Emoción y confusión, Argentina envía un último adiós a su leyenda Maradona

Buenos Aires | La jornada del homenaje nacional a Diego Maradona estuvo en la cúspide de las pasiones que despertó el ícono del fútbol argentino: pasional e indignante, con un despertar fúnebre, terminó en confusión antes de la salida de la procesión fúnebre que llevó a Diego Maradona a su lugar de descanso final. .

• Lea también: “Addio Maradona”: el piadoso y pobre Nápoles llora a su “rey inmortal”

• Lea también: Argentina y el fútbol pierden a su “dios” Maradona

• Lea también: Diego Maradona, icono del fútbol y todos los excesos

Una larga fila de miles de simpatizantes comenzó a vagar al amanecer por la histórica Place de Mai, esperando ingresar a la “Casa Rosada”, la sede de la presidencia argentina donde se organizó una capilla de fuego.

Una enorme cinta negra adornaba la entrada del edificio de piedra rosa, cuyas banderas estaban a media asta, signo de duelo nacional durante tres días.

Pero no todos pudieron despedirse de su ídolo y varios incidentes mancharon este momento de recolección.

El féretro cerrado que contiene los restos de la leyenda del fútbol, ​​cubierto con la bandera argentina y las distintas camisetas de las selecciones por las que jugó Maradona, especialmente las de la Selección Argentina y Boca Juniors reunidas con el legendario número 10, tuvo que ser movido. según una fuente del gobierno. Los defensores de su caso han estado trabajando para que la transcripción real de esta declaración esté disponible en línea.

También se produjeron enfrentamientos en las calles adyacentes con la policía utilizando balas de goma y gases lacrimógenos a cambio de proyectiles de todo tipo.

READ  tercera vacuna autorizada en Estados Unidos, escándalo en Argentina y restricciones

Luego de estos momentos de confusión, la procesión fúnebre partió hacia el cementerio Jardín de Paz en las afueras de Buenos Aires, donde se planeó un “servicio religioso” durante una ceremonia familiar privada.

Ante este agitado final de la jornada, con los puños en alto o la mano en el corazón, muchos fanáticos aún pudieron seguir frente a los restos de su ídolo, que falleció el miércoles, a los 60 años, de un paro cardíaco.

“Es un genio, es la gente, somos nosotros, es la vida y el amor”, dijo a la AFP Andrés Quintero, restaurador de 42 años.

“No puedo creerlo, no es posible, Diego no puede estar muerto”, gritó un hombre que salió del palacio presidencial apoyado por sus familiares entre lágrimas.

Familiares y jugadores activos o retirados, incluidos los compañeros de equipo del capitán argentino en el Mundial de 1986, acudieron a la capilla del fuego en privado antes de que se abriera al público a las 06:00 hora local (09:00 GMT).

“Diego, tu eres mi vida”

En el barrio de Boca de Buenos Aires, pero también en Europa en Nápoles y Barcelona, ​​lugares altos de la carrera del “Pibe de Oro” (“niño de oro”), la emoción se apoderó de los anónimos y de los grandes nombres. El balón redondo, de Pelé a Lionel Messi, pocas horas después del anuncio de la muerte del campeón mundial de 1986 el miércoles.

En Argentina, la emoción es inmensa. Miles de aficionados se reunieron durante la noche cerca de los estadios de los clubes donde Maradona ofició en Argentina: en Buenos Aires (Argentinos Juniors y Boca Juniors), Rosario (Newell’s Old Boys) así como en La Plata, donde se entrenó. Gimnasia hasta su muerte.

READ  Vietnam es un socio importante de Argentina en Asia-Pacífico política

“Diego, eres mi vida, eres la alegría de mi corazón”, coreó la multitud al unísono, los rostros de muchos cubiertos de lágrimas.

Y el malestar es global, símbolo del aura de la muerte: en India, sin embargo, el país del cricket, el estado de Kerala declaró dos días de luto oficial y un hotel donde se había alojado el argentino se transformó en mausoleo.

En Nápoles, donde Maradona, ex ícono del club, había ofrecido al Nápoles los dos únicos títulos de liga de su historia (1987 y 1990), todos los jugadores ingresaron con una camiseta de flores N.10 y el nombre de Diego Maradona el jueves por la partido de la Europa League contra el Rijeka.

Frente a las puertas del estadio San Paolo, que el alcalde quiere cambiar el nombre del estadio Maradona, los fanáticos cantan canciones a su gloria el miércoles.

Emoción planetaria

Si el planeta conociera su frágil salud, la noticia del fallecimiento de Diego Maradona provocó un torrente de tristeza en el mundo del fútbol, ​​donde solo el brasileño Pelé (80 años) compite en el ranking informal de los más grandes de la historia.

Jefes de Estado de muchos países también han enviado mensajes de pésame, prueba de que Maradona ha marcado espíritus en todas partes, a través de sus hazañas y excesos, oscilando entre grandeza y extravagancia por un lado, decadencia, drogas y polémica por otro.

En Italia, el diario deportivo La Gazzetta dello sport lamenta la “muerte del dios del fútbol”. “Dios ha muerto”, resume al unísono el diario francés L’Equipe.

READ  Diego Maradona: Porsche que perteneció al argentino subastado en París

Incluso Inglaterra, donde Diego Maradona dejó una imagen polémica por su famoso gol de gol ante los ingleses en los cuartos de final del Mundial de 1986 (“La mano de Dios”, en palabras de Maradona), saluda la genialidad del pequeño jugador.

Muy debilitado después de la cirugía por un hematoma de cráneo a principios de noviembre, Maradona murió de “edema pulmonar agudo secundario y exacerbación de insuficiencia cardíaca crónica”, según los resultados preliminares de la autopsia.

La vida de Maradona, nacido el 30 de octubre de 1960, estuvo marcada por numerosos problemas de salud relacionados con excesos de todo tipo que en ocasiones le hacían coquetear con la muerte. Al igual que en 2000 durante un infarto tras una sobredosis o en 2004 durante un segundo paro cardíaco cuando pesaba más de 100 kilogramos.

Maradona superó su adicción a las drogas duras hace unos años, pero siguió consumiendo alcohol, tranquilizantes y ansiolíticos.

Parecía muy deprimido cuando apareció por última vez en público a la edad de 60 años, y su abogado Matías Morla reveló que estaba atravesando un período de depresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *