“El desarrollo de clubes es incompatible con un enfoque puramente financiero”

Está claro que el fútbol no es una actividad económica como cualquier otra. Un inversor que desee dar un primer paso en este sector debe conocer varias características relacionadas con la bola redonda. De ahí la necesidad de que los recién llegados al ‘mercado’ del fútbol, ​​como los fondos mutuos, adapten su enfoque tanto como sea posible para lograr sus objetivos. Durante una entrevista con un abogado comercial Ecofoot.fr Soy didier bollmeyer Proporciona valiosos consejos sobre cómo funcionan los clubes de fútbol y los fondos mutuos.

En los últimos años, cada vez más fondos de inversión, especialmente fondos estadounidenses, han adquirido participaciones en clubes de fútbol europeos. Un movimiento que también se ganó a Francia con los ejemplos del Girondins de Bordeaux, LOSC o TFC. ¿Cómo explicar este nuevo “apetito” de dinero por el fútbol profesional europeo?

El fútbol europeo ha experimentado un auge increíble en los últimos años, en todos los aspectos y especialmente en términos económicos. En un momento en que los principales grupos de medios libran una brutal guerra comercial global, el fútbol se ha convertido en un “espectáculo” de poder único, capaz de servir como un importante productor de estos grandes grupos. Desafortunadamente, con los riesgos inherentes a cualquier escalada comercial, como el desastre de Mediapro en Francia.

Algunos fondos mutuos han estado observando de cerca este desarrollo durante varios años, y estaba claro que tarde o temprano entrarían al juego. Algunos, en las décadas de 1980 y 1990, comenzaron a interesarse en la especulación que podría llevar a la compra y reventa de los derechos económicos asociados con las transferencias de jugadores. En primer lugar y principalmente en Argentina y Brasil, el mecanismo de propiedad de terceros bajo los derechos económicos de los jugadores, conocido como “TPO” por “propiedad de terceros”, proliferó rápidamente en Europa en los años 2000-2010. Sin embargo, esta práctica resultó en múltiples violaciones y probablemente tendría un impacto negativo en el fútbol, ​​al convertir a los jugadores en meros “productos especulativos”. La prohibición de la FIFA a la TPO el 1 de mayo de 2015 llegó para detener esta peligrosa práctica.

READ  Comercio con Indonesia: los TLC se vuelven naranja

El dinero estadounidense es muy sensible a la dimensión global y global del fútbol.

Luego, algunos fondos se interesaron en la otra forma de especular sobre transferencias de jugadores, es decir, adquirir propiedad del club. El acceso al dinero para la propiedad del club fue más sencillo, ya que muchos de ellos se encontraban en una situación económica difícil y, al mismo tiempo, aumentó el valor de los derechos de televisión. El dinero estadounidense ha sido muy sensible a la dimensión global y global del fútbol. En su mercado local han logrado aprovechar el tremendo desarrollo del negocio deportivo. Luego creyeron que la fuerza emocional del fútbol, ​​su alcance global y el poder de algunas marcas, particularmente los clubes de la Premier League, les proporcionarían el mismo potencial de valor agregado que en el mercado estadounidense. Una vez que se saturó el mercado de clubes ingleses, el dinero estadounidense se desplazó naturalmente hacia el otro mercado importante del fútbol europeo, que es Francia.

Los fondos de capital riesgo generalmente adoptan un enfoque a corto plazo (de 3 a 7 años) para lograr el rendimiento esperado. ¿Este método de funcionamiento es compatible con la gestión de un club de fútbol profesional?

¿Son conciliables los fondos mutuos y los clubes de fútbol?




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *