entre los argentinos y el campeonato de Francia, una historia de amor que ha resistido la prueba del tiempo

El sábado 6 de noviembre, en el Stade de France, Argentina desafía a Francia con ocho jugadores jugando en Francia. Es la cuarta diáspora extranjera más representada en el campeonato francés de rugby. Detrás de los fiyianos (39), sudafricanos (29) y neozelandeses (27), los argentinos están en el puesto 22. Una historia de amor de más de dos décadas entre los argentinos y nuestro país.

Hoy, el técnico de Provence Rugby Mauricio Reggiardo llegó a Francia en 1996. Originario de Bragado, en la provincia de Buenos Aires, llegó a Castres a la edad de 26 años. Un título de campeón argentino y dos capas con Puma en maletas. “Yo formé parte de la primera generación en ir a Francia, comienza el viejo pilar. En diciembre siguiente, Omar Hassan se fue a Auch. En este proceso Lisandro Arbizu ficha por Brive. Luego, algunos otros argentinos hicieron lo mismo “.

En ese momento, el rugby todavía era amateur en Argentina, cuando el profesionalismo estaba en pañales en Francia. La gran mayoría de clubes está formada por jugadores franceses. Los pocos extranjeros proceden de las grandes naciones del rugby internacional.

Pero un evento lo cambiará todo. “El Mundial de 1999 inició la llegada de jugadores argentinos a Francia, explica Miguel Fernández, uno de los agentes más influyentes del rugby francés y sobre todo el origen de la llegada de varios pumas al estadio francés a principios de la década del 2000. PARA con motivo de los Mundiales y los torneos, siempre descubrí los talentos argentinos. Como el rugby era totalmente amateur allí, rápidamente se creó un sector. Con la llegada de los primeros jugadores a Francia, fue bastante fácil llamar a un jugador que ya jugaba en Argentina porque todos los jugadores se conocen ”.

Desde entonces, han llegado a Francia los mejores jugadores argentinos: Ignacio Corleto, Agustín Pichot, Juan Martín Hernández, Mario Ledesma, Rodrigo Roncero. En lugar de unirse al Reino Unido y sus equipos profesionales, los argentinos hacen una elección “natural”, tanto cultural como en el rugby, según Mauricio Reggiardo: “Nuestro lado latino, nuestra facilidad de adaptación y nuestros valores de rugby, similares a los de los franceses, nos facilitan venir a Francia”.

Hoy, el gerente de Provence Rugby, Mauricio Reggiardo (aquí a la izquierda) tiene 50 selecciones y 2 participaciones en la Copa del Mundo.  (PATRICK KOVARIK / AFP)

“Si tenemos que hacer una comparación con jugadores de Sudáfrica, Nueva Zelanda o Australia, los argentinos son los que se adaptan más rápido porque culturalmente es un poco igual, completa Miguel Fernandez. El juego argentino pegó bastante bien a nuestro campeonato en ese momento ”.

“El argentino debe pertenecer a donde está. En cuanto llegamos, invertimos mucho. Incluso después de dos semanas, parece que llevamos años allí. Es una cualidad de adaptación propia de los argentinos. Si se toma un jugador de en el Stade Français en ese momento, todos los chicos eran adorados. Petti y Cordero en Burdeos hoy son iguales “.

Sobre todo, los argentinos que firman en Francia están totalmente dedicados a su club. Hasta 2011 y la integración de Argentina al Rugby Championship (torneo que reúne a las tres grandes naciones del rugby sureño), los retornos a la selección nacional son raros. Solo durante las ventanas internacionales previstas a tal efecto, a diferencia de otros jugadores del hemisferio sur.

Durante cuatro temporadas, los mejores jugadores locales formaron el equipo de Jaguares para enfrentarse a los mejores clubes de Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda en Super Rugby.  (RODGER BOSCH / AFP)

En 2016, Argentina cobra aún más importancia en el rugby internacional, pero rompe algunos lazos con Francia. Por primera vez, se invita a una provincia argentina a disputar el campeonato de clubes del hemisferio sur, Super Rugby. La federación recuerda entonces todos los talentos para representar a la patria. Si la experiencia termina por la crisis de salud, termina con una final contra el ogro de los cruzados. En ese momento, había menos jugadores argentinos destacados en Europa “. Análisis de Miguel Fernandez.

Hoy, los mayores talentos de Celesti todavía están evolucionando en el campeonato francés. Pero la regla que limita el número de jugadores entrenados fuera de las fronteras nacionales y las crecientes tentaciones externas ha pasado. Algunos aprovecharon la experiencia del Super Rugby para unirse al hemisferio sur. Otros incluso llenan las filas de los equipos británicos.

El sábado, ante los franceses, cuesta imaginar a los pumas dando regalos a sus compañeros del Top 14. Incluso cansados, cuando lleguen al final de una temporada extendida, lo darán todo, como en cada uno de sus partidos contra el blues. .

READ  Vinos de Argentina, pioneros de un nuevo género Mag | El sol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *