Discurso de Joe Biden | Dejar Afganistán fue ‘la mejor decisión de Estados Unidos’

(Washington y Kabul) El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el martes que su decisión de abandonar Afganistán fue la “mejor decisión” de Estados Unidos, una retirada que los talibanes celebraron como una victoria.




Leah Double y David Fox
Agencia de medios de Francia

“Estoy convencido de que fue la decisión correcta, la decisión acertada y la mejor decisión para Estados Unidos”, le aseguró Joe Biden, sin embargo, duramente criticado por la oposición republicana, durante un discurso desde la Casa Blanca.

Según él, Estados Unidos eligió entre una “salida o escalada” militar en la guerra estadounidense más larga, luego del acuerdo de su predecesor Donald Trump con los talibanes.

“No hemos terminado con ustedes”, le dijo al grupo yihadista “Estado Islámico” en Khorasan, que se atribuyó la responsabilidad del ataque que mató a más de 100 personas, incluidos 13 soldados estadounidenses, la semana pasada, en el aeropuerto de Kabul. Huelgas estadounidenses desde entonces.

En Kabul, estalló un tiroteo victorioso tras la noticia de la retirada final del ejército estadounidense, que elogió el éxito “histórico” de los talibanes, que regresaron al poder el 15 de agosto.

Les Américains étaient entrés en Afganistán en 2001, à la tête d’une coalition internationale, pour chasser du pouvoir les Talibans en raison de leur refus de livrer le chef d’Al-Qaïda, Oussama ben Laden, après du les 11 attent 2001 en los Estados Unidos de América.

Felicitaciones a Afganistán […] El principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, anunció este martes por la mañana, en el aeropuerto de Kabul, que esta victoria es una victoria para todos.

READ  Sequía en el oeste americano | Limitaciones históricas en la cuenca del Colorado

También en Kandahar, en el corazón del país de los pastunes, grupo étnico del que descienden muchos talibanes, resonaron gritos de alegría. “Derrotamos a la superpotencia. Hombres armados con trajes tradicionales corearon ‘Afganistán, el cementerio de las superpotencias'”.

123.000 personas evacuadas

Estados Unidos está de luto por unas 2.500 muertes y 2.313 mil millones de dólares en 20 años, según un estudio de la Universidad de Brown. Su imagen se vio empañada aún más por su incapacidad para predecir la velocidad de la victoria de los talibanes y su gestión de las evacuaciones.

El regreso de los islamistas al poder ha obligado a Occidente a evacuar a sus ciudadanos, pero es probable que los afganos también enfrenten represalias, sobre todo porque actuaron en nombre de fuerzas extranjeras.

Estas peligrosas operaciones fueron descritas el 26 de agosto como un atentado suicida que mató a más de 100 personas, incluidos 13 soldados estadounidenses. El Estado Islámico yihadista en Khorasan (EI-K) se atribuyó la responsabilidad del ataque, que se espera siga siendo una amenaza en el futuro.

Aún así, el presidente Joe Biden elogió el “éxito extraordinario” de la misión de evacuación el martes y explicó su determinación de atrapar a los últimos estadounidenses que quieren salir de Afganistán. El Pentágono dijo que más de 123.000 civiles han sido evacuados desde el 14 de agosto.

El martes, Qatar pidió a los talibanes que se involucren en la lucha contra el “terrorismo” y formen un gobierno “inclusivo”.

“Destacamos la importancia de la cooperación en la lucha contra el terrorismo”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, en una conferencia de prensa con su homólogo alemán. Qatar había desempeñado el papel de mediador en el proceso de paz entre el gobierno afgano y los talibanes antes de su regreso al poder.

READ  Se han identificado más de 400.000 casos nuevos en India

Miedo a volver

Desde su regreso al poder, los talibanes han intentado proyectar una imagen de apertura y moderación, lo que deja a muchos observadores escépticos.

Durante su anterior transición al poder entre 1996 y 2001, impusieron una versión muy estricta de la ley islámica.

“Queremos buenas relaciones con Estados Unidos y el mundo”, repitió Zabihullah Mujahid el martes. Anthony Blinken advirtió el lunes que Estados Unidos estaba preparado para “trabajar” con los talibanes, pero que “hay que ganar legitimidad y apoyo”.

Las actividades diplomáticas y consulares estadounidenses se trasladaron de Kabul a Doha, Qatar.

Como el resto del mundo, Washington seguirá de cerca en los próximos días lo que hagan los talibanes en el aeropuerto de Kabul, especialmente si permitirán que los afganos se muevan libremente al exterior como prometieron.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el martes que este aeropuerto tiene “importancia existencial” para Afganistán, para brindar el apoyo médico y humanitario que el país absolutamente necesita.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, también consideró “esencial” mantener abierto el aeropuerto de Kabul y prometió no olvidar a quienes buscan huir del régimen talibán en Afganistán.

Muchos afganos y occidentales temen el declive de los derechos humanos adquiridos en los últimos veinte años, especialmente para las mujeres, que han obtenido una educación, se han metido en la política o en los medios de comunicación.

Los islamistas prometieron no tomar represalias contra quienes trabajaron en el gobierno anterior y enfatizaron que trabajarían para formar un gobierno abierto a otras facciones.

“El Emirato Islámico ha estado librando la yihad durante los últimos veinte años. Ahora tiene todos los derechos para liderar el próximo gobierno. Pero sigue comprometido con la formación de un gobierno inclusivo”, repitió Mujahid. Beijing anunció que está a la espera de que la composición decida sobre un posible reconocimiento.

READ  Construyendo bases estadounidenses | Los talibanes advierten a los vecinos de Afganistán

El desafío más inmediato para los nuevos amos de Afganistán será encontrar los fondos para pagar a los funcionarios públicos y mantener en funcionamiento la infraestructura crítica (agua, electricidad y comunicaciones).

Los talibanes criticaron a Occidente por llevarse consigo a algunos de los afganos más educados y capacitados. Ahora deben abordar una gran tarea sin ellos: reconstruir un país y una economía devastados por la guerra.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, advirtió el martes de una “catástrofe humanitaria” en Afganistán, y pidió financiación para ese país.

“Se avecina una catástrofe humanitaria”, dijo, refiriéndose a la “exacerbación de la crisis humanitaria y económica” y al “riesgo de un colapso total de los servicios básicos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *