Brasil | Son Bolsonaro saca sus bisagras para una historia de máscaras

(Río de Janeiro) La controversia sobre el uso de máscaras por parte de miembros del gobierno en Brasil, que se ha visto abrumado por la epidemia de COVID-19, se ha incrementado esta semana, incluso cuando uno de los hijos del presidente Jair Bolsonaro ha alcanzado niveles de vulgaridad en llamar a los periodistas “para calendarios”.


Medios de Francia

Eduardo Bolsonaro, el diputado y tercer hijo del jefe de Estado, fue suspendido por la prensa por llevar una máscara debajo de la nariz el lunes durante una reunión con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Es una pena que esta prensa corrupta que tenemos en Brasil esté satisfecha con estas preguntas enmascaradas. “Fulano de tal usa una máscara, el otro no”. ¡Puedes follarlos!

Eduardo Bolsonaro, durante una transmisión en vivo en redes sociales

“Estábamos ahí por trabajo, paramos tres veces, había una diferencia horaria de cinco horas. Cuando ese es el caso, no tenemos tiempo para ducharnos, vamos directo a una cita”, agregó el diputado.

El jueves, Alexander Padilla, un legislador de izquierda y exministro de Salud, respondió a estos comentarios con sarcasmo:

La enfermedad de Covid-19 no se transmite a través del ano. Suena tonto explicarlo, pero la familia Bolsonaro nos obliga a hacerlo.

Alexandre Padilla, diputado de izquierda y exministro de Sanidad

La delegación brasileña en visita oficial a Israel ya acaparó los titulares cuando el canciller Ernesto Araujo fue citado el domingo por no llevar su máscara luego de un discurso que pronunció para tomarse una foto junto a su homólogo Gabi Ashkenazi.

READ  [EN DIRECT 6 FÉVRIER] Todos los desarrollos epidémicos

En particular, el propósito de esta visita fue concluir acuerdos para el uso de un aerosol nasal anti-COVID-19 en Brasil desarrollado en Israel.

Con más de 270.000 muertes por COVID-19, Brasil es el segundo país más desconsolado después de Estados Unidos, pero el presidente Bolsonaro ha aumentado las apariciones públicas sin máscara, incluso mientras camina.

Hasta el miércoles, se registraron 2.286 muertes en 24 horas, un nuevo récord, ya que se cruzó el umbral de 2.000 muertes diarias por primera vez desde el inicio de la epidemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *