En el Festival de Cine de Venecia, una mirada retrospectiva al histórico juicio contra la junta argentina

El histórico juicio de 1985 contra la junta militar en el poder en Argentina entre 1976 y 1983 está en el corazón de «Argentina, 1985», que fue muy elogiada el sábado en el Festival Internacional de Cine de Venecia (Italia), donde compite por el Premio de Oro león

Para su quinto largometraje, el cineasta argentino Santiago Mitre regresa a este período oscuro de la historia de su país, siguiendo los pasos del fiscal Julio Strassera, interpretado por Ricardo Darín, y su ayudante Luis Moreno Ocampo (Petru Lanzani).

“Aún recuerdo el día que Strassera leyó su acusación: el revuelo en el juzgado, la emoción de mis padres, las calles capaces de celebrar por fin algo que no era un partido de fútbol, ​​la idea de la justicia como acto de sanación”. él explicó. Santiago Mitre, ganador del Gran Premio de la Semana de la Crítica en 2015 en el Festival de Cine de Cannes (Francia) con «Paulina».

La mayor parte de la película no tiene lugar en la sala del tribunal, sino que se centra en la génesis del juicio y los obstáculos que encuentran los investigadores, que enfrentan amenazas contra ellos mismos y sus seres queridos.

“Esta historia me conmovió profundamente y me dio ganas de hacer una película sobre la justicia (…) basada en hechos que realmente sucedieron”, dijo el director.

READ  Inmigración francesa a Argentina | Rasgo de unión

El humor y la autoburla nunca faltan en esta obra que se cuida de no convertir en héroes a los protagonistas, mientras la mayor parte del país ha permanecido pasiva bajo la dictadura. «Los héroes no existen», corta el fiscal Strassera frente a su esposa.

Los testimonios de las víctimas relatando los horrores que sufrieron, en especial el de una mujer obligada a dar a luz esposada en el auto de sus torturadores, son desgarradores.

Según organismos de derechos humanos, aproximadamente 30.000 personas desaparecieron bajo la dictadura argentina. 400 bebés nacidos en cautiverio fueron entregados ilegalmente a otras personas, según la organización Bunicii din Piața Mai, que lucha por los desaparecidos.

Desde que se reanudaron los juicios a la dictadura a mediados de la década de 2000 -tras más de una década de controvertidas leyes y medidas de amnistía- unas 1.060 personas han sido condenadas por crímenes de lesa humanidad.

La justicia argentina volvió a condenar a cadena perpetua a 10 ex soldados y policías a principios de julio por asesinato, secuestro, tortura y violación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.