sensible al pH para crearlo, lo que permitió que los robots se activaran según los niveles de pH circundantes. Una vez impresos, también hicieron que los robots fueran magnéticos colocándolos en una suspensión de nanopartículas de óxido de hierro. Esto les permitió controlar a los robots mediante imanes.

Por supuesto, esto es solo una prueba de concepto. Todavía no hay ningún robot con forma de pez listo para luchar contra el cáncer. Los datos de esta nueva prueba pueden abrir nuevas puertas para el tratamiento del cáncer.

La quimioterapia puede debilitar el cuerpo humano porque los medicamentos utilizados en el tratamiento no tienen una forma de determinar qué células atacar. Es difícil controlar a dónde van las drogas. Y por esto. A menudo afecta a todo el cuerpo. Si los científicos pueden probar el concepto y diseñar robots pequeños y fáciles de manejar, es posible que tengamos una nueva opción de tratamiento del cáncer para quienes la necesiten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *