el presidente está tratando de resolver una crisis de gobierno

Buenos Aires (AFP) – El presidente argentino Alberto Fernández intentó este jueves salir de una crisis de gobierno provocada por la reelección de su mayoría durante las elecciones legislativas de noviembre durante los alcaldes de los partidos.

El día anterior, cinco ministros presentaron sus renuncias al presidente peronista de centroizquierda, tres días después de que los alcaldes de la coalición gobernante se debilitaran.

Creado en 2009, el sistema de alcaldes generales de todos los partidos políticos, en el mismo día ya nivel nacional, es una característica argentina. Como la votación es obligatoria, estos elementos primarios son un barómetro a gran escala antes de votar.

Ante la iniciativa de los cinco ministros, cercanos a la vicepresidenta Cristina Kirchner, la jefa de Estado, en el poder a fines de 2019, pidió este jueves a su gobierno que deje de lado las “diferencias”.

“Necesitamos dar respuestas en línea con el compromiso que hicimos en diciembre de 2019 con la sociedad. Ahora no es el momento de plantear disputas que nos distraigan de este camino”, escribió Fernández en Twitter.

“La gobernabilidad seguirá como yo la entiendo. Por eso fui elegido”, agregó el jefe de Estado, quien se abstuvo en esta etapa de aceptar estas renuncias.

“Estoy aquí para informarles oficialmente que el presidente de la nación, Alberto Fernández, no ha aceptado ninguna de las renuncias presentadas”, dijo a periodistas Vilma Ibarra, jefa de asuntos legales de la presidencia, y agregó que el jefe de Estado tomar una decisión oportuna.

El acercamiento de los cinco ministros es interpretado por analistas como una forma de presión del expresidente argentino (2007-2015) sobre el señor Fernández para obtener una reorganización de su gabinete.

READ  No, este video no muestra disturbios en España.

El señor Fernández y la señora Kirchner “no se confían el uno en el otro y creen que el otro tiene libros bajo la manga”, dijo el analista político Carlos Fara.

– “La falta de empleo” –

Al mismo tiempo, decenas de miles de personas se manifestaron en Buenos Aires para exigir mejores condiciones de vida, informó AFP.

El llamado a la protesta fue lanzado por sindicatos y movimientos de izquierda que movilizaron a muchos residentes de los barrios obreros de la capital. Están pidiendo trabajo y más ayuda para hacer frente a las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

“No estoy ni a favor ni en contra del gobierno (…) Queremos trabajar, queremos fábricas”, dijo a la AFP Gisela, madre de tres hijos en los suburbios del sur de Buenos Aires.

Los movimientos peronistas habían convocado inicialmente manifestaciones de apoyo al presidente frente a la Casa Rosada, sede del gobierno. Fernández les pidió que se abstuvieran de reducir la tensión.

La insatisfacción pública con el gobierno continúa creciendo en un país en recesión en 2018, donde el producto interno bruto (PIB) cayó un 9,9% en 2020 debido a la pandemia.

El domingo, dos meses antes de las elecciones legislativas del 14 de noviembre, la coalición gobernante obtuvo el 31% de los votos. Enfrente, la coalición de centro derecha del expresidente Mauricio Macri (2015-2019) obtuvo el 40% de los votos.

Este último ha logrado grandes avances en la provincia de Buenos Aires, el distrito electoral más grande del país, considerado un bastión del partido de Fernández.

“No sé por qué les sorprendieron” los resultados electorales, dijo a la AFP Eduardo Belliboni, miembro del sindicato que participó en el mitin en la capital.

“Se puede ver que no viven en los barrios de nuestros compañeros, porque cualquiera podía ver la indignación por la falta de trabajo y educación”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *