Después de una reunión sorpresa con Megan y Harry, Isabel II promete lidiar con las acusaciones de racismo.

El martes, la reina Isabel II aseguró al príncipe Harry y su esposa Megan su afecto, prometiendo tratar “en privado” las acusaciones de racismo de la pareja y asegurarse de que se tomen “en serio”.

Lea también: Otra lección de Oprah Winfrey

Lea también: ¡Libéranos de la propiedad!

Las explosivas confesiones del duque y la duquesa de Sussex a Oprah Winfrey, transmitidas el domingo, impulsaron a la monarquía a una nueva crisis que recuerda los días de Lady Diana, la madre de Harry, en la década de 1990, quien expuso públicamente sus problemas matrimoniales y luego murió en un automóvil. . El accidente perseguido por paparazzi en París.

Presionado para romper su silencio, el Palacio de Buckingham emitió un comunicado en nombre de la Reina, un evento poco común debido al terremoto que sacudió a la familia real, acusándola de no responder a los pensamientos suicidas de Megan y, a través de un miembro anónimo, cuestionando el tono de piel de su futuro hijo.

Y en el texto muy breve, “Toda la familia lamenta ver lo difíciles que han sido los últimos años para Harry y Meghan”, y enfatiza que la pareja y su hijo Archie “siempre serán un miembro de la familia muy querido”.

La ex actriz estadounidense Meghan Markle, de 39 años, y el príncipe Harry, de 36, en orden sucesorio de la corona, se fundaron un año en California, cuestionando la presión insostenible de los medios, el racismo, los medios británicos y el malentendido de la familia real sobre su estatus. Explicar su retirada de la propiedad.

Pintaron un cuadro sombrío de una “empresa” que, según Megan, a veces lloraba y rechazaban la ayuda que buscaba cuando estaba plagada de pensamientos suicidas.

READ  Plan de recuperación Se ha superado el estancamiento en el Senado de los Estados Unidos, pero las negociaciones están lejos de terminar

Sobre todo, hicieron que fluyera tanta tinta en el Reino Unido que han informado de conversaciones dentro de la familia real sobre el color de la piel de su hijo Archie, ahora de 22 meses, antes de que naciera.

Sobre la identidad de la persona que hizo esta pregunta, la pareja explicó que ni la reina Isabel II, de 94 años, ni su esposo, el príncipe Felipe, de 99, se encuentran actualmente en el hospital.

Algunos en el gobierno temen que las acusaciones socaven permanentemente el aura de la monarquía, en un país recientemente cuestionado su pasado colonial a raíz del movimiento Black Lives Matter, y cuestionado a raíz de la organización de la Commonwealth, Dear Queen.

Los jóvenes apoyan a los cónyuges

Los británicos están divididos sobre la pareja, con una parte de la prensa acusada de debilitar la monarquía en aras del interés propio. Según una encuesta del Instituto YouGov, el mismo porcentaje (32%) encontró que la familia real los trataba de manera justa o injusta.

Pero el 61% de los que tienen entre 18 y 24 años encuentran que no fueron tratados de manera justa.

El primer ministro Boris Johnson se negó a participar en el debate, contentándose con expresar su “gran admiración” por Isabel II. Pero consideró cercano al Sr. Johnson, el secretario de Estado para la Región del Pacífico, Zach Goldsmith, que “Harry es crítico con su familia”.

Observada por 17 millones de estadounidenses y luego por 11 millones de espectadores en el Reino Unido, la entrevista de la pareja se hace eco de una entrevista con la princesa Diana en 1995, en la que la asombró al quitarse el velo de su vida dentro de la monarquía.

READ  Un hombre fue acusado de abofetear a Macron en su juicio el jueves

El biógrafo de Diana, Andrew Morton, advirtió sobre “las repercusiones (de la entrevista) entre generaciones, al igual que la de Diana”.

Tengo

Palabras desgarradoras del príncipe Harry y Meghan Markle a Oprah

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *