Eclipse solar total: el sur de Chile y Argentina cayeron en la oscuridad

Pucon | El sur de Chile y Argentina se sumergieron en la oscuridad durante más de dos minutos el lunes por la tarde, cuando la luna cubrió por completo el disco solar.

El espectáculo fue íntegramente en Argentina, en la región de Bariloche (sur), donde miles de personas se reunieron bajo un cielo teñido de azul, con gafas de sol.

Por otro lado, el espectáculo fue parcialmente mimado en Chile, 800 km al sur de la capital Santiago, por una lluvia continua, grandes nubes negras impidiendo ver con claridad la parte oculta entre el Sol y la Luna.

En la localidad turística de Pucón, a los pies del lago Villarrica, los chubascos continuaron aumentando en intensidad durante la mañana, dejando pocas esperanzas de ver el alineamiento Tierra-Luna-Sol, programado para las 13:00 hora local, por exactamente dos minutos. y nueve. segundos.

Pero en el momento del eclipse, las nubes se perdieron de espesor sobre la playa del lago, donde miles de personas estaban reunidas vestidas con impermeables.

“Fue hermoso, único. No teníamos muchas esperanzas de verlo debido a las nubes, pero fue único cuando el cielo se abrió. ¡Un milagro! “, Entusiasta Matías Tordecilla, de 18 años, trascendido por el espectáculo que vivió.

“Es algo que no se puede ver solo con los ojos, sino que se puede sentir con el cuerpo”, agregó el joven, quien condujo durante más de 10 horas con su familia para vivir este espectáculo cósmico.

READ  Dior se inspira en artesanos argentinos para el último Book Tote

Cinthia Vega, residente de Pucón, dice que sintió que sus “pelos se le erizaban sobre la piel” cuando cayó la noche.

Decenas de científicos aficionados o profesionales habían llegado hace unos días para instalar sus telescopios en las laderas del volcán Villarrica, uno de los más activos de Chile, en medio de la rica vegetación del sur del país.

No fueron premiados como en julio de 2019, durante el eclipse total en un cielo puro en el norte de Chile, en medio del desierto de Atacama, donde hay varios observatorios astronómicos.

Espectáculo total

En Carahue, más cerca de la costa del Pacífico, el eclipse fue vivido en oración por miembros de la comunidad indígena mapuche, la más grande de Chile, quienes ven en este fenómeno el fin de una era y el inicio de un nuevo proceso.

En la región de la capital Santiago, donde siete de los quince millones de habitantes viven con restricciones de viaje por el aumento de casos de coronavirus, la luz tenue fue pasajera y la temperatura bajó levemente.

La trayectoria de la sombra lunar, esta estrecha franja de 90 km en la que la oscuridad era total, comenzó en el Océano Pacífico, llegó a tierras chilenas antes de cruzar los Andes, luego cruzó el sur de Argentina de oeste a este antes de continuar hacia el océano. Atlántico Sur .

Cerca de la localidad turística de Bariloche en la Patagonia, varias familias esperaban ansiosas la llegada del eclipse. Un grupo de turistas estadounidenses esperaba no haber realizado complejos trámites administrativos y numerosas pruebas para detectar Covid-19 por nada antes de recibir los permisos para llegar a la ciudad.

READ  "Quiero ganar un Mundial con Argentina"

Pero el cielo permaneció despejado de nubes, mientras la luna comenzaba a mordisquear el sol, sumergiendo a los afortunados en radiantes sonrisas detrás de sus lentes, hasta el clímax donde el sol desaparecía.

Hay dos eclipses solares totales cada año, pero dependiendo de la época del año y la hora del día, son más o menos visibles para la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *