Ecuador | 3.600 policías y soldados llamados para ayudar a asegurar las cárceles

(Quito) Tres días después de la masacre de la prisión de Guayaquil en el suroeste de Ecuador, el gobierno ecuatoriano anunció el viernes el envío de 3.600 refuerzos policiales y militares para “garantizar la seguridad” en todas las cárceles del país.




Santiago Pedra Silva
Agencia de medios de Francia

Durante una conferencia de prensa en Quito, la ministra del Interior, Alexandra Villa, dijo que el gobierno mantendrá “a 3.600 miembros de la Policía Nacional y Fuerzas Armadas movilizados de manera permanente y diaria en todos los centros penitenciarios del Ecuador” con el fin de “garantizar la seguridad”.

Al menos 118 reclusos murieron el martes en violencia de pandillas en una prisión del extenso complejo penitenciario de Guayaquil, la peor masacre en la historia carcelaria de América Latina.

La violencia del martes fue particularmente sangrienta, con cuerpos mutilados y decapitados.

Muchas familias de detenidos todavía tienen miedo de reconocer a sus seres queridos el viernes y esperan frente a la prisión o al depósito de cadáveres.

Video de su hijo decapitado

“Vine porque me envió un video en el teléfono móvil, reconocí su cabeza decapitada”, dijo a la AFP Armes Duarte, quien llegó a indagar sobre la suerte corrida por su hijo, cuya noticia no se conoce desde el lunes. “Solo tenía 15 días antes de ser liberado”, dijo.

Foto Fernando Mendes, Agence France-Presse

Dos mujeres esperan noticias de un familiar detenido en la prisión de Guayaquil en Ecuador el 1 de octubre de 2021. Un estallido de violencia mató a 118 personas, algunas decapitadas e hirieron a 86. Prisioneros de bandas de narcotraficantes rivales libraron una guerra armados con rifles y granadas.

Otro hombre, Daniel Villasis, perdió a tres hijos en la masacre, Johnny, Danny y Darwin. Se recuperaron los cuerpos de dos de ellos. “Pero la policía todavía no quiere darme un tercio de mis hijos”, dijo.

READ  Cámara de los Representantes Votar para organizar "soñadores" que llegaron a Estados Unidos menores de edad

Según estas familias, el pabellón 5 del pabellón penitenciario de Guayas fue atacado por miembros de bandas rivales, quienes lograron ingresar al edificio a través de agujeros perforados en las paredes.

Desde entonces, el presidente ecuatoriano Guillermo Laso declaró un “estado de emergencia” de 60 días en las 65 cárceles del país, donde la violencia ha sido frecuente durante años entre grupos criminales vinculados a bandas mexicanas.

Debido a la violencia reciente, el número de detenidos asesinados desde principios de año ha aumentado a 236. En febrero, 79 presos murieron en disturbios simultáneos en cuatro cárceles de tres ciudades, incluida Guayaquil. En 2020, el número de muertos fue de 103.

Según cifras oficiales, solo en el centro penitenciario de Guayaquil, donde se produjeron los recientes enfrentamientos, se encuentran 8.500 reclusos, con un 60% de hacinamiento.

Fotografía de Vicente Gaipur del Pino, Reuters

Familiares de detenidos rezan frente a la cárcel de Guayaquil, Ecuador, 30 de septiembre de 2021. Para los familiares de las víctimas, sin noticias de su hijo, hermano o sobrino, esperar frente a la morgue es una tortura.

El jueves por la noche, las autoridades dijeron que habían recuperado el control total del edificio.

Todo está tranquilo y los detenidos están en sus celdas. La jefa de policía, Tania Varela, confirmó que no se apoderaron de las habitaciones al final de un operativo que involucró a 900 policías y miembros de “unidades tácticas”.

el perdon

En declaraciones al ministro el viernes, el director de prisiones, Bolívar Garzón, dijo que el gobierno está considerando otorgar amnistía a unos 2.000 presos mayores de 65 años que padecen enfermedades o discapacidades.

READ  La administración de Biden fue sacudida por la victoria relámpago de los talibanes

La medida busca deshacer el sistema penitenciario ecuatoriano, con capacidad para 30.000 plazas, pero desde hace varios años enfrenta hacinamiento crónico, escasez de guardias, recortes presupuestarios, corrupción y guerrilla.

Por su parte, las Fuerzas Armadas manifestaron que realizaron “incautaciones de armas, municiones, explosivos y otros” en los accesos y accesos de las cárceles “por medios terrestres, fluviales y aéreos”.

En la única prisión de Guayaquil, los registros llevaron a la incautación de tres pistolas, 435 municiones, 25 armas blancas y tres cargas explosivas.

Las cárceles ecuatorianas superpobladas han sido durante meses escenario de violencia frecuente entre bandas de narcotraficantes vinculadas en particular a los masivos carteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

Hay 65 cárceles para 39.000 reclusos, la mitad de los cuales aguardan condena, y su capacidad es de unas 30.000, según cifras oficiales. Aproximadamente el 10% de la población carcelaria son extranjeros, en su mayoría colombianos y venezolanos.

El número total de prisioneros ha aumentado en un 30% en los últimos seis años, en comparación con el recorte del presupuesto de $ 150 millones a $ 99 millones durante el mismo período.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *