cincuenta | El fin de la icónica investigación sobre el asesinato de un adolescente negro

(Washington) El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció el lunes que cerró una investigación icónica sobre el asesinato de un adolescente negro en la década de 1950 que se convirtió en un símbolo de la lucha por los derechos civiles.


Los familiares de Emmett Till, un adolescente negro de 14 años que fue secuestrado, torturado y asesinado en 1955 en el estado segregado de Mississippi, se reunieron con funcionarios del departamento que les informaron de su decisión.

“No me sorprendió, pero mi corazón está roto”, dijo después su prima, Thelma Wright Edwards, de 90 años. “No se ha resuelto nada y tenemos que seguir avanzando”, dijo durante una rueda de prensa.

Emmett Till, de 66 años, originario de Chicago, visitó a familiares en el estado sureño. Una mujer blanca, Caroline Bryant, le aseguró que le estaba silbando y trató de acariciarla.

A raíz de sus acusaciones, el niño fue secuestrado. Su cuerpo fue encontrado 72 horas después en un río.

La madre de Emmett exigió que su ataúd se dejara abierto en su funeral, para que el mundo pudiera ver el abuso al que fue sometido. La historia ha registrado fotografías del cadáver mutilado.

Roy Bryant fue arrestado por asesinato y el esposo de Caroline Bryant, JW Milam, su medio hermano, fue absuelto por un jurado blanco. Debido a este fallo, los dos hombres blancos contaron a una revista cómo mataron al adolescente. Ahora están muertos.

El Departamento de Justicia reabrió la investigación en 2004, pero no pudo procesar debido al plazo de prescripción.

READ  Perú: el expresidente Vizcarra anunció que tenía COVID-19 a pesar de haber sido vacunado

En 2017, el autor de un libro sobre el caso afirmó que Carolyn Bryant le confesó que el niño no la había agredido.

Luego, el Departamento de Justicia reabrió el caso, pero los investigadores no pudieron determinar si ella había inventado o no su agresión. Durante su interrogatorio con la Policía Federal, “negó haberse retractado de su testimonio inicial”, según un comunicado de prensa emitido por el ministerio.

El ministerio agrega que “si bien cerró la investigación sin cargos, el gobierno no dijo que el testimonio de esta mujer en 1955 fuera cierto, y aún existen serias dudas sobre su versión de los hechos”, lo que fue contradicho por otros testigos. Pero, dice, no hay “pruebas suficientes” para procesarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *