El auge de las terapias dirigidas se ha visto obstaculizado por la falta de reembolso

« Hace quince años, saltamos de alegría con el anuncio de una nueva terapia dirigida o inmunoterapia. Hoy en día, las puntuaciones se presentan en todas las conferencias.El profesor Jean-Yves Blay se regocija. Al regresar de ASCO, el Alto Cluster de Oncología en el Mundo, realizado del 3 al 7 de junio en Chicago, el Director General del Centro Léon-Bérard, en Lyon, y Presidente de Unicancer no está satisfecho con su placer: “Todavía queda mucho por descubrir para brindar una mejor atención al paciente, pero es emocionante ver todos los esfuerzos y avances realizados”.

Leer también Este artículo está reservado para nuestros suscriptores. Por qué los laboratorios invierten cada vez más en el mercado del cáncer

Durante dos décadas, la guerra contra el cáncer, la principal causa de muerte prematura en Francia, que mata a casi 360.000 mujeres y hombres en Francia cada año, ha experimentado una revolución gracias a un fermento de investigación académica e industrial. Los números dicen esto: entre 2002 y 2021, más de doscientas nuevas sustancias activas contra el cáncer obtuvieron aprobación comercial en todo el mundo, más de la mitad de ellas solo en los últimos cinco años, según un cálculo del Instituto Iqvia.

Esta ebullición se debe en parte al renovado interés de los fabricantes farmacéuticos por este mercado, cuyo valor sigue creciendo (en 2021, su facturación alcanzó los 176.000 millones de euros), pero también a los avances en el conocimiento de los mecanismos de acción del cáncer.

La convergencia de la ciencia, la tecnología y los datos

Estos avances científicos han dado lugar a la denominada medicina de precisión, de la que las terapias dirigidas son, en pleno apogeo, uno de sus brazos armados. La idea es sencilla: adaptar el tratamiento de cada paciente a las características específicas de su tumor para que sea lo más eficaz posible. Así, a un paciente en tratamiento, por ejemplo, de cáncer de pulmón se le prescribirán medicamentos diferentes a los tratamientos estándar para ese tipo de cáncer, en función de la mutación genética que presente.

Las terapias dirigidas son más efectivas y causan menos efectos secundarios en los pacientes que la quimioterapia tradicional

Suficiente para abrir el apetito de los principales fabricantes de medicamentos, muchos de los cuales han asumido un papel en la oncología en los últimos años, como la británica AstraZeneca. Con la presentación de casi cien publicaciones en ASCO, una de las cuales sobre el tratamiento del cáncer de mama fue lo más destacado de la edición de 2022, el laboratorio ha hecho de la oncología su caballo principal. « Estamos en tiempos sin precedentes. La convergencia de la ciencia, la tecnología y los datos nos permitirá brindar tratamientos a los pacientes más allá de lo que podríamos imaginar. »Y el señala David Frederickson, vicepresidente ejecutivo a cargo de Oncología en AstraZeneca.

READ  Crisis en Francia, ¿riesgos para las personas?

Te queda por leer el 53,46% de este artículo. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.