Crisis en Haití | El secretario general de la ONU pide una fuerza «armada» internacional

(Naciones Unidas) El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió el domingo el despliegue de una fuerza armada internacional en Haití, el empobrecido país caribeño «paralizado» por una «trágica» crisis de seguridad bajo la influencia de bandas criminales y bajo la amenaza de cólera.

Actualizado ayer a las 22:36.

“El Secretario General insta a la comunidad internacional, incluidos los miembros del Consejo de Seguridad, a considerar urgentemente la solicitud del gobierno haitiano de desplegar una fuerza armada internacional especializada sin demora para hacer frente a la crisis humanitaria”, cuestionó el Sr. Guterres. Comunicado de prensa de su portavoz Stephane Dujarric.

Según el vocero, el señor Guterres “sigue profundamente preocupado por la situación en Haití, que enfrenta brotes de cólera en el contexto del importante deterioro de la seguridad que ha paralizado al país” en el Caribe.

Está previsto que el próximo Consejo de Seguridad se reúna para discutir la crisis en Haití el 21 de octubre, pero el secretario general de la ONU ya envió al consejo el domingo «una carta que describe las opciones para fortalecer el apoyo de seguridad», según la Resolución 2645 adoptada en julio. 15, señaló la fuente.

Esta decisión extendió por un año el mandato de la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití (Binuh), la estructura que reemplazó a la misión de mantenimiento de la paz de la ONU que intenta ayudar a la policía local.

«tomar el control»

En la carta presentada al Consejo de Seguridad por Guterres y obtenida por AFP, el secretario general de la ONU también denunció «bandas criminales que han tomado el control de infraestructuras estratégicas como el puerto internacional de Port-au-Prince y el principal puerto del país». «. Gasolinera (Faro)».

READ  Exasesor de Trump Steve Bannon condenado a cuatro meses de prisión

Además, se muestra preocupado, “En este contexto, hay un rebrote del cólera y la situación actual ha creado las condiciones ideales para un aumento exponencial (de casos de) cólera en todo el país”.

Naciones Unidas ya había advertido el jueves de los peligros de una «explosión» de casos de cólera en el país.

Después de que las fuerzas de mantenimiento de la paz introdujeran la bacteria en 2010, una epidemia de cólera se propagó durante 2019 y mató a más de 10.000 personas.

Tres años después, el anuncio del domingo de nuevos casos y las primeras siete muertes hizo temer un nuevo desastre cuando, con el último estallido de violencia, el país se quede sin combustible para dar agua potable a los habitantes y hacer funcionar los hospitales.

» Desesperado »

Desde la última detección del bacilo del cólera transmitido por el agua, se han confirmado 11 casos y 111 sospechosos, por el momento solo en la capital, Puerto Príncipe, indicó el jueves durante una video conferencia de prensa desde Haití al Coordinador Humanitario de las Naciones Unidas en el país, Ulrica Richardson.

Pero, dijo, «las cifras podrían ser mucho más altas», y agregó que se están realizando análisis en el extranjero para determinar si se trata o no de la misma presión que en 2010.

Desde el anuncio del primer ministro Ariel Henry el 11 de septiembre de un aumento en el precio del combustible, el país ha sido escenario de más violencia, saqueos y protestas. Desde mediados de septiembre, la terminal petrolera de Faro, la más grande del país, está cerrada por bandas armadas.

READ  Las autoridades iraníes amenazan públicamente a los manifestantes

A fines de septiembre, dos funcionarios de las Naciones Unidas calificaron al Consejo de Seguridad como una «catástrofe humanitaria» en este empobrecido país, ya que la situación alcanzó un «nuevo nivel de desesperación» y pronosticaron que este año «4,5 millones de personas (terminarán). ) sufren inseguridad alimentaria por encima del nivel de crisis o peor, incluidos 1,3 millones en caso de emergencia”.

El presidente de República Dominicana, Luis Abenader, ha anunciado que cerrará los 380 kilómetros de frontera que su país comparte con Haití si la crisis desemboca en una «migración masiva».

“Somos conscientes de que esta fuerza internacional tendrá los medios para evitar la migración masiva de ciudadanos haitianos hacia nuestro país, porque en este caso cerraremos las fronteras. […]. “Es muy peligroso recibir refugiados en grandes cantidades, por cualquier medio”, dijo Abinader en la aldea fronteriza de Djiboun.

Haití ha estado sumido en una profunda crisis económica, política y de seguridad durante años, y el asesinato del presidente Jovenel Moise en 2021 exacerbó gravemente la situación con un control cada vez mayor de las pandillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.