El dinosaurio más grande jamás descubierto supuestamente desenterrado en Argentina

(Buenos Aires) El esqueleto no está completo, pero los primeros elementos analizados sugieren que los restos fósiles descubiertos en 2012 en el suroeste de Argentina son los del dinosaurio más grande jamás descubierto, según un estudio publicado este miércoles.


Agencia de medios francesa

“Lo que se ha encontrado hasta ahora son las primeras 24 vértebras de la cola, partes de la cintura pélvica, la cintura pectoral”, dijo Alejandro Otero, autor principal del primer trabajo sobre este titanosaurio, un grupo de dinosaurios de cuello largo cuyos representantes están en todos los continentes, publicados en la revista científica Investigación del Cretácico.

Sin embargo, el Sr. Otero explicó que los huesos largos, como el húmero o el fémur, que se utilizan tradicionalmente para hacer estimaciones precisas de la masa corporal, no se extrajeron de la roca en la que están atrapados.

Pero según el análisis inicial, los huesos de este saurópodo gigante de 98 millones de años, que data del Cretácico Superior, serían así “entre un 10 y un 20% más grandes” que los del Patagotitan mayorum, el mayor Titán patagónico. Hasta el momento, explicó el investigador de la División de Paleontología de Vertebrados del Museo de La Plata (sur), en un informe publicado por la Universidad Nacional de La Matanza.

Descubierto en 2017, también en Argentina, el Patagotitan mayorum pesaba alrededor de 70 toneladas, es decir, 10 elefantes africanos, medía unos 40 metros de largo y tenía un cuello muy largo.

El análisis anatómico realizado “actualmente no nos permite considerarla como una nueva especie”, afirman los investigadores en el informe, “pero la disparidad morfológica y la ausencia de elementos equivalentes respecto a los fósiles contemporáneos también nos impiden atribuir [les ossements] a géneros ya conocidos ”, enfatizan.

READ  El encabezado quiere ser el boletín de Shopify por correo electrónico - TechCrunch

El ejemplar fue localizado casi accidentalmente en 2012 en medio del Valle del Río Neuquén, el curso de agua más importante de la Patagonia Argentina, pero los trabajos de excavación no comenzaron hasta 2015.

“Es un ejemplar precioso, porque está prácticamente articulado y tenemos más de la mitad de la cola, muchos huesos de la cadera. Ahora todavía está mayormente enterrado en la roca y todavía nos quedan algunos años más para excavar ”, dijo José Luis Carballido, investigador que realizó estudios en la Patagonia.

“Sospechamos que la muestra se puede extraer por completo o casi por completo. Todo dependerá de cómo se realice la excavación. Pero más allá de que sea el más grande o no, el hecho de que aparezca un dinosaurio articulado, un dinosaurio de este tamaño, es algo extraordinario ”, alegra Alberto Garrido, director del Museo de Ciencias Naturales. De Zapala, en la provincia de Neuquén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *