En Argentina, las heridas aún vivas de los indígenas del Chaco

Su rostro hinchado apareció en “uno” de los sitios de noticias en Argentina a principios de junio de 2020, en total aislamiento anti-coronavirus. “Detente, por favor detente (…). ¡Ella es menor de edad! “, grita la persona que captura, el 31 de mayo de 2020, el video rápidamente se volvió viral. Vemos a policías golpeando a jóvenes de la comunidad indígena de Qom, en una calle de Fontana, un suburbio de Resistencia, capital de la provincia argentina de Chaco (noreste). La golpiza continúa en la comisaría del barrio. Durante varias horas, las golpizas racistas y los insultos cayeron sobre Cristian, Alejandro, Daiana y Rebeca.

La escena, también filmada por cámaras policiales, conmociona a toda Argentina. Roberto Valent, Coordinador de la ONU en Argentina, y Jan Jarab, Representante en América del Sur de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, luego reclamar “Urgentemente” investigar. El presidente Alberto Fernández (centro izquierda) condena la violencia y reconoce “Una deuda de democracia” – la fórmula establecida en Argentina para designar todo lo que el Estado todavía le debe a la población.

“Este es otro caso de violencia policial, pero la peculiaridad de este caso es que está filmado. La policía sabía que había cámaras de vigilancia y lo hicieron de todos modos, lo que ilustra su sensación de impunidad “., observa, un año y medio después, Kevin Nielsen. Vicepresidente del Comité para la Prevención de la Tortura (organismo público e independiente), apoya los esfuerzos de la familia para obtener justicia y es parte civil.

En un informe de 2016 titulado “Acoso policial, violencia y acción arbitraria en barrios”, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) ya informó sobre el hostigamiento a jóvenes indígenas qom en la región de Resistencia. El miedo al control arbitrario durante los movimientos les atribuye de hecho la residencia en su barrio, señala el informe, que menciona “Un alto grado de frustración entre los habitantes de esta comunidad”.

“Ciudadanos de segunda clase”

Según el último censo, de 2010, más de 955.000 personas se consideran indígenas o descendientes de estas poblaciones en Argentina (para una población de 45 millones), abarcando un total de treinta y un grupos, incluido Qom. En la provincia del Chaco, el 4% de la población es indígena.

READ  Copa del Mundo 2022 Lionel Messi a cargo de Argentina para el resto de las eliminatorias

“El mito de los orígenes de Argentina sobreestima el componente europeo. Los pueblos indígenas eran preexistentes hasta la llegada de los europeos e históricamente fueron tratados como ciudadanos de segunda clase, más pobreza estructural, señala Pablo Wright, antropólogo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). La violencia policial es solo eso un aspecto de esta discriminación que la agenda política no tiene en cuenta. »

Tienes el 60,84% de este artículo para leer. El resto es solo para suscriptores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *