En Argentina, la inflación sigue perjudicando a las familias

Confundido, Rodrigo Aguirre espera para saber el color. Acaba de pedir 300 gramos de galletas en una panadería del centro de Ensenada, en una calle repleta de coloridos puestos, cafeterías y bancos de esta popular ciudad a 60 kilómetros al sur de Buenos Aires. «De todos modos, las cosas no tienen precio, te hacen pagar lo que quieres», comenta el jubilado de 76 años, ex empleado de una estación de servicio, en referencia a la inflación crónica del país. Este será de 180 pesos (1,50 euros al tipo de cambio oficial). «¿Es mucho, no es mucho? No sé. Los precios están fuera de control»queja. “¡Totalmente fuera de control! «,» Destaca, entre risas, la vendedora, de carácter inquietante. Aquí, en diez días, las galletas vendidas por peso aumentaron más del 14%, estimó.

Lea también: Este artículo está reservado para nuestros suscriptores. China afirma su influencia en Argentina

En febrero, la fiebre siguió subiendo: 52,3% de inflación respecto al mismo período de 2021. 4,7% en solo un mes, la mayor suba en los últimos once meses. Los precios de los alimentos subieron un 7,5%. Desde el 24 de febrero y la guerra en Ucrania, el precio del trigo, un componente esencial de la mesa argentina, ha subido, e incluso las familias más desfavorecidas que se han pasado a productos a base de harina, más saciantes, han subido. Y en pocos días el precio subió de 25 mil a 35 mil pesos la tonelada. El exceso se trasladaba a la harina y por ende al pan y todos sus derivados.datos del Ministerio de Agricultura, el 19 de marzo.

READ  El Manchester United odia tanto al Liverpool que Sir Alex Ferguson obligó a Gabriel Heinze a fichar por el Real Madrid, a pesar del deseo del argentino de trasladar a Anfield y de decir que 'no vendería virus' a Los Blancos.

Sin embargo, Argentina está lejos de depender del trigo ucraniano: el país exporta grandes cantidades (casi 14 millones de toneladas para la campaña 2021-2022, lo que lo convierte en el séptimo exportador mundial). Pero los fabricantes están en línea con los precios internacionales al alza.

Ya a mediados de marzo, el presidente decidió realizar una «La guerra contra la inflación», Cual es «Casi una maldición con la que tantos crecieron». Se han anunciado algunas medidas, como la creación de un fondo de apoyo a los precios de la harina, para volver a los valores de febrero. Este fondo es proporcionado por un aumento de dos puntos en los impuestos a la exportación de aceite y harina de soja, del 31% al 33%. Según anunció el gobierno control de precios Para tiendas nacionales, en una serie de productos importantes, como grandes cadenas de supermercados.

«gota en el oceano»

Te queda el 59,09% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.